Cómo se parecen más a una chica

Si te gusta una chica timida, simplemente se natural y pregunta Ahora que ya sabes como actua una mujer timida enamorada y tambien te gusta, el siguiente paso es salir mas con ella. No te confíes en estas señales, tampoco lo consideres como que esta enamorada y solo tienes que tomarla. ¿como es la vestimenta? es una chaqueta verde oliva con un cinturón y usado con una camisa caqui y corbata ¿cuando o en que epoca se baila? El 2012 el Congreso de la República declaró el 7 de octubre como el Día de la Marinera ¿Quiénes la bailan? una chica y un chico ¿Cómo se baila? Cómo conocer los sentimientos de una chica. Averiguar los sentimientos de una chica es un tema complicado que se complica aún más debido al hecho de que sus sentimientos pueden cambiar y podrían no ser consistentes. Hay muchos indicadores... Este domingo el nombre de Rihanna se posicionó en el listado de temas de conversación en Twitter ante la ola de comentarios, memes y videos de la chica que se identifica como Priscila Beatrice ... Una chica que te sonríe, probablemente está tratando de decirte que le gustas. Hay excepciones ocasionales a esta regla, como la chica que está tratando de ser popular y le sonríe a todo el mundo. Pero la mayoría de las chicas no se molestan en sonreírle a alguien que no les gusta. Una chica muy tímida podría no sonreírte abiertamente. Para saber si le gustas a una mujer es necesario prestar atención a lo que dice, pero es mucho más relevante entender el lenguaje no verbal que muestra. Es decir, comprender el lenguaje corporal de las mujeres es esencial para saber si ella está o no interesada, ya que este tipo de comunicación nos proporciona mucha más información. Evalúa cuánto tiempo ha pasado, así como con cuánta frecuencia se ven. Así puedes encontrar un poco de claridad. Si solo se ven una o dos veces a la semana, entonces podrían no sentir prisa por hablar. Sin embargo, si hablan o se ven cada dos días, podrías querer hablar acerca de definir la relación más pronto. Cuando consigas una cita con la chica que te gusta, intenta hacer algo emocionante, como ir a un parque de atracciones, una excursión, canoa o cualquier cosa que despierte vuestras emociones. Si la chica siente emociones en la cita, las asociará a ti y será mucho más sencillo enamorarla. 10 posturas sexuales que harán que tu chica llegue al orgasmo a lo grande Hay ciertas posiciones para el sexo en la cama con las que acertarás y dejarás a tu chica 100% satisfecha NO HACE mucho, una chica que conoces se te acercó a decirte algo. Ella suele salir en tu mismo grupo de amigos y es una persona agradable con la que te gusta conversar. Sus palabras te tomaron por sorpresa, pues te dijo que le gustaría iniciar una relación sentimental contigo y quería saber si compartías sus mismos sentimientos.

Mi primer capiulo :3

2020.08.12 02:13 Librarii Mi primer capiulo :3

HERFANES
Capitulo 1.
- Ahhhh! – De forma brusca, algo la levanto – Soñé algo horrible, Melisa… Estabas muerta en mi sueño – Exhala – Al menos sé que fue una pesadilla solamente – Con el tremendo susto que recibió, agarro su almohada y volvió a acostarse - ¿Meli?, hey ¿Estas bien? – Tomo su mano, quiso ver si tenía pulso, su expresión facial se transformó en algo terrorífico, no sentía el corazón de su hermana – ¡Responde! ¡No me dejes! – Le hizo RCP esperando que hubiera alguna reacción – Meli… - Reposo su cabeza sobre sus brazos, y con lagrimas que recorrían sus mejillas, nariz y boca, solo podía rezar para que esta fuera otro mal sueño.
- Ahhhh! – Otra vez se despertó, pero ahora de verdad. En efecto, todo era falso, miro a su costado y no había nadie, se paró de la cama, y con sus pies desnudos, salió de su habitación. Bajo por unas pequeñas escaleras hechas de piedras, y camino cuidadosamente por el patio, justo en la zona de entrenamiento.
Ella salió a tomar un poco de aire fresco, a reflexionar un poco lo que había pasado. Mientras se lo planteaba escucha un sonido fuerte proveniente de la cocina, ella por su cuenta decide investigar, la luz esta prendida, lo que es raro a esas horas de la madrugada, se llevó un palo de madera que se encontró muy cerca de ella, de hecho, lo dejo ahí una noche anterior, abrió poco a poco la puerta, sin saber lo que iba hallar- ¡Te atrape! ¡Ahora dime que haces aqu…! – Su rostro de valentía se convirtió en decepción.
- ¡Sorpresa! Tardaste un poco Laria, tal vez dejarte una nota de venir aquí en vez de parecer un intruso era mejor, pero quería hacer algo más interesante y no tan típico, mira esto – agarro un cañón de confeti – Que raro, no funciona, a lo mejor si meto un cuchill... –Antes de terminar su frase, el cañón explota soltando un montón de confeti – Woah ¿No es genial?
- ¿Qué es esto Melisa? – Pregunta Laria
- ¿No sabes qué es? Es tu cumpleaños boba, eres adulta… En algunos países-
- Iugh
- No pongas esa cara – Melisa pone sus brazos cruzados – Mira, aquí están todos – Empezó a señalar – Ahí esta Marcos, Santi, Amber y otros que no me acuerdo su nombre jeje -
- ¿Y María y Silas? – Pregunta Laria
- Ah, ellos no pudieron venir, están un poco ocupados, pero no es nada contra ti, ya sabes cómo es esto, entre mas rango mas trabajo.
Antes de que pudiera celebrar el cumpleaños y soplar esas 18 velas, cerro con fuerza la puerta, todos en ese lugar se quedaron impactados – ¿No le habrá gustado el pastel? Jeje – Melisa intento hacer una broma para ligerar la tensión.
Afuera, en la zona de entrenamiento, Laria paseaba. Andaba molesta, todos sabían que a ella no le gustaban las fiestas ni los cumpleaños ¿Qué estaban intentando hacer? Pero más que eso, quería saber porque soñó lo que soñó ¿Significaría algo?
Esa duda la hacía sentir rara, solo sabía una forma de afrontar sus emociones, sea cual sea, fue directamente a la armería que estaba enfrente de la cocina y la zona de entrenamiento. Tomar con sus manos el arma con mas filo que había, y volver.
Sin antes darse cuenta, ya sostenía una espada tan filosa que el reflejo del amanecer se podría deslumbrar por completo, dirigiéndose al muñeco de practica que tiene el mismo tamaño de Laria, 1.83 aproximadamente, totalmente de madera. Se posiciono, agarro con fuerza el mango y se dispuso a atacar, fue tan duro el golpe, que dejo una marca en el muñeco tan notable, si hubiera tenido una espada del doble del grosor de la que poseía, seguramente lo partiría a la mitad.
- Oye – Le hablo Melisa – Sé que no te gusta nada de esto, pero quería hacer algo lindo por ti, digo, cumples 18 años, el mas importante, por fin podrás ser una líder, siempre has querido eso ¿No?
- Eso es lo que más me incomoda
- Vamos, seguro serás una gran…- Las palabras de Melisa fueron interrumpidas por una voz muy profunda, que cada vez que la escuchas sientes como si fuera una persona que no importa lo que diga, le sueles creer, que seguirías hasta el fin del mundo.
- Chicas, tenemos un asunto que tratar – Explico – Síganme
El peculiar hombre, las guio hasta la sala madre que está a una puerta de la cocina, del lado izquierdo. Es enorme, pero curiosamente muy vacía, no había televisión, ni sillones, en general ningún mueble u objeto que no fueran necesarios, casi todo se rellenaba con cojines, mesas pequeñas, libros. Las paredes llenas de espejos y obras de arte, autorretratos, algunos eran familiares, otros eran héroes para ellos, y porcentaje menor, eran pinturas llenas de simbolismos y filosofías.
Es tan grande el lugar, que había muchísimas puertas, tantas que hay 4 pisos repletas de ellas, Lo grande y ancho del lugar, mas el hecho de que no tenían muchísimos objetos creaba del sonido mas diminuto, un eco enorme, en especial cuando no hay nadie. Todas las habitaciones son de miembros, cada uno con su respectiva cama, baño, y alguna que otra pertenecía personal, solo pocos eran los afortunados en tener un cuarto separado de los demás, y entre las personas con suerte se encuentran Laria y Melisa.
El de la voz gruesa abrió una puerta que esta escondida detrás de una librería, Con una llave dorado que la tiene colgada en el cuello, pero que no se alcanzaba a ver por su saco que la cubría, Uso esa llave para girar la cerradura. Enfrente de ellos hay una escalera en espiral hacia abajo, los esperaba un camino tan estrecho que solo podían avanzar uno a la vez. El pasillo es como el de un bunker, al ser de concreto y teniendo unas luces blancas que parpadeaban, le daba un ambiente sofocante. Al llegar, una entrada de metal les negaba el paso, el hombre se encargó de dar una contraseña, antes de que hicieran un gesto, la puerta metálica se abrió, dejando ver lo que había adentro. Un centro, eso era. Un lugar lleno de libros, hojas en la mesa, en varios tablones e incluso en el suelo, todas repletas de información, de personas que siguen en búsqueda, objetos perdidos, secretos de países y facciones enemigas, así como los suyos. Los únicos que podían entrar ahí, eran los propios líderes y alguno que consideraban digno, por lo cual, casi nadie sabía de ese lugar, para la mayoría solo son rumores.
- ¿Que ocurre Padre? – Pregunto Melisa.
- Miren esto – El hombre es bastante alto, mas que Laria, alcanzando 1.95, piel blanca, cejas firmes, y unos ojos cafés que mostraban confianza ante la situación mas complicada, del mismo color tiene su saco y sombrero, un pantalón que combinaba con su zapato, ambos son igual de negros, en el caso de sus zapatos, podrías ver hasta tu reflejo – Hay un collar muy valioso que debe ser encontrado.
- ¿Un collar? – Pregunta Melisa intrigada.
- Si vale mucho, se dice que su valor puede ser llegar hacer de una hoya repleta de monedas de oro, hay coleccionistas que pagarían muy bien por esto – Fue directamente a Laria, toco su hombro y le dijo – Estamos esforzándonos a encontrarlo, no somos los únicos que la buscamos, con ese dinero podríamos pagar nuestros gastos, tal vez por muchos años.
- ¡Bien! ¿Cuantos iremos? ¿100? ¿200? ¡Espera! ¿Si somos 200 podemos llamarnos equipo Melisa? – Melisa con gran entusiasmo como siempre, le hizo reír a él, de mejilla a mejilla. Laria ni tan si quiera mostro un gesto.
Melisa tenía 14 años, Rubia, de ojos azules, de unos 1.63 metros y una sonrisa más grande que cualquier luna menguante, por lo cual su visión de la vida es graciosa y un tanto inocente, eso la distinguía de forma muy especial en ese lugar, y en el corazón de muchos. Se llama Melisa Lockheart, pero todos la conocían como la pequeña Meli.
Laria en vez de parecerse a su hermana, la diferencia entre ambas es enorme, cabello castallo, ojos oscuros, y mientras Meli siempre le encantaba estar rodeada de gente, Laria se sentía mejor en la soledad, incluso cuando entrenaba. Su visión del mundo es seca, como si nada le causara una respuesta que no fuera la de tirar la mesa e ir se. El Yin y el Yang plenamente representados en ellas.
- No Meli – Aclaro el hombre – Lo que necesitamos es cautela y sigilo, por eso iran los que pienso que están mejor en esta misión.
Melisa solo pensaban en una cosa
- Serán: Parlo Adam, Amber, Laria, Melisa y yo.
- Mm… Adam ¿Ese debilucho? – Laria entre dientes aclaro su disgusto.
- AHHHH, tiene que ser una broma SIlas – Melisa con una molestia, le replico
- ¿Pasa algo Meli? – Pregunto Silas.
- No… Solo que como ya comienzan las clases, no quiero sobre esforzarme jeje.
- Meli… ¿Qué te dije sobre las mentiras?
- ahhhh – Suspiro – “Si miento, le miento a mi dios, a mi padre y a mi”
- Bien, ahora dime porque no quieres hacer la misión.
- Iba a ir con unos amigos a Lucierna.
- ¿Sera pronto?
- Un poco después de entrar a la escuela.
- Okay, intentare…- Silas fue interrumpido por un regaño que seguro se escucho fuera de esas paredes.
- Meli estúpida – Dijo Laria - ¿En serio le prestas mas atención a tus amigos que a tu propia familia?
- Pero…
- Cualquier excusa no vale – Laria la siguió regañando sin perdón, verla enojada era como un tigre que no ha comido en años, y que se despertó para cazar, en algo todos los Herfanes estaban de acuerdo, y es que con una mirada podía hacerte temblar – Señor, perdón por esta molestia, Melisa estará preparada cuando usted lo ordene ¿Verdad Hermana?
- Si… - Melisa responde un poco obligada.
- Perfecto – Silas se puso sus lentes y se sentó en la mesa ovalada que se situaba en el centro de todo – Pueden retirarse, cuando consiga mas información, les daré la orden de ir, mientras tanto, entrenen, que las podría llamar en cualquier momento.
Laria y Melisa hicieron una pose de respeto, que consiste en hacer una reverencia con su cabeza de 5 segundos, mientras a su vez, agachan los dedos, meñique y anular, los demás dedos se posicionan de una forma singular, como lo que hace un niño para simular una pistola, y se lo ponen en el pecho. Melisa uso su mano derecha, y Laria la izquierda, para que el simbolismo signifique muchísimo mas, se debe utilizar la mano que mas usan, en el caso de Melisa es diestra, y Laria zurda. Después de los 5 segundos, se dan la vuelta y proceden a ir se.
En el pasillo en el que anteriormente estaban, volvieron a platicar Laria y Melisa.
- Oye Laria
- Mhh.
- ¿No te parece raro que ahora estamos buscando a un collar?
- ¿De que hablas? – Seguían platicando mientras avanzaban por ese espacio estrecho
- Todas nuestras misiones han sido de buscar información, o atrapar criminales ¿Ahora de pronto buscamos dinero y un collar? Y para colmo, es ultra secreto, por algo envió pocos, y cada uno de ellos son cercanos a él. Es raro.
Laria paro en seco – ¿Ahora te lo tomas en serio, después de avergonzarme enfrente de Silas? No seas tan quisquillosa, si él tiene un motivo hay que creerle.
- Si, lo sé, pero sigue siendo raro – Melisa reafirma su posición.
- Shh – Laria recurre a callarla – No digas nada hasta salir de aquí, seré tu líder y debes aprender a obedecerme.
Melisa no produjo ningún ruido, ni tan siquiera una expresión en su cara, simplemente se calló y ambas siguieron adelante.
Al salir de ahí, las dos se encaminaron a su habitación. El sol ya estaba en lo alto, al estar durante mucho tiempo encerradas abajo, cuando salieron a la superficie, fue un golpe duro en la cara, Melisa deseaba bajar de nuevo. Con un poco de molestia en sus ojos, subieron en la escalera de piedra que conectaba con el cuarto, abrieron la puerta y aunque no lo parecería de un principio, es enorme, machismo mas que los otros dormitorios.
Las paredes, el piso, las alfombras, las cortinas, los sillones (Uno de cada lado) Son azules, no había ningún color que sobresaliera más que ese.
Una cama matrimonial ocupaba la mitad de la habitación (Que también es azul), unos buros al lado de la cama, uno por cada lado, en ellos había ropa, libros, y alguno que otro objeto personal, en el caso de Melisa, tiene unos lentes, dentro de su estuche, y en la parte de atrás, la leyenda – Para mí bebe, espero que algún día puedes ver, lo que ninguna persona puede – Junto unas iniciales, la R y la H estaban muy remarcadas. Siempre le intereso saber de quienes son los lentes, y quien es o era R.H.
Laria también tiene un objeto valioso, consistía en un cuadro pequeño que ilustraba una flor, nadie sabía que significaba eso para ella, ni su propia hermana tenía esa información, no suele contar cosas de su vida.
Mientras la arreglaban, oyeron tres golpes con el puño cerrado en la puerta. Abrieron lo mas rápido posible pensando que era urgente, pero su preocupación se volvió alegría al ver de quien se trata. Un adulto joven, de tez de morena, con una estatura moderada, unos 1.85.
- ¡Parlo! – Melisa se sorprendió al verlo tan pronto, lo único que sabia de él, fue hace semanas, donde se enteró que está en una misión, pero solo Parlo y Silas compartían los datos.
- ¡Meli¡, ¡Laria¡, las extrañe chicas – Él es de todos los miembros, que mas ha estado con las dos, y el que mejor las conoce, se convirtió en un tercer hermano para ellas.
- Miren quien volvió, cuéntanos alguna historia, estoy segura que viviste alguna que vale la pena relatar.
- ¡Claro Laria!, he reído, sufrido, incluso amado – Ha Parlo se le escapo una pequeña risa – ¿y a ustedes? ¿Cómo les fue sin mí?
Sin clases, sin misiones, sin escuela, y ningún otro ocio, parecería que no había nada y que ambas estuvieran aburridas, pero a pesar, de que Laria en efecto se sentía un poco vacía, y solo pudo responder con un “Nada interesante”, Melisa veía cualquier cosa interesante y divertida, le conto sobre el día en que se lastimo en un entrenamiento, justo en la rodilla, pero que sus amigos estuvieron con ella, le hablo de que por curiosidad, siguió a una sola hormiga, hasta su hormiguero, de cómo casi le gana en Ajedrez a María, en fin, varias historias divertidas.
- Jajaja, me alegro por ti Meli – Dijo Parlo – Bueno, acaba de comenzar el día, tenemos mucho que hacer, las veré en la hora de la comida.
Después de que se despidieran, las hermanas Lockheart fueron a comer a la sala madre, habían llegado un poco tarde, pero todavía había algo para ellas. Melisa, Parlo, Laria, Amber, y Marcos se sentaron juntos en el piso para comer, todos querían saber lo que
Parlo había vivido en estas semanas, algunas cosas, no las pudo decir por razones de con fidelidad, pero intento responder todo lo que pudo
- Hey Parlo, dijiste que incluso amaste ¿Quién era? ¿Cuántos años tenia? ¿Cómo la conociste? Necesito saberlo todo.
- Cálmate un poco Meli jejeje, - Se podía ver el brillo en los ojos de la pequeña por saber - ah, pues fue una chica muy hermosa, la conocí en una panadería, trabaja ahí, le ayudé a subir unos costales de harina al camión, como tenía tiempo decidimos quedarnos un rato largo para hablar, fue alguien que me ayudo a no volverme loco en tiempos en los que la soledad era mi única amiga.
- ¿Te acostaste con ella?
- ¡Amber! ¿Cómo le preguntas eso?… ¿Pero lo hiciste Parlo? – Amber tiene el caballo gris y en forma de hongo, una estatura muy similar a la de Meli, ella no tiene pena con nada, es como si todo le diera exactamente lo mismo.
- No te preocupes, supongo que tienen curiosidad, pero esta Meli y le puede traumar mi respuesta – Todos se empezaron a carcajear, incluso Laria soltó una leve sonrisa
- ¡Oigan, dejen de tratarme como una niña! – Melisa quería reírse del chiste, pero mostro como un falso enojo para no darle la razón a Parlo.
- Pero eres una niña, je – Amber sacudió el cabello de Meli
- Jajajaj, para que negarlo, si fue divertido – Se dio cuenta no podía seguir ocultando su risa
En la comida, todos se la pasaron bien, contaron anécdotas y después de mucho tiempo, todos se sentía como una familia otra vez, aunque todo lo bueno debe terminar, y asi fue, enseguida de terminar de comer, entrenaron alrededor de seis horas, fueron a un patio que de hecho parecen terrenos, fuera de la instalación, es gigante, lo suficiente para que pueden albergar hasta 300 personas entrenando, con sus propios muñecos, pesas y largo etc., para sentirte que puedes mejorar en cada aspecto que desees, incluso hay maestro de varias artes marciales, que anteriormente también eran Herfanes como los propios chicos y adultos que siguen practicando.
Había cuatro tipos de rangos, el primero es el cargo de Lider, algo que solo tres personas actualmente lo tenían, Parlo, Maria y Silas, son lo mejor de lo mejor.
El segundo es la Elite, solo los que más tenían habilidad, inteligencia, fortaleza y que demuestran día a día su combate excepcional, entre ellos están Melisa, Laria, Marco, Amber y otros mas. Ellos no practican con los demás, sino en la zona de entrenamiento que está adentro.
El tercero consiste en practicantes o de plano gente que nunca alcanza a la gente de Elite, y realiza misiones de menor rango, algunos esperan ser de más utilidad en un futuro.
Y el ultimo rango es ayudante, son personas que generalmente no combaten, y se dedican a otra cosa, cocineros, jardineros, de limpieza o médicos, ellos suelen ser lo que mas apoyo consiguen para su estudio.
Una vez hayan terminado, suelen tener tiempo libre, Melisa fue con otros miembros a comprar helados, su favorito es el de vainilla, y en eso, Laria leía, un cuento, es interesante, habla de cómo un lobo dejo su manada, para buscar una mejor vida, un librito que normalmente se les contaba a los niños, pero eso no fue suficiente para que no le encante.
Como todos los días, llego la hora de dormir, se pusieron sus pillamas, cenaron, y se acostaron juntas, Melisa con el día tan gracioso y productivo que tuvo, iba a descansar bien, el problema es Laria, que cuando soñó lo de su hermana, no le pareció gracioso ni
para recordar, esperaba que en un futuro no pasara nada, y que olvidara pronto, esa terrible pesadilla.
submitted by Librarii to escribir [link] [comments]


2020.07.05 14:29 Chitose_Isei Madre con derecho quiere obligarme a casarme con su hijo y me falta el respeto. Termina espantada.

Madre con derecho quiere obligarme a casarme con su hijo y me falta el respeto. Termina espantada.
Buenos días a todos.
Explicaré mi primer encuentro directo con una madre con derecho. Había visto a gente con derecho antes, pero nunca me había enfrentado a una persona hasta éste caso. La historia transcurre más o menos una semana antes del confinamiento en España (9 marzo); a pocas semans de cumplir 21. Está transcrita de un audio de whatsapp que le envíe a una conocida que sabe de mi relación.
No me considero una chica muy guapa, de hecho bastante normal, pero sí llamativa por mi estilo. Es como una combinación entre el gótico y cuando le pusieron una camisa y unos pantalones con tirantes a Edward Manostijeras. Solo que con el pelo largo (alrededor de 70 cm, midiendo 1'69), los ojos verdes con ojeras y mirada asesina y una cara eslava, aunque no de modelo.
Ese día salí con mi pareja a tomar algo en algún bar. No solemos hacerlo debido a la diferencia de edad y porque se vería mal en su trabajo (es profesor de secundaria y -en mi caso cuando era estudiante- de bachillerato. Es un buen profesor y muchos alumnos lo quieren, mientras que tiene compañeros que le tienen tirria y aprovecharían cualquier excusa).
Estuvimos una media hora sentados en la terraza de una cafetería casi vacía tomando un café, y en algún momento vino un chico hacia nosotros. Lo había visto pasar cerca nuestro junto a una señora (su madre), y sentarse en la misma terraza en el otro extremo de nuestra mesa, justo delante de mí con varias mesas de separación. Se quedó frente a nosotros, mirándonos.
Miré a mi pareja, pensando que tal vez era un exalumno suyo. No sabría decir si tendría más años que yo; era alto y grande, hasta tenía una barba corta, pero he conocido a chicos como él que parecen tener 25 pero tienen 16 años.

  • P - Pareja.
  • C - Chico.
  • M - Madre con derecho.

P: ¿Ocurre algo, chico?
C, después de despertar de una especie de trance: Oh, hola. Querría aprovechar la oportunidad y pedirle salir a tu hija -me miró y yo puse mi mirada de "si te acercas te quedas sin un brazo"-. Quisiera intercambiar números... y eso, tal vez quedar algún día.
Me quedé un poco sorprendida, pero me hizo gracia lo de "pedirle salir a tu hija". Miré a mi pareja y él me echó una mirada de que debía contestar y que, a parte, él también se estaba riendo y necesitaba ver cómo seguía.
Yo: Ehm... No.
C: ¿Y eso? ¿Por qué?
Yo, intentando no fruncir el ceño: Porque no, no necesito una explicación.
C: Pero -entonces miró a mi pareja y murmuró antes de volver a su mesa-... Vale.
No me gusta que me entren, pero si son amables es soportable. Y aún podría decir el par de pelotas que debe tener para pedirle eso a una chica que va con su "padre", el problema es cuando empiezan a insistir o suenan desesperados.
El chico volvió a su mesa y mi pareja estuvo bromeando un poco sobre lo que acababa de ocurrir, pero en seguida volvimos a retomar el tema de conversación. De vez en cuando notaba algo raro en la otra mesa y al echar un vistazo, me pareció que la madre miraba hacia nosotros, pero pensé que era mi imaginación. Unos quince minutos después, mi pareja entró para pagar (me gusta pagar lo mío, pero él siempre insiste) y yo aproveché para ver rápidamente las notificaciones del móvil. Entonces, escuché una especie de suspiro-gruñido.
Al lado de la silla ocupada por él, estaba esa mujer bajita, posiblemente mayor de 40 y (increíblemente parecida al estereotipo "Karen") con el pelo corto y rubio, recogido en una pequeña coleta.
M: ¿Por qué has rechazado a mi hijo? -un poco confundida, observé alrededor buscando a ese chico, pero no estaba en ninguna parte-.
Yo: Perdón, ¿qué ha dicho?
M en un tono de superioridad teatral, con sus separaciones entre palabras: ¿Por qué has rechazado a mi hijo? Él ha venido muy educadamente a preguntarte si serías su novia y lo has rechazado.
Yo: En realidad no, me preguntó para salir y le dije que no. Ni siquiera sé quiénes sois.
M: ¿A caso no lo has entendido? Él se ha molestado en ir hasta aquí para preguntar si serías su novia. Podrías tener un poco de respeto por él.
Yo: Bueno, no le pegué, solo lo rechacé.
M: Ya, seguro. He visto como os habéis estado riendo de él. Seguro que fue tu padre quien dijo que lo rechazaras.
(En realidad, no sé con qué conclusión sacan que mi pareja es mi padre. No nos parecemos fisicamente.)
Yo: Nadie puede decidir con quien salgo. Además, ya tengo pareja es... -miré el interior de la cafetería, pero él no estaba, así que supuse que fue al baño-.
M: Te he estado mirando, serías una buena esposa, mi hijo es un buen hombre. Seguro que ese novio tuyo no existe, te lo acabas de inventar.
Yo, levantándome para empezar a irme: Señora, no la conozco. Deje de molestarme. Si su hijo busca novia, que se descargue Tinder o alguna mierda de esas.
M: ¿¡Cómo te atreves a faltar el respeto!? ¿Así que de esas páginas de pervertidos sacas a todos tus novios?
No sé cómo debía ser mi cara en ese momento, estaba a punto de reirme en toda su cara. A parte, seguro que mucha gente nos estaba mirando mientras pasaba: Señora, déjelo ya.
M: No hasta que aceptes a mi hijo. Te educará para que seas una buena esposa. Quiero nietos...

Yo al escuchar eso.
Bueno, allí es cuando vi a mi pareja salir de la cafetería y caminar hacia mí mientras sacaba un cigarrillo.
P: ¿Amiga nueva?
Yo: No...
M: ¡Señor! Sé que le dijo a ésta que rechazara a mi hijo.
P: ¿El qué?
M: Pero no voy a consentir que le falte el respeto ni a mi hijo ni a mí. A parte de mal educada, es una fresca; ha confesado que está saliendo con varios hombres a la vez de esas páginas de pervertidos.
P: ¿A sí? -me miró sugerentemente mientras intentaba aguantarse la risa-. No me diga.
M: Sí, tengo razones para creer que ha estado metiendo hombres a su casa y cobrando por ello.
Yo estaba flipando en ese punto, mi pareja abrió los abrió los ojos sorprendido mientras la madre cruzaba los brazos mirándome con una sonrisa de superioridad. Él me miró y me abrazó por la cintura.
P: Vaya, ¿no me digas que es solo el precio del café? ¿O es que tengo descuento?
Yo le di una palmada en el pecho mientras pasaba un brazo por sus hombros y soltaba una risita: También descuenta las veces que me paso por tu casa, las películas, los libros y el perfume que te pones.
Nos besamos rápidamente, pero no tanto como esa madre cambiando de tono de piel y expresión. Su piel empalideció casi como la mía y tenía una cara entre asombro y espanto tan grande que apenas pudo soltar un grito antes de darse la vuelta e irse rápidamente.
Nosotros también nos fuimos. No vaya a ser que llamemos más la atención.
submitted by Chitose_Isei to padresconderecho [link] [comments]


2020.06.09 22:34 DanteNathanael 12RPV.2: cuida de ti como si fueras alguien responsable de ayudar

¿Qué pasa con el corazón de un niño que ha crecido rodeado de grandes sueños y de circunstancias mediocres? El oro eventualmente se descompone en una gran ansiedad y resentimiento. Este patrón se repite una y mil veces, lo vemos en todos los que nos rodean, pero, ¿lo vemos dentro de nosotros? ¿Vemos como la vida y las cosas, las desilusiones, los corazones rotos y la inhabilidad para seguir adelante se reflejan tanto en nosotros como en ellos? La sociedad en su gran totalidad está compuesta por individuos totalmente rotos tratando de hacer lo mejor que pueden. El señor de la tienda cuya mayor parte del tiempo provee para su familia, es amable con sus hijos y quiere tanto a su esposa, no es muy diferente de aquel taxista que se la pasa solo al llegar a casa, se masturba cada noche y se despierta siempre pensando en cómo podría salir de su destino. No hay más diferencia que la historia que han decidido contar con los elementos de su vida. Probablemente, en algún momento, el taxista sufrió una serie de eventos traumáticos que lo llevaron a creer que no haría nada bueno con su vida, que sus sueños eran demasiado, que nunca podría hacer nada más que sobrevivir. El señor de la tienda, por otra parte, pudo casarse, tener hijos y mantener a su familia y a sí mismo con amor y cariño, proveyéndoles de bienes materiales y sentimentales, pero sigue preguntándose qué podría hacer mejor, qué podría haber hecho mejor.
De alguna manera puedo ver esto en las personas. No siempre estoy bien, pero todos los comportamientos son motivados por algo, algo muy dentro de ellos. Y me duele. Enserio me duele ver como ese chico o chica se detiene antes de sonreír, aquella chica se detiene cuando se da cuenta que está siendo feliz, aquél que se ríe de su alcoholismo, todos aquellos quienes aceptan la muerte como la única solución a su vida, y actúan activamente para acercarla, o para esperarla, a través de las drogas, las relaciones tóxicas, la comida, el trabajo, las redes sociales. . . . Y me gustaría poder dedicarme completamente a ellos, dar mi todo, todo mi tiempo, para poder verlos brillar, seguros de sí mismos. Pero no puedo. No puedo por la simple razón de que también tengo mis propios problemas, mis propios dolores. Y no es tanto su existencia la que me detenga, es que no me había encargado de ellos.
¿Por qué me deja un sabor amargo el ayudar a alguien? porque de alguna manera quisiera recibir esa misma ayuda. Sin embargo, siento que mis problemas no son tan importantes como los de los demás. Sentía que ya era un caso perdido, que no debía de preocuparme por mi propia vida, porque ya su valor había acabado, había relaciones rotas que no volverían a hacer, errores que me acompañarían por toda la vida, etcétera; así que lo mejor era hacer más mi vida para otros que para mí. Pero en el fondo crecía una depresión, una tristeza tan profunda y arraigada en mi que me separaba de todas las experiencias hermosas que podría traer la vida, porque simplemente me veía como alguien imperfecto, y toda esa fuerza para seguir adelante, prefería dársela a otros . . . no se preocupen por mí, con que ustedes estén bien, yo estoy bien.
Pero cuando la recibía, ocurría una de dos cosas: o la rechazaba, argumentando que no desperdiciaran su tiempo en mí, o absolutamente me rompía y decía que nada de lo que pudiera hacer me podría librar de esto.
Hace un tiempo conocí a una muy buena amiga, que me duele en lo más profundo del corazón su situación. Llegó a un punto en el que estábamos llorando mares, mientras ella me pedía que me fuera, que la dejara, que no me lastimara más estando con ella. Yo, por mi parte, lamentaba el no ser lo suficientemente fuerte, bueno, lo que fuera, como para poder sacarla de ahí.
El problema era que había un problema. Nunca pude ver más allá de la situación y lo que significaba para los dos. Cada momento de mi vida, como era absolutamente vacía de significado por su parte, estaba dedicado a de alguna manera poder ayudarla. Estaba tan sumido en los posibles lugares que podrían mejorar en ella, que perdí totalmente la pista de lo que ya estaba bien, no solamente en ella, también en mí.
Y luego las cosas empeoraron.
Pero esa es otra historia, que realmente no tiene importancia dentro de esta regla. Lo que si tiene importancia es lo que sucedió después. . . . Dicen que a veces, cuando avanzas a un lugar mejor, las cosas parecen estar peor, pero esto solo es momentáneo. Y es verdad. Después de querer arreglar todo, simplemente tomando en consideración ambas partes, las partes que podrían mejorar y las partes que ya estaban bien, un nuevo nivel de relación inter- y personal nació en mí: aquel de la apreciación y del cuidado.
El cariño y el amor, las fuentes de todo deseo de sanación, propia o no, son muy importantes. Pero el cariño y el amor son completos, son totalmente envolventes. El no dejar que envuelvan completamente al objeto del amor y al amante lo pervierten—o simplemente no se trata de amor para nada. También, ojo con los elementos que envuelve.
Totalmente envolventes. . . . ¿Qué significa esto?
Significa que el amor se da sin condiciones, parcialmente. Las parcialidades son las básicas: respeto, consideración, atención y valoración mutuos. De ahí en fuera, uno ama a la persona por lo que es, por lo que hace, por el potencial, y desea, con cariño, palabras de aliento, lo que sea, ayudarle a alcanzar más y mejores niveles, porque básicamente creemos que se merecen lo mejor. . . . ¿Y qué hay del que cree que todos merecen lo mejor? ¿No también merecería lo mejor, todavía más porque desea lo mejor para otras personas? (Incluso si no se tiene idea de qué es lo mejor, aún así se desea.) No podemos decir "no, nosotros no, yo soy esto y el otro," porque también la otra persona es esto y el otro. Quizás estemos muy conscientes de que esa otra persona tiene muchas fallas, pero aún así le deseamos lo mejor, ¿por qué a nosotros mismos no nos damos ese mismo aliento? ¿por qué negamos recibir esa misma intención?
. . .
No, no tiene sentido, ¿verdad? ¿Entonces porqué nos alejamos de nuestros sueños y activamente los saboteamos?
Yo deseo con todo mi corazón ayudar a las personas a alcanzar un nivel de vida super chingón, desde la raíz. Deseo una relación de amor absolutamente completo con mis amigos, mi esposa, mis hijos, mi familia, mis compañeros y aquellos que trabajen/estudien conmigo, el señor de la tienda, el florero que me da sus mejores flores para mi preciosa, el maestro de mis niños, el mesero, el del uber, aquella persona que nos encontramos en la calle, todos, todos, todos. . . . ¿Acaso podría llegar a ser y tener todo eso si no pensara en que me es posible tener todo eso? El cumplimiento de estos deseos tienen que ser trabajados activamente en desde que los tenemos. No podemos querer amor y no amarnos a nosotros, porque si uno ama realmente a alguien, quiere darle lo mejor de sí mismo a ese alguien sin excepciones. Si, inclusive a nosotros, porque reconocemos que no somos seres perfectos, que tenemos fallas, que no hacemos ciertas cosas que nos gustaría, y que, a la vez, deseamos ser mucho más, quizás deseamos ser más hermosos, más "voluptuosos," más inteligentes, más honestos, más lo que sea, pero no lo somos, y sin embargo, dentro de esas limitaciones, como muchos en la sociedad, somos capaces de hacer cosas magníficas.
Está bien llorar, está bien el estar triste. Sin embargo, no está bien el creer, no importa cuánto nos caigamos, que no podemos alcanzar aunque sea un poquito de nuestros sueños. Para ser lo mejor, debemos de querer lo mejor para nosotros, así como nosotros queremos lo mejor para los demás.
Y también, en la medida de lo posible, apegarnos a la tercera regla: sé amigo con personas que quieran lo mejor de ti.
submitted by DanteNathanael to DanteNathanael [link] [comments]


2020.05.06 07:08 DanteNathanael "Ahora"

Tratando de descubrir mis verdaderos sentimientos, también he encontrado muchos que se contradicen entre sí. Estos contrastes no me parecen malos en sí, sería peor no darles un poco de mi atención para finalmente dejarlos ir. Es por esto que el estilo es mucho más corto. Todo lo demás en mi cabeza suena como rock, esto suena mucho más lento y psicodélico, como algo de Tame Impala si Kevin Parker fuera rumano/francés, nieto de Cioran.
El último verso es de un poema que escribí hace mucho como un proyecto de Literatura, como un pequeño easter egg, y también una segunda parte . . . pues siempre fue bien fácil decir que era para esta otra chica, cuando en realidad la que más se me cruzaba en la mente al escribirlo era ella. Estaba tratando de decidir si realmente me gustaba, y el por qué. No quería subirla al estatus de diosa, como lo había hecho antes, y tampoco quería que se volviera el único soporte o lo único de valor que tuviera en mi persona, como lo había hecho antes . . . también quería cerciorarme de que realmente me gustara, y que no fuera simple atracción por su cuerpo. Recuerdo mucho que estábamos completando el poema en el salón, junto con otra compañera, y fueron los minutos más felices de mi vida, pero a la vez me sentía bien estúpido, porque mi mentira, aunque tuviera sentido, más adelante tendría consecuencias.
¿Cómo por qué enseñaría una carta que le iba a dar a alguien más? Jajajaja. . . .
(Ahora)
Déjame escoger
por cual causa voy
ahora a morir, si no eres tú,
tus ojos y tu cabello
tan in—

Y arde tanto.
Y tan adentro.
Y así no sé
qué decir.
Ahora ya no
sé quién soy. . . .
Um. Si algo . . .
. . . algo que puede ser . . .

¿Pero qué significa dejar ir,
sí nunca supe qué perdí?
Trágame, muerte . . .
ahógame, ahora . . .
oh, trágame ya . . .
o enséñame ya . . .
cómo perdí todo
dando mi vida,
y por qué duele y duele y duele.

¿Qué significó todo esto?
¿Qué significó todo esto?
(¿Qué significó . . .?)
¿Quién me abandonó?

¿Pero qué significa dejar ir,
sí nunca supe qué perdí?

. . . pues si no lo hubiera, lo creaba;
pues si en verdad te amará, moriría.
submitted by DanteNathanael to DanteNathanael [link] [comments]


2020.04.26 06:04 DanteNathanael Sal de Amanecer - Parte 1: Capítulo I.1

Así termina el día: el reloj da la última hora sobre su circunferencia y reinicia, pero él, reflejado en el centro, lo único que puede ver es cuánto tiempo ha perdido.
Detrás del vidrio circular, vector mayor y menor del tiempo apuntan rectos hacía el opaco cielo. Desfigurados claustros posthervoreos avanzan lentamente en fila bajo la fría atmosfera de las ultimas suelas anuales de Leo. En las sonrisas de luna que logran aparecer de vez en cuando entre las grietas de la troposfera, se puede oler el petricor proveniente de la naciente Aura, cortesía de la recién bautizada Katia, vanidosa hija del vórtice tropical buscando la manera de tragarse en sus cabellos efluentes la luz del Sol, para escupirla fría, difuminada y obscura—Coyolxauhqui en el reino de Tonatiuh, imponiendo desde el ojo de su vientre atmosferas extranjeras con apocalipsis en mente, despertadores para los oxidados engranajes del mecanismo tectónico.
Debajo de todo, por fin arriba, él espera . . . no hay nada, ni tampoco ha llegado a su cuerpo. Cierra los ojos por pequeños lapsos que culminan en un esfuerzo por mantenerse despierto cambiando de posición, solamente para cerrarlos otra vez y hacerlo de nuevo. La noche cae en el horizonte lentamente, el invisible manto de estrellas moviéndose silenciosa mientras los sifones oculares, pupilas negro esterlino, llevan esa luz que hace posible verlos al reino de la inconsciencia, la promesa de vida progresivamente desvaneciéndose estrella a estrella, bulbo a bulbo, interruptor a interruptor. La cantidad de silencios a su alrededor crecen, los pasos del Sueño cada vez más audibles juntos con las campanitas llenas de almas chocando entre si paso a paso . . . el deseo de pertenecer a ellos aumenta, pero el brillo cuadrangular pide un poco mas de compañía. Y con un largo bostezo Somnolencia llega, y con ella . . .
. . . llega un bólido balido expulsado del interior de alguna casa vecina, atraído por la fina influencia de sus oídos. Refunfuña tal Caguamo, meneando la cabeza exhalando frustración en torrentes sincopados a las flautas tocadas por el viento entre árboles, edificios y telarañas de cobré y PVC. Deseando reanudar su ritual con ella, quién ya ha vuelto a la seguridad de las sombras, sin saber a estas alturas de su vida una manera constante de atraerla de nuevo cuando quisiera, y sin una vibración reciente en su mano, comienza a platicar con Caguamo, como ya es costumbre, que lo espera, con un poco de frío, en la base de la plegable escalera de aluminio que uso para subir a la azotea.
"¿Qué piensas de las ovejas, 'Wamo?"
"¡Aarf! Ggrarf, arf aarf raff . . . Raf."
"Claro, si son deliciosas, ¿pero alguna vez has visto una?—viva, no en carnitas, digo—no te parecen un tanto, no sé, ¿estúpidas? ¿inocentes?"
Caguamo levanta su rostro confundido, pequeños aglomerados de hielo hay en sus bigotes, hacia su dirección. No había comentado nada sobre su sabor . . . pero claro que lo amaba. El olor característico de un domingo, con todo y sus meteorológicos tintes religiosos, volviendo el aire más pesado, difractando la luz en un espectro más cálido, colores para algunos hogareño, que llenaría sus corazones de calor con tan solo recordarlos, pero para otros el más simple y doloroso indicador de su soledad. . . . Para nada. Caguamo compartía con su compatriota humano el dolor auditivo que era aquella nueva inquilina, con la furia propia de un chihuahua.
Dentro de las sombras, el panorama cae. Los antenados, cableados y apilados bloques negros del horizonte pronto y lejano, melenas construidas de borrosos aluzamientos y brillantes bocas poligonales adornando las caras de planas obscuridades, caen hacia arriba, inversa gravedad circadiana del profundo y fluido negro que ella ha derramado con un beso entre la superficie de sus ojos y el anverso de sus párpados. Al chocar con las magmoides nubes prekatianas liberan paquetes electromagnéticos atrapados en altas estacas de acero, vibrando al llegar a su celular, movimiento periódico que quizás no en fuerza, pero si en ritmo, es indistinguible del rebote asiento-trasero del puñado de pasajeros sentados en el metro. Todos, despiertos o no, recorren alabeadas e invisibles guías al destino de siempre . . . ¿Por qué habrían de dudarlo? En la ceguera impuesta por la subterraneidad (que dos días antes había celebrado su cuadragésimo octavo cumpleaños) las sensibilidades autogeolocalizadoras necesarias para notar que efectivamente, así como al dormir, flotando en los vientres del Sueño, el rumbo, el final, habían cambiado bruscamente por capricho de Alea, eran inmensamente escasas. Dormidos a la mitad, tan cerca y tan lejos de descansar en paz, frunciendo seños, formando sonrisas, asfixiándose a efecto retardado es su apilación horizontal, son llevados a un lugar que reconocen como el mismo, pero que no podría estar más lejos de serlo.
Las ofrendas de todos los alabastrones presentes se alzan hacía los ventiladores negros.. El sonido generado por el vórtice es solamente audible cuando el metro se paraliza en miedo, junto con todos adentro. Buscan quedarse callados, el más mínimo sonido puede ser malinterpretado. La respiración disminuye, las lenguas paran de moverse en sus cavidades bucales, los audífonos empiezan a susurrar, aquella comezón debe de esperar . . . ¿esa luz estaba parpadeando cuando subí? La obscuridad del túnel empieza a multiplicarse, extendiendo su cuerpo en contra de las ventanas, crujiendo, vibrando . . . nadie parece notarlo, pero, pero, lo oyen, ¿no? Cada vez todo se hace más fuerte. . . . Es . . . no no, solo es el reflejo de sus audífonos en la ventana. Ja. Juré que era un rostro afuera de la ventana . . . está dentro, ¿no? ammm, no . . . algo definitivamente se acerca . . . viene de muy lejos, corriendo por el túnel, trayendolo consigo . . . si, los oigo, oigo sus dientes castañeando de hambre, deletreando mi nombre en sus estómagos. . . . Aquí vienen. . . . Un gran borrón naranja pasa hecho la Mocha por las ventanas, silbando crujiendo, cientos de siluetas difuminadas entre si derritiéndose por la velocidad en la obscuridad de su anonimato . . . nada fuera de lo usual. Mira todo pasar, suspirando en alivio. Vuelve a cerrar los ojos. Por lo menos hasta que oye el rechinido de los frenos. Cara a cara, no se atreve ni a ver los reflejos que piden un poquito de sus ojos, una mordida visual, un grito inaudible clamando por digestión cerebral . . . siente que algo se abre paso sobre el mar capilar, sale por la ventana y aterriza en el techo con un estrudendo. Lo único que puede oír es el ventilador succionando sobre al aire que exhala pesadamente. Sudor empieza a ser secretado, el calor aumenta hasta que algo sobre ella empieza a decir, un susurro encantador, un gran siseo, mientras todo yace unánime y petrificado, "Si recuerdas qué es la luz al final del túnel, ¿no?" Ella no responde. "Parece que no . . . que lástima, pensé que lo recordabas." Trata de alertar alguien, pero todo está hecho piedra, incluso ella, de la cabeza para abajo, su miedo y eso lo único con aparente permiso de moverse. "Aura, Aura . . . la luz al final del túnel es otro tren . . . la luz al final del túnel—" Por fin logra alzar la cabezs, sumida en miedo, sudor y desesperación, en el momento exacto para ver cómo el ventilador ya no está girando, y entre la rejilla desciende rápido como la Miseria, "—s o y y o."
Al fondo del vagón, visibles a través de un infrecuente valle de espaldas, dos hombres se saludan con los puños, uno de ellos silbando la melodía de Mi destino fue quererte. Sin soltarse, el otro, vestido de azul, mangas arrugadas y recogidas hasta el codo, revelando un reloj en cada muñeca, empieza a cantar “. . . maldigo al amor.” Sus manos empiezan a bailar en el reducido espacio que tienen. Muchos empiezan a sentirse incomodos, no están acostumbrados a ver la felicidad nacer de la nada. Un muchacho empieza a sonreír con ellos mientras que en los altavoces se les da los buenos días a todos con información sobre la estación que se aproxima. Sí, sí, nunca debes de olvidar sonreír. . . . Parece que él pensaba lo mismo hasta que entre gritos inesperados, Aura despierta del trance y logra ver en su cara una mueca para que la tierra se lo tragase, tirando la pequeña sonrisa que había logrado extraer de su interior al aire, el ventilador succionándola . . . pero la tierra ya se los había tragado a todos: el roce de su pene contra las nalgas de un señor habían despertado las fantasías reprimidas de su juventud, liberando a manera de supresión insultos y movimientos para mentarle la madre:
“Para pendejo no se estudia.”
“¿Lo dice por experiencia?”
Pero el peso del Amanecer hunde su rostro y su vigilia de nuevo entre cientos de suaves pelos sintéticos, propios de su almohada—afelpada chaqueta color cobertor, modelo hombro, con olor a suavizante y perfume—dejándola salir seis estaciones después de la planeada. Su destino es la escuela, la maldita escuela.
“¿Si pasaste?”
“Si, y no gracias a ti, maldito ‘storbo,” corriendo a las escaleras, 4 pasos por cada paso de persona normal.
Ring-ring. Extraída de la cama, Alán expide una serie de bostezos indivisibles. Coloca su desnudo pie izquierdo sobre la fría gravedad, espera un segundo, y descansa el derecho sobre la rejilla del compañero delantero. Con una mano silencia la desesperada alarma, con la otra vierte tinta negra de su pluma en símbolos latinos, pigmentos diluidos formando cadenas que denotan en claro-obscuro las ideas recibidas sobre el papel adiestrado. Las lagañas que bordean sus ojos se extienden en trenzas segmentadas hasta la tenue cuadrícula azul con fondo blanco, medio centímetro cuadrado de blancura, treinta y seis por cuarenta y nueve cuadritos, más bordes—blanco como el de su pijama, procediendo a quitársela con sonambulico fervor: primero la camisa, revelando la falta de ropa interior superior, enseguida los pantalones, dejando como huella de su presencia un patrón pintado en carne viva, montañas en contracara a las presentes en el elástico que lo mantenía adherido a su cintura. Todo cayendo a la misma velocidad. Al pasar a la siguiente página, esquina superior derecha, continua cepillándose los dientes, arriba-abajo, escribiendo izquierda-derecha, palabra tras palabra, deslizando sus ya calcetados pies dentro de un cómodo calzado sucio. Primero izquierdo, cruz, orejitas, nudo iniciando por la derecha, otro nudo más, después derecho, lo mismo. Seguridad, firmeza, libertad, alas para volar hechas de nilón y algodón. Finalmente ha acabado, la clase ha terminado y todos podemos relajarnos hasta que arribe otro metro atrasado, trayendo el clima del túnel, los vientos estacionarios presentes en la obscuridad llenando las arcas del andén, aventados a treinta kilómetros por hora más su velocidad natural. Variable. Demasiado variable. Cierra los ojos, no quieres que nadie entre en ellos, no quieres que nadie vea lo que hay en ellos.
“¿Por qué siempre llegan tarde?" Y al verlas tomadas de la mano, Alán añade "—¿y juntas?”
Un par de huh's desentonados y unísonos, lagrimitas de bostezo saliendo de los ojos de Kessandra y la anillada por Insomnio mirada perdida de Aura le responden.
Se toman de las manos en la forma particular de "hermanas" recién reconciliadas. El pulgar e índice de Kessandra formando un anillo falángico que, con sus internas sombras, logra diferenciar los de otra manera indiferenciables pigmentos de sus pieles, PMS P 37-9 C, dinámico a la temperatura ambiental y corporal—la anchura y profundidad de sus pares de ojos el único punto de anclaje del que todos pueden decretarlas como amigas, en vez de familiares, diferentes constelaciones, misma obscuridad.
"¿No han visto qué hora es?" continúa Alán.
Kessandra al fin se atreve a verla—09:07—al levantar la cabeza hacia el cuadrangular reloj sobre el pizarrón. Al bajarla, la punta de su nariz despliega el panel de notificaciones del estratégicamente posicionado celular de Asán, donde antes de retroceder y levantar sus puños, vislumbra debajo de la hora atrasada por un minuto, una serie de mensajes insoportablemente falsos con una tal "Linx", que días antes, vagando por las calles que de alguna u otra manera conectan a la burbuja de existencia de la preparatoria con el mundo exterior, la había visto con él, tomados de la mano, compartiendo con bromas y risas altisonantes una orden de tacos de canasta, frijol y papa por el olor, con un helado de la nevería más cercana, fresa, uva y choco-chips, caminando a una velocidad casi lo doble que la suya hacia Tlalpan.
"Shiinga tu madre, pende—" Entre i'es y e's, burbujea a la superficie de su consciente sensorial el espacio negativo, ciento cuarenta y tres punto ocho por sesenta y nueve punto cinco por ocho punto cinco milímetros, dejado por el vacío que su celular creó en su mochila al saltar de su posesión a la de otro sin su permiso, retribución monetaria o ya de mínimo un "gracias," apagando el final de su oración mientras Aura, ahora libre, camina hacía su lugar. Una mirada registra cada uno de sus movimientos.
Caminando, suelta un suspiro. Todos creen que se trata de un lenguaje pneumático por descifrar, pero nadie se atreve preguntar. Ella misma se ha percatado de esto, por lo que de vez en cuando expira versos de Blake y Lorca en un amateur morse. Pero hoy no se trata de eso, pues al saludar al resto, se pregunta cómo es que llega todas las mañanas sin recordar el trayecto ("¿Qué onda?"), con la ligera sospecha de haber vivido ya éste día ("Hola Aury, te ves preciosa." Ay: "Gracias, bebé.") de manera exacta. ("Hola chicos.")
Al ajustarse los garabatos del pizarrón poco a poco a sus ojos, cree haber leído algo relacionado a lo escrito alguna vez, aunque la memoria visual de un "proceso subconsciente" no puede ser traída a la consciencia, y las palabras "arco reflejo" sólo le recuerden a la entrada de su hogar anterior, memorias de un domingo por la mañana. La sigue mirando.
Con el Sol alcanzando su cénit, montañas apenas visibles, rugir incesante de motores, cláxones, comercio, pasos y risas sobre los pasillos, las paredes haciéndose más chicas con el paso del día, el reducir inquebrantable de la paciencia y los niveles de atención, sobre las empolvadas losas gris penitencia y tras mucho debatir interno, una figura se alza por detrás de los bosques de queratina teñida de colores extracapilares, aproximándose a ella mientras su respiración se hace más pesada.
"¡A!—Aura . . ."
Pausa la escritura, su mirada asciende y desciende al confirmar la forma de la voz . . . y suspira de cansancio. Pero él continúa, titubeando en su nervio-sismo: "¿Cómo e-estás?"
Al recordar lo dicho por su madre, tan repentino pero esperado como un relámpago en medio de la tormenta, Aura se toma firme y bruscamente de la chaqueta blanca de Ródian, usando el impulso para levantarse unos centímetros de su asiento y decirle, en un tono desinteresado y ahogado, cerca de su oreja: "Ah. Hola, Rod."
"¿Recuerdas lo de ayer?"
"No," responde bruscamente, hundiendo los ojos en su siguiente aliento, "no recuerdo ni cómo llegué aquí hoy, mucho menos los días anteriores; ¿qué hay de ti?" Pero antes de dejarlo responder, su madre de nuevo presente, vuelve al tema: "Ammm . . . No. ¿Qué fue lo que dije ayer?"
"Bueno, me dijiste que te sentías sola y querías compa—"
"¡Ahhh! Si."
"Y . . . Y pues—"
"¿Ajá?"
"Quedamos en salir. Además, me dijiste que—"
"¿Enserio dije eso?"
"Ammm. Si."
"Ah . . ."
"—me dijiste que te recordara, porque estabas un poco ebria."
"Creo que no fue solamente un poco, Ródian."
"¿Mande?"
"No, nada . . . Demasiado."
"¿En-tonces?"
"Si, seguro. ¡Ya qué!"
Ródian, un momento sin decir nada, se convulsionaba con tan grandiosa oportunidad. Aura le despertó.
"Búscame al salir."
"Claro."
Aura, Aura, su nombre rondaba incansable en las espirales de su pensamiento. Por un lado, se generaban memorias de posibles futuros, por el otro, con considerable mayor peso, un torrente presurizado de ingeniosa envidia y excelente mentira dejaba caer frente a su tercer ojo las memorias del famoso—por lo menos para él—muro de su hermano. Una pared patronizada con lazos y clavos de los que pendía ocasio-nalmente una impresión de 10x13 centímetros de algún tiempo en el pasado, a pie de recuerdo el nombre de la acompañante en turno, y por debajo la fecha y una aproximación de las coordenadas, tomadas de Gmaps, del lugar y el tiempo donde fue extraído aquel momento. Los lazos varían en color: hay una gran cantidad de rojos, los cuales, retorciéndose en las ápsides de la pared, finalmente regresan, tras separarse en T'es y reconformarse en Y'es, hasta un circular vacío central donde pareciera que habría de colgar una fotografía que aún no había sido tomada; y azules, verdes y negros, brotando en pasajeros callejones, resaltando puntos y fotografías que Ródian no comprendía, pero que su hermano, encantado con su palacio mental exteriorizado, siempre miraba todas las mañanas, para revitalizarlo.
"Una foto de las fotos, eh."
"Así parece ser. Quizás no deberíamos de llamarles fotos, si no capturas . . . engramamos bucles de los cuales no sabemos en dónde está su origen."
"Oye, ¿y si nosotros somos el origen?"
"Mira pequeño . . . Deberías ya estar en camino, migrando hacia las regiones fronta-les, en donde con tus habilidades servirías más para lo que se lleva a cabo detrás de aquellos rangos misteriosos. Y-Y no me digas—"
"Oh, quiero intentarlo."
Sola de nuevo, nota el acre olor originado por la quema de sustancias ilícitas en la calle vecina alcanzándola tras haber envuelto a todo el salón, entrando por la lejana ventana paralela a ella. Había encantados y había asqueados. La plasta azulada leve-mente bosquejada que el Amanecer resalta siempre sus contornos de, al alzarse y transformarse en el Atardecer, ya ha desaparecido por la reducción por contamina-ción del horizonte y su lejanía según el observador. Juntos, función y límite se deslizan en el mismo plano que los anticuados pantalones obscuros del profesor. "Bienvenido 23, por favor, antes del 49. Y 16, al extremo derecho, si es tan amable." Sobre las abscisas siguen corriendo datos y líneas, mientras gira su cabeza hacia la ventana, con asco de frente, ora al pizarrón, ora a su cuaderno, mismo asco, recreando las mociones ritualistas con las que despierta cada mañana, mojando sus ojos con lágrimas que, negándose a correr expulsadas de las órbitas hacia el suelo, hacía el centro de la tierra, empiezan a flotar, haciendo todo el uso posible de su tensión superficial, frente a su visión para contaminarle la vista con atmosféricas imágenes de ella, ésta mañana, frente a su espejo, contorneada por la niebla de su Insomnio. . . . Pues un sueño no sería tan aburrido . . . ¿O sí? Pero ya ha ocurrido tanto, por tanto, que ya no se inmuta mucho . . . No, no, no es la rutina, es que la rutina ya no cuadra dentro de lo que según ella, en algún momento, pensó que la llevaría a ser feliz; la lista de Cosas que valen la Pena hace un tiempo que ya fue olvidada, tanto para agregar, como para tachar, pues ahora la dinámica de su vida funciona a partir de la búsqueda de pretextos para seguir despierta, seguir con su vida de cualquier manera . . . Recuerdos y sueños, pasado y futuro, nunca presente . . . Quizás allí esté el problema . . . Quizás. . . . Y quizás hoy mismo descubra sí, sus sospechas confirmadas, alguna vez ha despertado realmente.
A sus apagados ojos cafés llegan fumarolas expirándose en patrones circulares, llevando su mirada, con cada grado recorrido aumentando el volumen acumulado ya dentro de ella desde hace años de su desesperanza, hacia el típico cuadro en el que se la vive y regocija Alán—que en realidad es la imagen típica de cualquier semipareja que se pueda encontrar en ese lugar, en cualquier salón, en cualquier jardinera, intentos por vencer la manera en la que todo parece perder calor progresivamente, incluso dentro de los corazones de aquellos que juran amarse con todo el corazón—lo que concuerda mucho con él, pues lo único que tiene fuera de promedio es su panza y su altura, ambos sobre la norma.
Vaya.
Aura se pregunta si alguna vez podrá dejar de verla—en realidad, verlas—de esa manera. Se “aprieta” dentro de su pantalón al centrar su vista en nada más y nada menos que en una de sus tantas tontas fantasías de pobre enamorado. Chica original y despampanante. Realmente la quiere, la quiere para esto y el otro. La mezcla de sus simplezas, dadas por ser partícipes de un mismo espectro en género opuesto, le da sabor a todos sus encuentros, encuentros en cuyos rumbos se pinta la orgánica corona de una pura Necesidad de Amor. Trap y reggaetón resonando con rock y hip-hop. Las voces de vodka, tequila adulterado, las famosas y queridas aguas locas, encantan los sentidos con la mirada concentrada de erotismo de unas medias lunas en celo, un movimiento de cadera o de cabello o de ambos, tejiendo y empujando con sus atracciones y sus repulsiones la tan buscada Receta Hormonal. En crestas se dice "son sólo tuyas" y otras tantas invitaciones para iniciar el fuego, en sus valles se ven frondosos abandonos e idas-sin-despedidas, tan originales en argumentos y disculpas, como cuando Alán piensa en cómo se congela cada vez que la(s) ve y cómo se calienta cada vez que la(s) besa, mucho más si le permite(n) un par de toques—aunque no muchos, disculpa, tiene(n) novio. . . . Y piensa que todo ello lo acerca a algún día encontrar a la indicada, aunque no se dé cuenta que solamente, con cada capa de lubricante vaginal de distinta procedencia añadida sobre su cabeza, solo reduce el círculo en donde persigue su propia cola, llegando beso tras beso a un punto donde no tenga más remedio que escoger entre parar a encontrarse o tragarse a sí mismo “sin querer.”
O eso se pinta mentalmente ella, con todos los grises del pantalón de Alán y el azul mezclilla de los ajustados jeans de Linda: colores celestiales familiares de aquel día. Pues . . .
submitted by DanteNathanael to DanteNathanael [link] [comments]


2020.01.24 21:18 Cookiedemon24 La casa de la Muerte, cartas en español y modificaciones del escape traducidas (segun la guia en ingles de DragnaCarta)

Usando la guia en ingles:
Curse of Strahd: Reloaded
A Campaign Guide by DragnaCarta
Dejo acá ciertos apuntes y traducciones de esta (en realidad una traducción de las cartas y la escena del escape) para facilitar a los hispanos hablantes y leerlas de forma directa en mitad de la partida.
Empezaré con esta aventura esta semana y he juntado varios archivos, mejoras y pequeños cambios para mejorar la experiencia de mis jugadores. Cabe destacar que el contenido no es original, yo solo traduje y modifiqué levemente algunas partes. La traducción fue rápida y a modo de apunte por lo que a veces puede sonar raro o incompleto. La idea para aprovecharlo al máximo es usarlo junto a la guia en ingles de DragnaCarta + la aventura original de la 5e que se encuentra en la Maldición de Strahd.
Espero que sea una ayuda =)
(pd: el titulo es "la casa de polvo" porque decirle "la casa de la muerte" es demasiado omnioso para los jugadores al momento de invitarlos a jugar).
(pd2: en el escape en cursiva son las tiradas de habilidad sugeribles en cada sala (aunque si algún jugador propone algo diferente o mejor lo ideal es dejarlo e improvisar) y en negrita los textos que se leen textuales al entrar a las salas)

La casa de polvo 5e (acompañamiento doc en ingles)

Curse of Strahd: Reloaded
A Campaign Guide by DragnaCarta
Anexos a abrir:
Música: Ambiente https://rpg.ambient-mixer.com/curse-of-strahd--death-house
Clásica balls: https://www.youtube.com/watch?v=uxGI-x4-nt8
Reglas graplling: https://roll20.net/compendium/dnd5e/Combat#toc_42 https://i.redd.it/lhod1i1l3lk21.png
Hechizos del diario: https://roll20.net/compendium/dnd5e/Mending#content https://roll20.net/compendium/dnd5e/Light#content https://roll20.net/compendium/dnd5e/Shocking%20Grasp#content
Cloack of protection https://www.google.com/search?q=cloak+of+protection+5e&rlz=1C1CHBD_esCL824CL824&oq=cloack+of+p&aqs=chrome.1.69i57j0l7.4194j0j7&sourceid=chrome&ie=UTF-8
Monstruo (mrs durst) : Ghast https://roll20.net/compendium/dnd5e/Ghast#content
pelear https://www.improved-initiative.com/e/

Carta 1

Mi querido Dimov,
Debo confesar que mis noches en los últimos tiempos han sido insomnes. Los gemidos del niño en las últimas noches me han mantenido en vela, paeseando estos pasillos como un fantasma. Margaret hace su mejor esfuerzo, pero otras nubes aún perturban mis sueños.
Mi amada Elisabeth, estoy segura, también lo siente, porque se da vuelta y se da vuelta en nuestra cama y se despierta con la frente manchada de sudor. En las últimas congregaciones, he sospechado de las ambiciones de los demás. Sus oscuros murmullos me preocupan, y aunque sé que una sombra no debería temer a una noche más oscura, no puedo sino temer por el alcance de su complot.
Si sucede algo, tu seras el nuevo dueño de esta casa heredada de nuestros padres y el cuidador de mis hijos. Mantenga a Rose y Thorn a salvo, y al querido Walter cerca de su pecho. Si ocurriera lo peor, serás todo lo que les queda.
Tu querido hermano
Gustav

Carta 2

Mi querida señora Petrovna,
Su consejo para tratar con ese pequeño demonio no deseado en mi casa es un buen consejo. La ceremonia de esta noche continuará según lo planeado cuando la luna esté en su punto más alto, sin, por supuesto, la asistencia del Sr. Durst. Debo estar de acuerdo con usted en que, con el agregado de un ingrediente tan notablemente inocente, los resultados de nuestros procedimientos pueden mejorar mucho. "Inocente", por supuesto, no es exactamente el término que usaría.
Por lo menos, me alivia saber que pronto ya no tendré que sufrir la insufrible presencia de la ramera cada vez que pasemos por sus habitaciones hasta nuestro espacio de reunión. Nos libraremos de ella de verdad.
Mis agradecimientos,
Sra. Elisabeth Durst

Carta 3

Mis amados hijos,
Desearía poder hacer lo que hacen todos los padres y decirles que los monstruos no son reales. Pero no sería cierto.
La vida puede crear cosas de exquisita belleza. Pero también puede convertirlos en seres horribles. Egoístas. Violentos. Grotescos. Monstruosso. Me duele decir que tu madre se ha convertido en uno de esos monstruos, por dentro y por fuera. Y me temo que la enfermedad que afligió su mente también se apoderó de mí.
Me enferma pensar en lo que los hemos hecho pasar. No hay excusas. Solo lespido, aunque sé que no tengo derecho a hacerlo, a intentar perdonarnos. Desprecio en lo que se ha convertido tu madre, pero la amo y me compadezco de todos modos.
Rose, desearía poder verte florecer en una mujer fuerte y hermosa. Thorn , desearía poder estar allí para ti. Pero no puedo. Walter lo siento mucho por llegar tarde, fuiste una bendición para mi vida aunque allá durado poco. Esta es la única manera, espero verte pronto.
Adiós.
Escape
Los PC deben acumular 4 éxitos antes de 3 fracasos para escapar de Death House con éxito.
Una vez que comienza el desafío, enjambres de gusanos comienzan a sangrar de las paredes, el piso y el techo de cualquier habitación en la que los PC se refugian, llenando la habitación completamente en rondas 3d4. Tenga en cuenta que solo las entradas a las Áreas 12 y 15 tienen las guadañas mencionadas en el módulo.
Lanza la iniciativa al comenzar el desafío de habilidad; en 3 fallas, el aventurero más lento queda atrás. En 5 fallas, los dos aventureros más lentos quedan atrapados mientras sus compañeros llegan a un lugar seguro. Si los personajes lograron 4 éxitos antes de 3 fracasos, todos lo superan, agotados por el desgaste, y se ven obligados a llevar en sus corazones esta noche infernal para siempre.
El desafío de habilidad comienza tan pronto como el grupo derrota o decide huir del Montículo en el sótano. Las habitaciones de la casa se modifican de las siguientes maneras:
38. CÁMARA DE LOS RITUALES
Cuando las PC se mueven para huir, el rastrillo se cierra de golpe. En un fracaso, los aventureros se revuelcan en la indecisión o luchan por forzarlo a abrir, escapando eventualmente a costa de 1 cheque fallido.
Se sugieren las siguientes habilidades para superar este obstáculo:
-El atletismo se puede usar para forzar la apertura del portcullis o destrabar la rueda. (DC moderado) 15
-Las herramientas de Thieves 'o Tinker se pueden usar para evaluar el daño a la rueda y manipular sus engranajes para desatascar el portcullis. (DC moderado) 15
-La prespicacia o la investigación se pueden utilizar para recordar o racionalizar que el corredor cercano al Área 36, la Prisión, podría tener una puerta secreta. (DC dificil) 20
La percepción se puede utilizar para detectar la puerta oculta al Área 36, la prisión, proporcionando otro medio de escape de la cámara. (DC moderado) 115
26. POZO CON ESTACAS OCULTO
Aquí no hay ningún obstáculo obligatorio, pero sí una trampa que los aventureros podrían no haber encontrado previamente. Ejecútelo tal como está en el módulo de la Casa de la Muerte: es necesaria una comprobación de Sabiduría (Percepción) DC 15 para notar la trampa. El primer personaje en pisar la sección atrapada cae propenso y recibe 1d6 de daño contundente, más 2d10 de daño penetrante de los picos. El pozo tiene 10 pies de profundidad.
A su discreción, esto puede servir como un obstáculo. Un jugador puede solicitar, incluso gritar, la oportunidad de evitar que un personaje caiga al pozo. Si es así, cuenta como un éxito o un fracaso para el desafío de habilidad; de lo contrario, trate esta área como un obstáculo. Algunas comprobaciones de habilidades sugeridas por los jugadores pueden incluir:
-Las herramientas de Carpenter o Woodcarver se pueden usar para notar cuán podridas están las tablas y entender que no son seguras antes de que todo se pierda. (DC moderado) 15
-Juego de manos se puede usar para agarrar el cinturón del personaje que cae o agarrarse en el borde, evitando su propia caída. (DC fácil) 10
-Las acrobacias pueden permitir que un personaje desvíe su impulso hacia un salto, aterrizando con seguridad en el lado opuesto. (DC moderado) 15
31. SANTUARIO DEL SEÑOR OSCURO
Entrais corriendo al santuario donde un silencio sepulcral se yuxtapone al ruido infernal que os perseguía. Alcanzais apenas a soltar un suspiro cuando un crujido retumba por la sala. Frente a ustedes pueden ver como una sonrisa diabolica se forma en la estatua al centro de esta mientras os sigue con la mirada. El orbe de su mano explota y enjambres de manos de las víctimas de la mansión en forma de sombras se lanzan hacia ustedes con el fin de reternlos para toda la eternidad.
Las manos trataran de atrapar al último de ustedes, en caso de fallar este sufrira 1d6 de daño y un fallo. Si los pc se mantienen en la sala por mucho tiempo, la estatua comenzara a moverse hacia estos mientras se ríe. No puede ser destruida y es extremadamente lenta
25. POZO Y APOSENTOS DE LOS CULTISTAS
La sala se ha oscurecido por una niebla negra antinatural. En el pozo, se ha despertado un esqueleto de su sueño y se enfrenta al último personaje que se mueve a través de esta cámara.
-La acrobacia o el atletismo se pueden usar para romper la garra. (DC fácil) 10
-La perspicacia puede usarse para recordar los pasos de uno, si los personajes exploraron esta sala de antemano. (DC fácil) 10
-La percepción se puede utilizar para navegar en la oscuridad, escuchar el esqueleto antes de que golpee o encontrar a su víctima. (DC moderado) 15
En un fracaso, el aventurero es casi tirado al pozo donde luchan contra el esqueleto que busca ahogarlos; en última instancia, la víctima escapa, pero no es peor por el desgaste.
27. COMEDOR
-Los gritos rasgan las profundidades oscuras. Grita por piedad, por ayuda, por un final rápido. Te encuentras con un hombre encadenado a la mesa de madera, golpeando, gritando. ¡Una herida recorre todo su vientre, desde el cual la sangre late al ritmo de su corazón! No importa cómo o de dónde vino, pero a lo lejos, los escuchas: ¡los cultistas, cantando, hambrientos! ¿Puedes silenciarlo antes de que esos voraces caníbales te ataquen?
Un fantasma del pasado sangriento de la Casa de la Muerte se ha hecho carne una vez más, y el balbuceo loco amenaza con atraer a los cultistas fantasmales a la ubicación de los aventureros. Tiene las estadísticas de un plebeyo restringido con 1 punto de golpe restante y está atado por cadenas. (AC 10)
Si los personajes permanecen aquí, cinco cultistas (sombras) llegan en 2 rondas y descienden sobre el hombre si aún permanece. Si es liberado, tropieza por los corredores oscuros, balbuceando locamente antes de desvanecerse. Si es asesinado, no muere en silencio.
-El atletismo se puede usar con un arma para romper las cadenas del hombre, mientras que -las herramientas de los ladrones pueden desbloquearlas. (DC dificil 20 / moderado15)
-El engaño o la persuasión pueden usarse para engañar al hombre a la calma. (DC moderado)15
-La medicina se puede usar para curar sus heridas, si el personaje tiene un kit de curación con 1 acción. (DC moderado)15
Los hechizos que restauran los puntos de golpe (palabra curativa, curar heridas) se pueden usar para curar al hombre que grita. (Éxito automático)
Un éxito aquí significa que este espíritu solitario, débil como puede ser, dedica todo su poder sobrenatural a ayudar a los aventureros.
3. MADRIGUERA DE LOBOS
Death House ha animado a los lobos disecados en la guarida e inundó la habitación con humo cegador. Los lobos tienen las estadísticas de un lobo pero con vulnerabilidad a los cortes, perforaciones y daños por fuego; su ataque de mordida inflige 1 daño penetrante; y no necesitan respirar. https://www.worldanvil.com/uploads/images/2c489381872ab61be7b7f8b06e549aaa.png
-El manejo con animales se puede utilizar para someter a los lobos; Los espíritus perdidos de las bestias todavía obedecen tales leyes primitivas de la naturaleza. (DC moderado)15
-El sigilo se puede usar para pasar a los lobos sin ser detectados. (DC fácil) 10
-Se pueden usar hechizos nivelados (éxito automático) o cantrips (DC 13 - Moderado) como ilusión menor o amistad animal para distraer o dominar a los lobos.
21. ESCALERAS SECRETAS
Las paredes de esta escalera se han cubierto con enjambres de arañas polito. A medida que las PC huyen por los escalones, una enorme araña gigante surge desde el techo hacia las profundidades, tratando de arrastrarlos hacia abajo. Una PC que falla aquí pierde tiempo luchando contra la araña.
-El manejo de animales o la intimidación se pueden usar para ahuyentar a la araña, especialmente si se usa fuego o se realiza un ataque. (DC moderado) 14
-El atletismo se puede usar para sacar al personaje de la red o para evitar que la araña lo arrastre. (DC moderado)15
-Se pueden lanzar hechizos nivelados (éxito automático) o cantrips (DC 8 - Fácil) para someter a la araña o quemar la telaraña (p. Ej., Amistad animal, producir llama y rayo de fuego).
15. APOSENTOS DE LA NIÑERA
-Cuando corres hacia la puerta, escuchas a una mujer gritar: "¡Dime que empuje, una vez más, Inala! ¡Una vez más, lo juro por el Señor de la Mañana!" pero sus maldiciones son rápidamente consumidas por gritos de dolor.
Entras en la habitación: las mujeres se agolpan alrededor de una niña acostada en la cama, con los pies en alto. Su cara se retuerce de dolor mientras una comadrona dice: "Viene el bebé, pero ... ¡Dios, primero son los tobillos!"
El balcón, la única forma de salir de esta maldita mansión, yace cerca, y con horror frustrado, ves que la puerta ha sido reemplazada por hojas de guadaña ensangrentadas que parecen girar aún más rápido cada vez que las contracciones de la chica se desatan.
Los recuerdos del pasado cobran vida: mientras Elisabeth echa humo con mudo desdén en la Sala del señor, la niñera está dando a luz al bastardo Walter. Varios asistentes abarrotan la habitación mientras el bebé está coronando, pero él sale primero con los tobillos. Las cuchillas de la guadaña giran en la puerta del balcón mientras la niñera está de parto, girando cada vez más rápido durante sus contracciones. Para escapar de la mansión, los aventureros deben atravesar esa puerta.
Si el grupo no hace una prueba de habilidad para este obstáculo, acumula un fallo, y cada criatura que pasa por la puerta debe tener éxito en un tiro de salvación de Destreza DC 15 o recibir 2d10 de daño cortante. De todos modos, pasan por la puerta y llegan al Área 15C, el Balcón de la enfermera.
Si el grupo intenta un chequeo de habilidad pero falla, no se necesitan tiradas de salvación de Destreza.
-La acrobacia o la investigación se pueden usar para atravesar la puerta ileso; el aventurero que realiza el chequeo toma un papel de liderazgo al guiar a sus compañeros a través de las cuchillas. Esta comprobación se realiza solo una vez para todos los personajes presentes. (DC moderado) 15
-La perspicacia puede usarse para medir cuándo las contracciones de la niñera están a punto de comenzar o finalizar. (DC moderado)15
-Se pueden usar medicamentos para ayudar en el parto: Walter sale primero con los tobillos, lo que representa un riesgo significativo para él y la madre. Las cuchillas de la guadaña dejan de girar por completo si esta prueba de habilidad tiene éxito. (DC duro) 20
15.C BALCÓN DE LA NIÑERA
Death House ha puesto toda su energía restante para afectar a sus presas con un poderoso hechizo de fuerza fantasmal (no se requieren lanzamientos de salvación). El balcón se ha convertido en un acantilado que cae a mil pies debajo frente a ellos (una representación inquietantemente precisa de las Cataratas Tser de Barovia). Solo con coraje, habilidad o agudeza pueden los aventureros conquistar el acantilado ilusorio sin destruir sus mentes en el proceso.
Si no se aplican habilidades o hechizos, los personajes acumulan una falla y cada criatura que simplemente saltó debe hacer un lanzamiento de salvación de Sabiduría DC 15 o recibir daño psíquico 2d6 y se despierta para encontrarse destrozado al pie de la mansión Durst luego de una cantidad de tiempo desconocida. En un éxito, una criatura recibe la mitad del daño. Escalar por los acantilados lleva menos de un minuto, pero parece que toma una hora.
-La acrobacia, el atletismo o la supervivencia se pueden combinar con herramientas como una cuerda o un kit de escalada para escalar el acantilado y llevar a otros hacia abajo. (DC moderado) 15
-Conocimiento arcanos se pueden usar para comprender el poderoso hechizo de fuerza fantasmal en el trabajo, que sus psiques pueden ser destrozadas si se arrojan sin precaución al viento; que tal vez la mejor manera de sobrevivir es hacerse una imagen mental de la ilusión. (DC moderado)15
-La investigación se puede utilizar para destruir la ilusión aprovechando la fuerza de la mente. (DC dificil) 20
-Hechizos que ralentizan o afectan el vuelo, como la caída de plumas; o eso imbuiría de valor a las criaturas, como el heroísmo puede usarse para conquistar la ilusión; ambos tranquilizan la psique de los personajes, engañando a su subconsciente creyendo que todo estará bien. (Éxito automático)
11. BALCÓN
La puerta del baño se abulta hacia afuera y luego explota en astillas. Una inundación de agua sucia se estrella, amenazando con empujar las PC lejos de las escaleras.
-El atletismo puede usarse para mantenerse firme y resistir la inundación; otros aventureros pueden prepararse contra el personaje o inclinarse para que él o ella se lleven la peor parte de la inundación. (DC moderado)15
-La naturaleza o la supervivencia se pueden usar para recurrir a experiencias pasadas o al conocimiento de inundaciones repentinas, lo que permite que un personaje en esa fracción de segundo tome las precauciones necesarias (colgar del otro lado del balcón, saltar a una puerta cercana, etc.). Los personajes con el fondo Outlander tienen ventaja en tal verificación. (DC moderado)15
-Juego de manos se puede usar para agarrarse del balcón o las lámparas de aceite montadas en la pared antes de ser barridas. (DC fácil)10
12. DORMITORIO DEL SEÑOR
Los recuerdos del pasado han cobrado vida; En la víspera del nacimiento de Walter, los Durst están inmersos en una guerra fría. La suite es tan fría e implacable como su matrimonio; mientras Gustav pasea por la habitación, Elisabeth echa humo con mudo desdén por su vanidad. De vez en cuando, los dos estallan en una nueva ronda de discusiones, y las guadañas giran cada vez más rápido.
No del todo fantasmas, pero no del todo ilusiones, los Durst son representativos de la carnicería emocional de la mansión. Las guadañas en la puerta están conectadas al temperamento de los dos. Y para escapar, la fiesta debe atravesar esas guadañas.
-La suite principal se ha vuelto extremadamente fría: un hombre bien vestido camina por la habitación mientras una mujer se mira en el tocador, sus ojos despreciativos como para preguntarse por qué no fue suficiente para su marido. Reconoces a los Durst vivos y en la carne: cómo o por qué no importa. Los dos caen entre episodios de silencio y rabia explosiva, discutiendo sobre la infidelidad de Gustav.
Miras hacia la esquina de la habitación, hacia el balcón, ese dulce, dulce balcón, la puerta para salir de esta maldita mansión, y en la puerta giran cuchillas de guadaña oxidadas. Miras hacia atrás: Elisabeth te está mirando y gruñe: "¡Sierva! ¡Fuera! ¡Fuera! ¡Vuelve solo cuando haya nacido el bastardo!"
Notas con creciente frustración que mientras Elisabeth te gruñe, las cuchillas de la guadaña giran a toda velocidad, girando cada vez más rápido.
Si el grupo no hace una prueba de habilidad para este obstáculo, acumula un fallo, y cada criatura que pasa por la puerta debe tener éxito en un tiro de salvación de Destreza DC 15 o recibir 2d10 de daño cortante. De todos modos, pasan por la puerta y entran al Área 12C, el Balcón Maestro.
Si el grupo intenta un chequeo de habilidad pero falla, no se necesitan tiradas de salvación de Destreza.
-La acrobacia o la investigación se pueden usar para atravesar la puerta ileso; el aventurero que realiza el chequeo toma un papel de liderazgo al guiar a sus compañeros a través de las cuchillas. Esta comprobación se realiza solo una vez para todos los personajes presentes. (DC moderado)
-La perspicacia puede usarse para medir las emociones de Elisabeth o Gustav, encontrando el mejor momento posible para dar el salto. (DC fácil)
-La persuasión puede usarse para calmar a los Durst, aunque sea por un momento. (DC moderado)
12.C BALCÓN DEL SEÑOR
Death House ha puesto toda su energía restante para afectar a sus presas con un poderoso hechizo de fuerza fantasmal (no se requieren lanzamientos de salvación). El balcón se ha convertido en un acantilado que cae a mil pies debajo frente a ellos (una representación inquietantemente precisa de las Cataratas Tser de Barovia). Solo con coraje, habilidad o agudeza pueden los aventureros conquistar el acantilado ilusorio sin destruir sus mentes en el proceso.
Si no se aplican habilidades o hechizos, los personajes acumulan una falla y cada criatura que simplemente saltó debe hacer un lanzamiento de salvación de Sabiduría DC 15 o recibir daño psíquico 2d6 y se despierta para encontrarse destrozado al pie de la mansión Durst luego de una cantidad de tiempo desconocida. En un éxito, una criatura recibe la mitad del daño. Escalar por los acantilados lleva menos de un minuto, pero parece que toma una hora.
-La acrobacia, el atletismo o la supervivencia se pueden combinar con herramientas como una cuerda o un kit de escalada para escalar el acantilado y llevar a otros hacia abajo. (DC moderado) 15
-Conocimiento arcanos se pueden usar para comprender el poderoso hechizo de fuerza fantasmal en el trabajo, que sus psiques pueden ser destrozadas si se arrojan sin precaución al viento; que tal vez la mejor manera de sobrevivir es hacerse una imagen mental de la ilusión. (DC moderado)15
-La investigación se puede utilizar para destruir la ilusión aprovechando la fuerza de la mente. (DC dificil) 20
-Hechizos que ralentizan o afectan el vuelo, como la caída de plumas; o eso imbuiría de valor a las criaturas, como el heroísmo puede usarse para conquistar la ilusión; ambos tranquilizan la psique de los personajes, engañando a su subconsciente creyendo que todo estará bien. (Éxito automático)
6. SALÓN DEL PRIMER PISO
Las armaduras han sido animadas por Death House, pero no son verdaderas armaduras animadas. A los efectos del combate potencial, tienen un CA 12, 5 puntos de golpe cada uno, inmunidad al veneno y daño psíquico, y -1 a la Fuerza. Cada palo puede hacer un ataque de lanza (+2 al golpear, 1 daño de perforación) contra objetivos dentro de 5 pies; estos ataques pueden hacerse con ventaja (y los ataques cuerpo a cuerpo contra ellos con desventaja) dependiendo de si hay atacantes debajo de ellos en la escalera.
-El atletismo puede ser utilizado por un personaje con un escudo o protección similar para cargar los rangos, con la esperanza de derribar las estatuas. En caso de falla, pueden ser lanzados hasta cuatro veces. (DC moderado)15
-Las acrobacias se pueden utilizar para saltar al otro extremo de la escalera en espiral. (DC moderado)15
-Las herramientas o la investigación del herrero se pueden usar para determinar las debilidades de la formación, ya que sin los hombres detrás de la armadura, tienen significativamente menos fuerza. Los personajes con antecedentes de Soldado tienen ventaja en tal verificación. (DC moderado)15
4. COCINA Y ALACENA
A medida que un personaje entra o sale del montaplatos, el horno escupe una columna de fuego. Cualquier personaje en la habitación debe hacer un tiro de salvación de Destreza DC 12 para trepar al montaplatos, trabajando la cuerda y la polea antes de quemarse. Si falla, una criatura sufre 1d6 de daño de fuego, pero continúa hacia arriba. La explosión sacude la totalidad de la mansión.
1.B ENTRADA
Para su horror, los personajes descubren que las puertas delanteras se están volviendo lentamente tapiadas, y detrás de ellas, las puertas del Salón Principal comienzan a cerrarse. Los personajes pueden hacer un tiro de salvación de Destreza DC 12 para arrojarse al Salón Principal antes de que las puertas se cierren. De lo contrario, lea lo siguiente:
Las puertas de la sala de caoba detrás de ti se cierran con un trueno ominoso. Miras alrededor de la habitación, desesperado por escapar, y cuando miras hacia la salida, ves que el tercio inferior de la puerta principal ha sido reemplazado por ladrillo. Desafiando toda lógica, la madera se ha fundido en las filas de ladrillos mohosos. Parpadea, y para su creciente horror, en ese lapso de segundo, más de la puerta se ha convertido. Mantienes los ojos bien abiertos para no desperdiciar tu oportunidad de derribar la puerta ... Es entonces cuando una nube fétida de suciedad entra, picando tus ojos y llorando. Las paredes ahora son frágiles, podridas. El papel tapiz cuelga en astillas, y desde detrás del yeso, una avalancha de ratas irrumpe en el suelo, arrastrándose por los pies y rascándose la carne.
Un PC que intenta una prueba de habilidad en esta sala debe tener éxito en un tiro de salvación de la Constitución de DC 10, o el hedor de las ratas hace que vacilen, lo que les da desventaja en su verificación.
-Atletismo o combate pueden usarse para atravesar las paredes podridas y quebradizas (Easy DC 10); la puerta principal tapiada (Hard DC20); o las puertas atascadas del pasillo. (DC moderado15)
-La naturaleza, la intimidación o el trato con animales se pueden utilizar para mantener alejadas a las ratas. (DC moderado) 15
-La percepción o investigación puede permitir que una PC vea un punto débil donde los ladrillos se han debilitado y se han desmoronado. (DC moderado)15
1.A ENTRADA
Este desafío se lleva a cabo solo si un o más de los PC aún está en posesión de los espíritus de Rose y Thorn. A medida que las PC se acercan a la puerta de hierro, los fantasmas luchan con las PC por el control de sus cuerpos, y ruegan y suplican a las PC que se queden atrás.
-El atletismo puede ser utilizado por un personaje no poseído para forzar a un PC poseída a superar el umbral. La PC poseída debe tener éxito en una tirada de salvación DC 10 -Sabiduría o recibir 1d4 de daño psíquico a medida que el espíritu es violentamente arrancado de su cuerpo. (DC duro) 20
-La persuasión o la intimidación se pueden utilizar para convencer a los espíritus de sus riesgos involuntarios. (DC fácil) 10
-Conocimiento Arcanos o la Religión pueden permitir que un personaje recurra a sus reservas de magia o fe, respectivamente, disipando con fuerza el alma intrusa. (DC moderado) 15
ESCAPAN
Si alguno PC estaba atrapada dentro de la Casa de la Muerte, Norganus, el Dedo del Olvido les aparece como en un sueño. Los PC atrapados se ven arrastrados a través de las puertas de la Casa de la Muerte, sus piernas y tobillos incautados por espíritus chillantes y ghouls silbantes. Justo antes de cruzar el umbral, Norganus se les aparece:
Una sombra alta y oscura con rasgos indistinguibles. Con una voz suave y sibilante, les pide que tomen su mano, un vacío negro como la tinta gotea de sus dedos en forma un exudado y exuberante líquido. Él lamenta su potencial desperdiciado y promete liberarlos de estos "muertos inquietos".
Si los PC toman su mano y aceptan el oscuro regalo de Norganus, se despiertan en la hierba alta frente a la casa. Los PC que han resucitado de esta manera obtienen el rasgo “Tocado por las nieblas”, lo que las deja contaminadas por el malvado toque de Norganus. Los gatos maúllan y la leche se agria al acercarse, y detectan como muertos vivientes mal alineados a la magia de adivinación. Estos rasgos permanecen hasta que el personaje recibe un hechizo de eliminación de maldición. Además, cualquier PC marcada por Norganus gana específicamente uno de los siguientes Dark Gifts:
-Los ojos del personaje se derriten, dejando cuencas vacías. Él o ella tiene desventajas en las pruebas de Carisma (Persuasión), pero obtiene visión ciega a un rango de 60 pies. El personaje es ciego más allá de esta distancia.
-La piel del personaje es fría y pegajosa al tacto. El personaje gana resistencia al daño por frío y vulnerabilidad al daño por fuego.
-Por la noche, el personaje puede gastar 1 dado de golpe para moverse a través de objetos sólidos como si fueran terrenos difíciles. Un personaje que termina su turno dentro de un objeto recibe 5 (1d10) de daño de fuerza. El personaje cuenta como una criatura no muerta con el propósito de hechizos y efectos como convertir muertos vivientes.
Independientemente del resultado final del ritual, Strahd es consciente de los eventos que sucedieron en la Casa de la Muerte, y puede burlarse de los PC por sus decisiones en la mazmorra.
STRAHD:
La party encuentra una pequeña canasta de regalo en el suelo afuera de Death House. Dentro hay una nota con las palabras "Bienvenido a Barovia", firmada con una letra cursiva S; una botella de Purple Dragon Crush; y una carta con un sello elgante con las palabras: "Entregar a: Maestro Ismark Kolyanovich". Se lee de la siguiente manera:
Maestro Kolyanovich
Lamento tu pérdida, de verdad. Pero seguramente ahora deberia de entender la futilidad de sus esfuerzos. Te ofrezco un intercambio simple:
Entregame a Tatyana y veré que quedes en paz.
Tu temible señor y maestro,
Strahd von Zarovich
Creditos: Traducido por Cookiedemon24 y modificado en cierto lugares. Texto original de A Campaign Guide by DragnaCarta
submitted by Cookiedemon24 to CurseofStrahd [link] [comments]


2019.11.19 09:26 Davidemagx Hambriento

Recuerdo cuando llegaste a mi vida o llegué a la tuya, eras apenas un jovencito y yo lo era también. Acababas de llegar a la ciudad con tu familia, desde algún lugar, todavía estabas de mudanza pero jugabas despreocupado en el frente de la casa. Agarraste tu bicicleta y saliste a dar vueltas en la manzana cuando por la vereda, al doblar la esquina nos vimos mutuamente y supimos en ese mismo instante que seríamos para siempre el uno para el otro.
Cuando tu mirada inocente se posó sobre la mía me sentí feliz y no pude esconderlo. Nunca supe disimular mis emociones, es un defecto o quizás mi naturaleza que no me permite ser otra cosa más que sincera pero vos también eras sincero conmigo, por eso nos unió la existencia, para ser ambos por siempre. Tus padres parecieron encantados cuando les presentaste a tu nueva amiga, yo, y sé que era muy pronto pero aún así supe que te amaba para ése inmediato entonces.
Crecimos juntos como los mejores hermanos, aunque en el fondo eras más que un hermano para mí. Eras casi un ser divino, tu juventud casi inmutable contra la mía que ya estaba más avanzada que la tuya al conocernos.

Recuerdo las horas en el jardín jugando en el césped recién cortado, el olor fresco, la brisa y nuestras voces haciéndose oír en todo el barrio. A veces mis hermanos se unían al juego, a veces mamá pasaba por tu casa y era invitada a comer por tus padres. Eventualmente quedé sin ellos, mis hermanos se fueron lejos y mamá murió en un accidente, atropellada por un borracho que emanaba el alcohol por los poros y me quedé sola. Sola pero con ustedes, que eran mi segunda familia, y los amaba. ¡Cómo los amaba! Me hacían feliz...
Me daban mucha comida, más de la que podía terminar pero insistían en que comiera todo y yo obedecía y comía y comía más de lo que toleraba y vomitaba en el piso y se enojaban conmigo pero lo entendía. Yo era una chica mala por ensuciar y me castigaban dándome baños de agua fría. Pero los amaba y eran mi única familia.
Pasaron los años y a mi cuerpo se le sumaron los kilos de haber comido todo lo que me dieron. Ustedes no engordaron como yo, siempre esbeltos, me sentía mal por no poder salir con vos de paseo, por no poder bajar o subir las escaleras sin ayuda. Podía verlo en tus ojos, no te gustaba ya siquiera mirarme, como si de mí hubieses sentido vergüenza... Y me dolía ese rechazo, pero te amaba y todavía me hacía feliz verte, no podía disimularlo. Nunca pude, es un defecto de mi naturaleza. El hambre, sin embargo, mi hambre ya no tenía medida, exigía y pedía y si no me daban me ponía agresiva con ustedes. ¿Y ustedes? De pronto se volvieron monstruos, empezaron a maltratarme, primero verbal, "¡Gorda de mierda!", "¡Inútil!", "¿Para qué puta te tenemos?", y el tono negativo en su voz me dolía y no podía disimularlo. Agachaba la cabeza y comía lo que hubiese en mi plato. Más me dolían sus golpes ¿Qué culpa tenía yo de ser así? Ustedes me lo hicieron! Ustedes a los que ya los años los empezaban a tratar con la misma inclemencia, ustedes que día a día engordaban como yo y que olían a las mismas porquerías que consumían. PEro aún así los amaba, aunque los miraba desde mi lugar con ojos desconfiados. Ya no sabía si el tono amable de su voz escondía una caricia o un golpe, pero yo tenía hambre y ustedes me forzaban a ser amable para poder comer hasta que un día en un arranque de ira me defendía de él, de tu padre, que me había estado dando cintazos. Se ofendieron todos, se olvidaron de todo lo que me hicieron, ¿debía agachar la cabeza y seguírselos permitiendo? al menos ahora sabían que no debían joder así conmigo.
Perdonen, por favor, en parte fue mi hambre lo que me llevó esa vez a abrir la heladera y hacer el desastre que había hecho. ¿Lo tenía merecido? Tal vez sí, aunque no creo que como lo hicieron. Ahora ninguno me habla, ninguno me mira siquiera. Actúan con mucha indiferencia y hasta me suelen echar de la casa. Decidieron como castigo no darme de comer... Y tenía hambre. Mucha hambre. Y los amaba, eran mi familia. Los amaba más de lo que hubiese amado a mi mamá o a cualquiera de mis siete hermanos, en donde quiera que estén.
Resolví ser una buena chica otra vez y ganarme su amor, recuperar lo que había perdido. Entonces trajiste a la casa a esa puta, esa mujer que desde un principio no me agradó. Te quedaste con ella a pesar de mis protestas, y no hacías caso de nada de lo que decía. La puta estaba preñada, por eso estabas con ella. ¿Y yo? Olvidada por vos como si nada, como si no existiera y mi castigo se prolongaba... Tenía hambre, mucha hambre. Ahora que comía menos había perdido peso y había recuperado parte de mi agilidad. No mucha pero la suficiente para moverme alrededor de la casa sin agitarme. Aún así tenía hambre, mucha hambre... Y me fui a buscar entre la basura lo que ustedes no querían darme, y bajaste las escaleras a la cocina para verme con la cara enterrada en la inmundicia, feliz de verte y feliz de estar comiendo. Me insultaste, me llamaste cosas que antes no me habías llamado, y vi como tus ojos se llenaron de fuego. Viniste hacia mí y me agarraste del cuello, tirándome en un sólo brusco movimiento hacia atrás y arrojándome casi por los aires. Caí de espaldas, fuerte, y lancé un gemido de dolor que pareció encender tu cólera y te lanzaste sobre mí como un animal, a patadas y puñetazos y yo gritaba y lloraba. Y yo te amaba... Te amaba... Y te amaba hasta que mis instintos afloraron y me defendí. Perdón por haberte lastimado, juro que no era mi intención, pero no podía dejar que siguieras lastimandome a mí. Me acerqué a vos para examinar la herida que te había provocado, tenía hambre, me tenté y solo pude dar un bocado...

Gritaste y me pegaste pero ahora que te había probado sabía que era mucho mejor que cualquier otra cosa que hubiese comido antes. Tiré, sacudí, mordí y arranqué cuanta carne y gritos pude de vos. Por suerte en la casa no había nadie más, por suerte los vecinos tampoco vinieron, por suerte pude darme el placer de comer tranquila aunque con desenfreno mientras gritabas agonizando y el suelo de la cocina se teñía de rojo con el charco de sangre que crecía alrededor tuyo salpicaba las paredes y hasta el techo hasta que el olor a hierro cubría el ambiente... Éste apetito, sin embargo, era algo nuevo. No podía saciarse, al menos no con vos.
Pronto escuché el auto estacionarse en la entrada y corrí a esconderme, entraron tus padres y la puta la casa y te llamaron sin saber que no ibas a responderles. La puta te encontró, destrozado y retorcido en medio del carmesí de tus jugos y sentí placer al escuchar su horror resonar en la casa. Supieron quién fue la culpable, pero ya no iban a encontrarme, me había escapado aprovechando que dejaron la puerta abierta cuando todos se fueron a la cocina. Debo decirte que no pensaba volver, pero me traicionó el hambre... Y el rencor...

Deberían haber cerrado la puerta de atrás cuando se fueron a dormir, jamás se enteraron de mi intrusión con sus ronquidos. Aunque días después, la casa aún olía a tu sangre y si supieras ahora, también huele a la de ellos.
Tu padre dormía en el sillón del living, oliendo pesado a tabaco y alcohol, no pudo gritar después de que le arrancara la garganta de un mordisco, y fue en vano querer ponerse de pié conmigo encima ya dándome festín en su vientre abierto. Sólo logró rodar de costado y caer sobre el suelo de frente. Nadie sospechó de la carnicería escaleras abajo.
Tu madre estaba dormida, olía a pastillas. No me escuchó abrir la puerta de la pieza ni me sintió trepar a la cama. Curioso, fue la que menos sufrió de todos. Quizás por haber estado sedada. No quise comer de ella por temor a sedarme yo con los residuos en su sistema. Morderle la yugular y dejar que se desangre, solamente eso. A ella la dejé para el final...
Me guardé el mejor bocado para el final, estaba dormida en la que era tu pieza, de costado. Me acerqué despacio hasta el borde de la cama y la olí bien, la panza. Podía escuchar el latido del corazón y aunque estaba dentro de su piel, tenía tu mismo olor. Podía adivinar que tendría el mismo sabor, incluso mejor por ser carne tierna. Ella abrió los ojos, lo último que llegó a ver fueron mis dientes cerrarse sobre su rostro entero. Por suerte mi boca ancha cubría la totalidad de él. Pronto dejó de patear y manotear, se quedó sin aire y se desvaneció, pero aún estaba con vida. Podía escuchar su corazón latiendo con debilidad y al corazón del bebé acelerado. Sabía lo que venía, quizás...
Mordí con fuerzas, trabando la mandíbula, el vientre de la puta y arranqué en un sólo tirón el cuero grueso, exponiendo entrañas y la bolsa intacta donde el bebé se movía agitado, formando el rostro en expresiones que sólo podía interpretar como pánico. Ensucié hasta el techo cuando lo sacudí en el aire, fauces cerradas en todo su cuerpo frágil y sus huesos crujían en cada sacudón. Fue mi último bocado, ya no tenía hambre y abandoné de una vez por todas ese lugar.

Ahora estoy aquí entre los arbustos, vigilando el jardín de una casa muy lejos de la tuya. No puedo volver ahí, me están buscando... Vigilo, veo gente que parece amable, feliz. Finjo timidez y me acerco a ellos, los niños me ven y se acercan a mí sonriendo emocionados, ya no soy la gorda que era, huir me recuperó el peso y la contextura física ideal. Tengo fuerza y agilidad. Me acarician, huelen bien, les lamo el rostro y meneo la cola con euforia. Estoy feliz y no puedo esconderlo. Siempre fue mi defecto, perdón, no poder esconder mis emociones. Tienen buen sabor.
Sus padres se acercan a verme, parecen contentos de que esté allí. Si todo va bien, esta noche tendré de comer... Me pregunto tendrán el mismo sabor que vos. Me lo imagino y babeo, agito la cola con fuerza y lanzo gemidos de ansiedad que ellos interpretan como felicidad y hago esfuerzos que van más allás de mi animal ser para controlar mi hambre y no lanzarme sobre la niña cuando me da un beso en el hocico. Perdón, es mi defecto, no saber disimular mis emociones. Es mi naturaleza.

fin.
submitted by Davidemagx to ArgentinaFantastica [link] [comments]


2019.11.16 17:52 Ispanus El último post que debes leer

He desperdiciado mas tiempo leyendo, viendo videos y leyendo posts de como lograr mis metas que viendo porno.
Deja de buscar guias y pasos extras. Ya lo sabes todo. empieza YA.
El siguiente post a cambiado mi vida.
Ya me voy para no regresar. Gracias por todo.

El último post que debes leer
Traducido por u/Ispanus
u/shark44422151d
A la mierda todo lo que sabes.
Déjame explicarte esta mierda, una vez más.
El problema no es la masturbación. El problema es tu motivación y la falta de acción. Eso es todo.
No importa lo que busques. Podría ser dinero, mujeres, fama o cualquier cosa.
Si hoy casi murieras, Digamos que un puto tornado jalara tu culo de mierda fuera de tu sillón y te tirara a unas aguas infestadas de tiburones, y tu aterrizaras en medio de esa mierda, y ahora hay 30 tiburones grandes detrás de tu culo y tu pensarás: "Bueno, hasta aqui llegue"
¿No hay manera de sobrevivir a esa tragedia cierto? Incorrecto el tornado regresa y ahora está en el agua, los tiburones parecen estar confundidos como la gran puta y retroceden.
Y en medio de la tormenta de mierda, alcanzas la orilla de forma segura.
Sobreviviste.
Ahora piensas para ti mismo: ¿Que putas?… Casi muero en esa mierda…. ¿Que putas?
Y después te das cuenta de la mejor realización que jamás podrías realizar. Entre nuestra sociedad socioeconómica muy fácil, muy diferente de la que nuestros antepasados tuvieron que sobrevivir, ahora llegas a la conclusión de que algun dia podrias MORIR.
Y eso no es algo fácil de entender.
Y ahora sabes; "Que se vaya a la mierda, esta montaña rusa, en la que estoy y me siento desperdiciando cada puto dia"
Tantos años desperdiciados siguiendo metas estúpidas como jugar videojuegos y jalarsela con mujeres que ni saben que existo, y sentarse en bares con gente que me va a olvidar tan pronto hable de mi mundo, y otras cosas pendejas.
Tus sabes que tienes elección, una meta hermosa que se ve muy pero muy lejos.
Y esta mierda que tengo enfrente… Que algún día terminará.
Así que ¿Por que putas debería de hacer este RETO?
Bueno, tu y yo conocemos la respuesta a eso.
No hay una pastilla mágica ni nada por el estilo.
El plan es simple como la mierda.
Y ni yo ni nadie en este puto universo te lo puede decir. Nadie te puede decir este plan excepto tu mismo.
Pero tu y yo sabemos que ese plan ya lo conoces. Tu ya sabes exactamente que pasos tomar, y si no lo sabes, sienta tu culo y escribe tu mayor meta en la vida o decide una, y sientate hasta que saques un plan del aire. Así es como funciona. No hay secreto
Deja de leer libros, deja de ver videos con la idea de que te van a dar un paso que te falta, y después que lo descubras vas a empezar de verdad.
Detén esta mentira de NoFap.
Escúchame. Piensas que ahora, que estás conquistando a tus demonios todos los días, al no tener relaciones sexuales y no ver a los imbéciles del mundo golpear sus cerebros, que ahora estás iluminado. Así que piensas que al negarte sexo increíble con bellezas, te acercarás a una gran realización que te inspirará a ir y sudar en el gimnasio. Eso no es suficiente.
Tienes que saber por que te decimos que no te la jales.
La energía sexual es el estimulante más poderoso en el mundo. Hay algunas cosas que se acercan pero eso es todo. Y has estado desperdiciando esa preciosa energía en tantas cosas estúpidas… Lo desperdiciaste en el porno, lo desperdiciaste pasando el rato en bares, esperando tener sexo, lo desperdiciaste por los días y los meses que pasaste en las redes sociales, chateando tu vida y publicando cosas que a nadie le importan de todos modos, lo desperdiciaste con las chicas con las que estabas, sabiendo que en realidad no son lo que quieres, pero que estás teniendo sexo, asi que esta bien.
No está bien.
Aquí estamos hablando de TU puta VIDA.
Esos momentos jamás van a regresar, el tiempo desperdiciado, ya no va a volver.
Ahora, tu puedes continuar justificando tu existencia, culpando a la sociedad, o a tus padres o culpando a todos y todo lo que te rodea por las cosas que van mal en tu vida.
O puedes decidir detenerte y empezar a vivir este milagro con el que fuimos bendecidos. TU puedes decidir poner ese PITO lejos, tirar esa maldita botella al fuego y quemar esas excusas que estas guardando, porque “NECESITAS” estar drogado para estar creativo. Detén esa mierda.
Y no hagas esto por mi, o por tu mujer, o por tus padres que ya les has fallado. No lo hagas por ellos.
Hazlo por ti. Hazlo por que cuando tenias 12 o 14 te hiciste una promesa a ti mismo. Te prometiste convertirte en un GRAN HOMBRE.
Y UN GRAN HOMBRE no tiene tiempo para esas mierdas.
¿Qué diría ese niño si te viera a ti jalandotela con alguna trans cogiendo a un puto caballo por quinta vez en el dia? ¿Que pensaria si te viera bebiendo y fumando tu propia vida, Viendo cómo tu vida se deshace?
No es que yo diga que está mal jalarsela o tomar o fumar. No hay nada de malo con esas cosas, a menos que controlen tu vida, a menos que te conviertas en mejor persona cuando las evites, a menos que tu las NECESITES.
Nunca te vas a convertir en tu verdadero “yo”, en el “yo” que quieres y estás destinado a ser, hasta que te des cuenta que tu NO NECESITAS NADA.
El punto de NoFap es que entiendas que la energía que utilizas para jalartela, puede ser usada para algo más grande. El punto es que entiendas que PUEDES controlar y dirigir ese poder. El punto que vas a entender solo cuando superes esta adicción es que solo TU puedes controlar tu destino aquí, y nada ni nadie puede, incluido tu PITO.
Todo lo que tienes que hacer es convertir ese deseo, en algo mucho más grande.
Así que NoFap no te va a hacer bien, a menos que tengas una meta enfrente tuyo. Si no tienes una, la energía solo va a buscar una forma menos constructiva para expresarse, y tu vas a estar nervioso y caliente todo el puto tiempo.
¿Ya lo entiendes? Necesitas tener una meta para correr hacia ella. De allí viene la verdadera felicidad.
Si hoy fueras a morir, lo entenderias. Pero estás demasiado cómodo en este mundo.
Todo lo que quieres puede ser llevado justo a tu sillón y tu no necesitas hacer nada.
Pero eso no es vida.
Estas hecho para hacer cosas GRANDIOSAS. Tienes que ENTENDER y RECORDAR eso.
Decide cuál va a ser tu destino. Decide ahora porque el destino no espera a ningún hombre.
Tu destino va a pasar como un parpadeo.
Y cuando ya estes en la cama esperando a la muerte, mas te vale tener grandiosas historias que contarles a tus nietos, por que se supone que ellos estaran cerca de ti.
Cuando ya hayas decidio, deja a un lado toda esa mierda inútil y gasta esa energía sin dudar allí, en esa meta. No te atrevas a ser jodidamente perezoso y lo vayas a dejar para después con esas tus excusas de mierda. Pueda ser ese hombre hoy, el hombre que a los 20,30,40,50 años de edad se detuvo y dijo “ ya no estoy haciendo esta mierda, voy a hacer esto de manera diferente, y no me importa una mierda lo que tengo que dar en cambio”.
NUNCA es demasiado tarde.
Gasta esa energía en trabajar tu cuerpo, gastala escribiendo ese libro, esa canción que solo tu puedes ver y escuchar, gastala subiendo esa escalera en tu trabajo, gastala ganándole a todo tu club de ajedrez, gastala en tu tarea, gastala cargando tu mente de poder con la meditación, gastala en cualquier mierda que te mantenga yendo hacia adelante. Pero por la puta nunca la gastes haciendote mierda, otra vez como en el pasado.
Tienes que entender, que con el conocimiento y el control viene la sabiduría. Puedes tener cualquier cosa que quieras en la vida, cualquier cosa. No es una puta broma, vuelvelo a leer. CUALQUIER COSA.
Lo que necesitas hacer para conseguirlo, lo vas a ir descubriendo después, pero todo tiene un precio.
Tienes que forjarte en la persona que puede tener X o Y o lo que sea. No solo va a caer del cielo. La vida va a terminar antes de eso.
Así que salte de reddit y youtube y otras mierdas inservibles, y empieza a crear ahora.
Por la puta que no es fácil, pero por la puta que es simple. Y en realidad no tienes elección.
Este viaje va a terminar algun dia. Gasta tu tiempo con sabiduría.
No te conviertas en una cifra, una estadística.
Haz una abolladura, un cráter en este mundo, antes de que ese silencio incesante te alcance.
Ya estas advertido.
-S
submitted by Ispanus to NoFapES [link] [comments]


2019.08.28 01:28 RadfemXX__ Un experimento radical lésbico para el próximo siglo: 5 cosas para trabajar en lugar del matrimonio entre personas del mismo sexo - Betsy Brown 2000

Era 1965. Estaba en cuarto grado en Filadelfia. Mi maestra le pidió a la clase que escribiera sobre cómo sería la vida en el año 2000. No recuerdo lo que escribí. Pero sí recuerdo que el cambio de siglo parecía muy lejano, y que no podía imaginar cómo sería tener 43 años. No encajaba en el mundo en el que vivía, y no podía imaginarme encajar en el mundo del futuro.
Mientras estaba sentada en ese salón de clases, supongo que me parecía a cualquier chica blanca normal de clase media, aunque mi cabello era más corto. Pero mi vida era bastante extraña. Mi padre había muerto antes de que yo tuviera la edad suficiente para recordarlo, y mi hermana mayor había muerto cuando yo tenía ocho años. Mi madre era una científica civil para el ejército. Todo esto era extraño, pero lo más extraño era que no quería ser una niña y no quería crecer para ser mujer.
No quería ser débil, estúpida y controlada por los hombres. Claro, mi madre no era así, pero yo veía televisión y escuchaba hablar a mi tía Libby, y sabía cómo se suponía que eran las mujeres. Parecía extremadamente horrible. Yo quería ser un niño.
Algún día, dijeron los adultos, algún hombre especial vendría y se casaría conmigo. Entonces me transformaría mágicamente en una ama de casa sumisa y sin cerebro. Peor aún, insistieron en que sería feliz. La idea de que me lavaran el cerebro de esta manera me revolvió el estómago.

me salvó la vida

Cuando tenía 13 años, los administradores de mi escuela secundaria querían enviarme a un psiquiatra. (Mi madre no los dejaba.) En mi camino a casa desde la escuela en el metro, a veces me pegaban, y a veces grupos de chicos de secundaria me acorralaban y amenazaban con violarme para averiguar si era un niño o no. una mujer. (Siempre escapé)
Sé que fui privilegiada y afortunada, y que otras mujeres lo han tenido mucho peor que yo. Pero puedo decirte que estaba asustada y desconcertada.
Luego, en un tablón de anuncios en la escuela, encontré un volante sobre la liberación de las mujeres. (Esto fue en 1969 o 1970, durante el mismo período en que se fundó nuestras espaldas ). Era bastante manso, realmente. Todo lo que dijo fue que los roles sexuales no eran naturales ni necesarios. Esta simple idea me abrió la posibilidad de que pudiera ser mujer y aún ser yo misma.
A veces digo que la combinación del feminismo y el campamento de Girl Scouts me salvó la vida. Puede ser una exageración, pero no por mucho. Hoy está de moda burlarse del movimiento de liberación feminista lesbiana de los años setenta y ochenta. Pero ese movimiento hizo posible que mi vida fuera mucho más libre de lo que hubiera sido de otra manera, y no estoy dispuesta a dejarla morir. No buscamos simplemente la participación igualitaria en las instituciones deformadas de una sociedad opresiva. Trabajamos para crear alternativas a esas instituciones. Incluso nuestras relaciones personales fueron parte de un movimiento más amplio para rehacer el mundo, eliminar el sexismo, el racismo y la explotación económica.

el futuro es ahora

El futuro está aquí, y a veces es tan desagradable que no tengo palabras adecuadas para ello. Dentro de los Estados Unidos, la continua realidad de (hetero) sexismo, racismo, capacidad, edad, antisemitismo, destrucción ambiental y explotación económica es negada por una pretensión oficial de prosperidad e igualdad de oportunidades.
A nivel mundial, el Nuevo Orden Mundial Bush / Clinton protege y promueve la globalización del capital. Esto significa que las corporaciones transnacionales pueden mover libremente sus empleos a donde los salarios sean más bajos y la protección del medio ambiente sea más laxa. Los abusos de este sistema de producción industrial parecen estar llegando a su extremo lógico. Pero cada vez que el capitalismo global parece estar listo para colapsar por sus propios excesos, recupera sus pies y sigue pisoteándonos.
Hablo con muchas lesbianas, tanto en el lugar donde vivo en el oeste de Oregón, como a través de Internet en una lista de correo electrónico sobre lesbofeminismo. Es mi observación que hay un montón de lesbofeministas y lesboseparatistas, mujeres con una comprensión radical de cómo podría ser el mundo. Pero a menudo me parece que estamos desmoralizadas y desorganizadas. Teniendo en cuenta lo que estamos enfrentando, eso no es tan sorprendente. Al menos dentro de los Estados Unidos, los movimientos públicos visibles que esperan nuestra lealtad son completamente decepcionantes.
Congelados por el pánico y la falta de imaginación, los principales grupos feministas han apoyado al violador en la Casa Blanca simplemente porque no es un republicano de derecha. Sin embargo, Bill Clinton lleva a cabo políticas de derecha como la guerra contra los pobres, conocida como reforma del bienestar.
Mientras tanto, el movimiento gaylesbianbisexualtransgender trabaja para reformas tan extrañas como el matrimonio entre personas del mismo sexo. Este tema es un punto doloroso para mí, ya que uno de los mejores regalos que me dio el feminismo fue la ayuda para escapar de esa institución.
Al menos dentro de la civilización occidental, el matrimonio evolucionó como una forma para que los hombres afirmen la propiedad de sus esposas e hijos. Permitió a los hombres ricos perpetuar su poder al pasar su riqueza a sus descendientes masculinos. También dio origen a la familia nuclear, con sus consecuencias mortales de agresión, violación conyugal e incesto. Ver un movimiento que espera mi participación apoyando la idea del matrimonio a veces me lleva al borde de la desesperación.

¿lo que se debe hacer?

El patriarcado global es un problema muy grande. No puedo responder a la invitación de nuestras espaldas para predecir o sugerir cómo será el movimiento feminista global en los próximos 1000 años. Pero cuando se trata del matrimonio entre personas del mismo sexo, tengo algunas ideas para algunas alternativas.
Quiero ofrecer ayuda real a todas las lesbianas que no queremos imitar el estereotipo de Ozzie y Harriet. Muchas de nosotras somos solteras. Algunas de nosotras tenemos más de una amante. Algunas lesbianas tienen acuerdos de copaternidad con personas que no son parejas románticas. La mayoría de las lesbianas que conozco son sostenidas por una complicada red de amigas y ex amantes, incluso aquellas de nosotras que estamos en buenos términos con nuestras familias biológicas. La estructura legal actual hace que nuestras vidas sean mucho más difíciles de lo que tienen que ser.
Esto es lo que tengo en mente para algunas formas de cambiar eso:

una cuestión de estrategia

Después de haber jugado con estas ideas durante más de un año, tengo sentimientos encontrados sobre ellas. Primero, algunas cosas que me gustan:
Me parece que muchas lesbianas apoyan el movimiento homosexual convencional, no porque les guste mucho, sino porque es lo único que conocen que ofrece una agenda específica y concreta en la que pueden trabajar. Creo que he presentado algunas propuestas específicas que podrían atraer a más lesbianas a un movimiento identificado con lesbianas, y creo que es algo bueno.
Además, estas propuestas podrían tener una posibilidad real de ser promulgadas. No son más controvertidos que el matrimonio homosexual, y dado que en realidad beneficiarían a muchos heterosexuales, podrían obtener un respaldo más generalizado.
Ahora, esto es lo que me inquieta:
Soy una lesbiana separatista. Eso significa que trabajo para alternativas lesbianas autónomas a la sociedad patriarcal. No me molesta si el trabajo que hago para las lesbianas también beneficia a las mujeres no lesbianas. Si el trabajo que estoy haciendo tiene algún efecto secundario que beneficia a los hombres sin lastimar a mujeres, ni siquiera me importa eso. Lo que sí me importa es que dos de mis propuestas requieren un apoyo positivo del gobierno. El seguro de salud universal y los familiares designados parecen depender de la existencia continua de la estructura del gobierno patriarcal. Decirle al gobierno que deje de hacer cosas no me molesta. Si varios niveles de gobierno abolieron las leyes de inmigración o las leyes de zonificación o el reconocimiento del matrimonio, eso nos acerca mucho más a un mundo sin gobierno. Pero si le pedimos ayuda al gobierno,
Por lo tanto, me gustaría saber qué piensan lesvianas y mujeres sobre mis ideas. ¿El bien en ellos supera el posible daño? Y si vamos a exigir algo del gobierno, ¿deberíamos seguir adelante y pedir un ingreso de supervivencia garantizado para todos? Crear un futuro feminista no es solo una gran tarea, sino una tarea complicada. Quizás si probamos muchos experimentos diferentes descubrimos algunas estrategias que funcionan.

https://feminist-reprise.org/library/resistance-strategy-and-struggle/a-radical-dyke-experiment-for-the-next-century-5-things-to-work-for-instead-of-same-sex-marriage/
submitted by RadfemXX__ to FeminismoRadical [link] [comments]


2019.08.07 23:37 RadfemXX__ ¿Qué quieren realmente las mujeres? No tienes idea - JULIE BINDEL

“Creo que mis pechos son, bueno ... bonitos. Son limpios y redondos y, como son tan nuevos y pequeños, no se caen. También me encanta cómo se sienten y la forma en que me recuerdan su presencia. No puedo ver un tramo de escaleras, o una escalera mecánica en el metro, sin querer subir dos escalones a la vez. A mí también me gusta bajar rápido. Pero es una experiencia muy diferente cuando de repente tienes que poner una mano sobre tu pecho para detener la sacudida ”. 😣 🤢🤮
Así lo escribe el periodista David Thomas , quien escribe una columna semanal en el Daily Telegraph que registra su cambio de sexo en curso , y que en su última columna implica contarle a los lectores todo sobre los nuevos senos que ha comenzado a crecer como resultado de tomar hormonas femeninas. Thomas parece bastante satisfecho consigo mismo sobre todo el asunto.
Cuando era niña, mis senos en desarrollo me hicieron sentir cohibida y avergonzada, simplemente como resultado de los hombres sexistas y boquiabiertos que hicieron que mi vida fuera un infierno. Esta fue una experiencia que compartí con todas las chicas de mi escuela, y de hecho con chicas de todas partes. Para Thomas, por el contrario, hacer alarde de sus senos es una gran alegría y liberación.
Las opiniones del escritor de Telegraph sobre la feminidad ciertamente han evolucionado a lo largo de los años. En 1992, Thomas, entonces fundador del movimiento por los derechos de los hombres, escribió No culpable: El caso en defensa de los hombres , un discurso sobre cómo las feministas tienen ovarios para culpar a los hombres por las cosas terribles que hacen a las mujeres, en lugar de a ellas mismas. En resumen, toda su tesis parecía ser "¡Deja de culpar a los hombres por las cosas que las mujeres desagradables nos obligan a hacerles!"
En su apogeo como activista de los derechos de los hombres, Thomas sugirió que una forma de que los hombres salieran de la "prisión de su género" era usar ropa de mujer. Esto fue en un momento en que las feministas criticaban la industria de la belleza dañina y argumentaban que la feminidad , el requisito de trotar con tacones altos, taparnos la cara con productos químicos tóxicos y meternos en ropa restrictiva e incómoda, era una herramienta de nuestra opresión, y Una indicación de nuestra relativa falta de libertad en comparación con la de los hombres. Pero oye, cada uno a lo suyo.
En 1995, Thomas escribió un artículo en el Telegraph titulado: "Si no puedes vencer a las mujeres de hoy, únete a ellas", en el que argumentó que la feminidad está llena de alegrías y privilegios. Como ejemplo, escribió: "Una niña moderna puede jugar al rugby, ir a un club de striptease, ingresar a cualquier profesión y ser aplaudida". La pieza fue ilustrada con una fotografía de Thomas vestido con un vestido de flores y sosteniendo un bolso.
Este es el mismo hombre que se quejó en No culpable de que "la sociedad occidental está obsesionada con las mujeres hasta el punto de la neurosis masiva". En el libro, Thomas también declaró: “El hecho es que las personas sufren. Y en este momento, los que usan pantalones y se ponen de pie para orinar no parecen contar mucho cuando se trata de ser curados ".
Como él claramente piensa que las mujeres lo tienen mucho mejor que los hombres, quizás su deseo de vivir como mujer es su forma de tenerlo todo; ha disfrutado de toda una vida de privilegios masculinos y ahora puede relajarse en la feminidad. Sus columnas abordan temas como "feminización facial"; cómo su cambio de sexo lo dejará corto de £ 100,000; con quién querrá tener relaciones sexuales cuando "se convierta en mujer"; y cómo entrenar su voz para ser más "femenina"; y cómo las mujeres son muy tontas para preocuparse por las 'mujeres trans' en nuestros baños públicos. Cuando escribo sobre aspectos de la feminidad, tiende a ser sobre los problemas cotidianos que enfrenta el sexo femenino completo, o grandes sectores de ellos, como la violación, la explotación sexual, la violencia doméstica y el asesinato, la mutilación genital femenina.y matrimonio forzado. Claramente, no estoy priorizando los temas cruciales con los que Thomas se preocupa.
Ray Blanchard, el sexólogo estadounidense-canadiense, mejor conocido por sus estudios de investigación sobre transexualidad y orientación sexual, acuñó el término 'autoginefilia' en 1991 para significar "la propensión de un hombre a excitarse sexualmente por el pensamiento o la imagen de sí mismo como mujer". . Creo que este término podría aplicarse a un hombre de 60 años que parece emocionado cuando mira hacia abajo y ve los senos brotar en su pecho.
Blanchard, acusado de transfobia y prohibido en Twitter (desde su reincorporación) por argumentar que el transgenderismo es una forma de trastorno mental, ha escrito exhaustivamente sobre la autoginefilia y parece confirmar lo que muchos de nosotros hemos sospechado todo el tiempo: que muchos hombres heterosexuales quienes hacen la transición en la vejez a menudo lo hacen para satisfacer un impulso sexual.
De todos modos, difícilmente se puede decir que hombres como Thomas realmente entienden lo que es caminar en nuestros zapatos. Su caso es similar al de Bruce Jenner, quien se presentó como un hombre muy masculino, un atleta olímpico casado con tres mujeres diferentes con las que tuvo seis hijos, antes de convertirse en Caitlyn Jenner . Jenner declaró una vez que "La parte más difícil de ser mujer es descubrir qué ponerse", lo que sin duda es una perspectiva única.
Realmente no podría importarme menos si Thomas se hace llamar Davina o David; Considero que depende completamente de él lo que usa y cómo se presenta. Pero no tiene idea terrenal de lo que significa ser mujer, y ha pasado las últimas tres décadas demostrando eso. Mientras las feministas luchan por el derecho de las mujeres a liberarse de los estereotipos sexuales opresivos, los gustos de Thomas los reclaman para sí mismo. Ya es hora de que llamemos a los autoginefiliacos narcisistas. Estoy harta de los cobardes que se esconden detrás de las pocas que hablamos en contra de esta apropiación masculina de lo que realmente significa ser mujer, en oposición a su fantasía masculina.
https://unherd.com/2019/08/what-women-really-want-youve-got-no-idea/
submitted by RadfemXX__ to FeminismoRadical [link] [comments]


2019.08.02 15:01 LaTabernaDeRol [Recuento de Campaña] El Error de Odín - Parte 3/??

Misión 3 Fucking nigromant pipol

Luego de la venganza exitosa pero dolorosa contra el Tío, el grupo siguió ciertas pistas brindadas por Micro y Ogni, y todo quedó en que tenían que ir a la Biblioteca Real para conseguir más información importante sobre la nobleza de Grenmar. El rogue los iba a ayudar a que entraran al castillo.
La búsqueda en la biblioteca les lleva una banda. Todos los libros tienen nombres raros y parecen estar relacionados a rituales y nigromancia. Hermoso. Están por resignarse a volver cuando, de la nada, se abre una puerta trampa debajo de ellos y caen los 4 al vacío. Está oscuro pero todos ven en la oscuridad excepto Dreki, y se escuchan ruidos guturales más adelante y hay un denso olor a carne podrida. ¡Dungeons! Pelean contra unas figuras humanoides carroñeras que no tengo idea cómo se llaman y avanzan, no teniendo idea de qué carajo hacen ahí.
En la primera sala encuentran cuadros pintados, parece que abajo faltan las placas de metal que explican lo que son. Las escenas presentan perturbadores rituales, todas las figuras encapuchadas usan distintas herramientas: Un brazalete, un ojo de cristal, una llave y un orbe. Hay, además, dagas y viales en los que claramente hubo sangre. Encuentran una sola nota que dice:
Nacido de la oscuridad
En el manto negro de la noche
Para envolver a su presa debajo
Entregar a la luz
Para eliminar a tu enemigo
Golpéalos mientras duermen
Y cuando todo se gana y se pierde
El botín de guerra es tuyo para mantener
Más que resolver acertijos, parece que cayeron en una especie de salas de rituales abajo del castillo, y no les queda otra que ir avanzando por entre los pasillos y las habitaciones, cada vez más hacia abajo. A medida van recorriendo todo parece cada vez más perturbador. En una de esas, la última pintura que encuentran es de Nidhog, una figura serpentina que muerde las raíces del Yggdrasil. Y en la misma sala encuentran el último fragmento del canto o ritual:
Grandes naciones construidas a partir de los huesos de los muertos
Con barro y paja, sangre y sudor
Tu valor cuando tus enemigos
El vacío de poder subsiguiente
Un líder derrocado muere
Su cuerpo alimenta el fuego de poder
La party se encuentra con un demonio de huesos en una habitación encadenado al piso… Que siguen de largo. Encuentran en un pasillo sin salida una especie de orbe con colores azules y lo guardan. Más adelante Guthrar se lo revolea al horror cósmico y desaparece el bicho. De ojete.
En lo que parece ser el final del corredor, encontramos una habitación. Toda rota, hay un par de cuerpos putrefactos en la esquina. Beltari se da cuenta que hay unos ojitos que los miran asustados desde abajo… ¡Un flump! El chaboncito se presenta como Nimhold y les dice que es un guerrero en su mundo, que lo mandaron a rescatar a los suyos que están siendo esclavizados, pero cayó en manos enemigas. Se sacrifica para matar al demonio de huesos.
Renald encuentra una puerta atrás de la cama y salen a lo que parece ser una caverna, al fondo ven unas escaleras de caracol que suben, pero para llegar hay que cruzar un pequeño surco de agua. Desde unas estalactitas caen unos bichos que parecen mezcla entre pulpo y murciélago y uno atrapa la cabeza de Beltari. Entre Dreki y Renald se lo intentan sacar a flechazos y estocazos… Obvio que no sirve. Termina sacándoselo Beltari con fuego, ya que ella es resistente. Suben la escalera, sucios, hechos poronga y se encuentran en un laberinto de setos en el jardín trasero del castillo. Los está esperando Ogni, pero parece asustado, apurado.
Les dice que los mandó ahí a propósito para que encontraran información importante sobre la historia de Grenmar, pero no sabía que iban a caer en una trampa. Les avisa además que no le queda mucho tiempo. Lo que les puede decir, a grandes rasgos, es que los nobles a cargo de estos rituales están metidos entre la gente importante del castillo y que los reyes no les duran más de unos meses porque suelen morir de forma misteriosa, pero él no sabe quienes son todos. “Rituales incompletos” es lo último que menciona antes de convertirse en piedra.
Salen del laberinto porque Renald se sube a los hombros de Guthrar y los va guiando, mientras abajo Dreki va rompiendo los arbustos para pasar. Todos ortivas, sucios y hechos pija, ignoran a los guardias que los quieren frenar y a los aristócratas que parecen estar celebrando una fiesta en el jardín del castillo. Vuelven a lo de Micro para descansar y ordenar ideas. Lo ven a Piedra y recuerdan el pequeño detalle: ¡¿Qué carajo pasó con él?! Por intermedio de Beltari, le exigen explicaciones y ahí se enteran de su historia.
El enano era un buen comerciante del Desierto, un tipo bastante exitoso. Una vez un comprador le pidió que consiguiera una cimitarra pero Piedra se enteró que pertenecía a un grupo de djins y que era poderosa. No solo la robó, sino que nunca se la entregó al cliente. Pero los djins le tiraron una maldición, diciéndole que lo iban a buscar por toda la eternidad para que pagara su deuda.
Beltari se levanta indignada y no emite ni una palabra. Es la más dolida del grupo, el resto medita en silencio.
Al otro día deciden ir hacia uno de los otros tres templos que nunca fueron, el de Hermond, el templo de la suerte, para ver si ahí consiguen alguna guía de algo. Se encuentran dos entradas: Una puerta roja y una verde. Eligen la verde y cuando cruzan el umbral para entrar, ven que al lado la puerta roja llevaba a un pozo, para que te caigas y te hagas mierda. Hermoso. Adentro hay mucha gente jugando a lo que parecen ser juegos de azar y apuestas, como un casino. Los intercepta el clérigo líder del templo, se hace llamar Trust y es un enano. Cuando le cuentan lo que necesitan, los invita a una sala más privada y les cuenta que puede ayudarlos: Esa noche en el castillo iba haber una fiesta porque había una coronación. Como los 4 se quedan sin entender, Trust les explica que el rey Rafnar Aricson había muerto la noche anterior en extrañas circunstancias y había un nuevo líder. En la fiesta iba a estar una de las personas más importantes del reino, que Trust cree, está metida detrás de la nigromancia: Tona. Les dice que intenten sacarle información. Sin muchas vueltas Beltari le pregunta para qué les está diciendo eso de la fiesta y Trust responde que él podía guiarlos a una entrada secreta donde sospecha que tienen guardado el Ojo de Odín CHAN CHAN CHAN... pero quería algo a cambio que está curiosamente en la fiesta, una hermosa araña de vino para su colección. La party le responde, sin confiar mucho, que la van a conseguir lo que quiere y se van. Renald tiene la idea de que Micro les consiga ropa de los guardias del castillo así se hacen pasar por ellos, mientras él intenta sacarle información a la mina.
Mientras vuelven para prepararse, Dreki les avisa que está listo para buscar a su animal compañero, así que el dragonborn se desvía hacia el bosque en compañía de Micro. El warlock lo deja a la vera de una zona super extraña y flashera donde el ranger cree que se duerme… Se encuentra cara a cara con Fenrir y la deidad le dice que puede pedirle a la manada de lobos del territorio un compañero.
Cuando vuelve a la casa, tiene un cachorro de lobo en manos, y encuentra a sus compañeros preparándose. El plan es el siguiente: Los 3 van a estar dando vueltas como guardias por la fiesta mientras Renald intenta ubicar a Tona.
Los 4 se suben a un carruaje, Fast Billy les deja la tarjeta cuando los deja frente al castillo. Hay banda de gente cheta por todos lados, re fancy vestidos. El propio Renald nunca estuvo tan bien vestido como esa noche. Él va por la entrada principal mientras los otros tres se van a la parte de atrás del castillo. Ahí se encuentran un grupo de guardias golpeando a un bufón, los frenan e intimidan a dos, pero uno se queda y lo re cagan a palos. Mientras Dreki lo ata, Guthrar cura al bufón y Beltari le pregunta qué pasó. El tipo, hecho mierda, les cuenta que en realidad no es bufón, secuestran a gente de los barrios pobres y los obligan a trabajar de eso hasta que de a poco van desapareciendo. Le dicen que se vaya y le ofrecen la tarjeta de Fast Billy para que vuelva seguro, puede esconderse con Micro. Al final los tres se cuelan por la cocina con ayuda de las habilidades persuasivas de Beltari. Se reencuentran adentro y le cuentan lo sucedido al semielfo. Renald les dice que vio a Tona y que ante una señal (Gritar ¡Salud!) el rogue les va a avisar si necesita algo cuando esté con la mina. Los otros tres se quedan en los laterales del salón, sacándole el lugar a otros guardias. Ahí ven quién está sentado en el trono: Una chica de no más de 15 años, pequeña, a la cual la corona se le cae a los costados de la cabeza porque le queda grande. Y ahí todos ven a Tona, desfilando como la verdadera reina entre la gente con un vestido que cambia de color (a Beltari le estallan los ojos en llamas). Acompañándola como guardaespaldas hay un semiorco con una imponente armadura negra y Guthrar reconoce el símbolo de Gruumsh, un ojo rodeado de fuego negro y rojo. Cuando termina de presentar sus respetos ante la nueva reina, Tona es interceptada por Renald, que la saca a bailar. En ese momento la party se divide porque se pierden de vista. Mientras Beltari se escabulle por una de las puertas laterales del pasillo, porque averiguó dónde tienen a la araña de vino, a Dreki se le para al lado un bufón… que no deja de hacerle burla. El dragonborn poco a poco va perdiendo la paciencia. Guthrar con la mirada está intentando reubicar al tipo con el símbolo de Gruumsh entre la gente, pero lo interrumpe de la nada un enano imponente: pelirrojo, lleno de anillos. Se hace llamar Igor y le ofrece trabajo como gladiador en el Coliseo. Intenta hacerse el que no habla bien el común, pero el enano es insoportablemente tricky e insistente. A todo esto, Renald solo pudo tener una conversación banal con la mujer, pero una cosa sacó de todo: Van a celebrar una nueva fiesta mañana, en su casa privada y él está invitado. Como no encuentra a los demás, se roba un trago de por ahí y se lo zampa de una. Cuando el rogue intenta buscar al paladín se da cuenta que se siente mareado y no puede mover las manos... Empieza a paniquear y pide por un curandero. Se lo cruza a Olvir que se lo lleva aparte, suspirando resignado. Guthrar consigue sacarse al dueño del Coliseo de encima cuando ve volar LITERAL por el salón un bufón hasta la otra punta. Va hasta donde la gente aplaude y ahí lo encuentra a Dreki, echando rayitos por la nariz. Beltari los encuentra: Les dice que tiene en una canasta lo que Trust les había pedido. Tuvo que ayudarla Panchito, que en cuanto tocó a la araña, se quedó dormido. Les falta Renald… hasta que se lo cruzan y se van apurados. Sin pensarlo un minuto, van hasta el templo de Hermond. Algo incrédulo, Trust les agradece que hayan conseguido lo que les pidió y les dice que mañana les va a abrir el pasaje secreto para que recuperen el Ojo de Odín. Al otro día, acompañados por Piedra que quiere redimirse ante los ojos del grupo, parten una vez más a encontrarse con Trust. Un pasaje secreto se abre ante la party, y sin dudar, entran.
¡Dungeon! ¡Muerte inminente yay!
Ven ante ellos una sala vacía salvo una forja y un fuego fatuo a lo lejos que no deja de maldecirlos. Piedra les explica que necesita materiales para poder armar el molde de la forja, así que avanzan a la segunda sala. Hay un solo espejo en el que hay reflejado un viejo. Parece el guardián del dungeon, un tipo demente que les dice que no son bienvenidos, está vestido con harapos y los mira maliciosamente. Hagan lo que hagan no pueden atraparlo, solo se quedan mirando como va sacando cosas de un cofre. Así que continúan. En la próxima sala, hay dos hileras con tres espejos cada una. Unos frente a otros, la party se ubica adelante de cada cada espejo pero no pasa nada, hasta que de repente, Beltari entiende que se van abriendo nuevas secciones del calabozo... El fucking dungeon está repleto de espejos y es un laberinto INTERMINABLE.
Encuentran una sala con cosas de ritual, una con un sarcófago y los restos de un bicho que no parece natural (de ahí Beltari saca el brazalete de Loth cuando Renald saca las trampas), una sala con un espejo que si te paras delante te cae una bola de fuego.. Cosas así. Mientras recorren pasillos interminables, van recolectando los tapices de las pinturas en la pared y placas de metal para reubicarlas en los lugares que faltan. Parecen pinturas parecidas al primer dungeon, salvo que en una, donde el ritual parece terminado, está el Ojo de Odín siendo ofrecido a un ser terrible. Se encuentran al hermano del primer Flump, que era cocinero, y les advierte de lo que habrá más adelante: Hay un antipaladín y una fiesta horrible y perversa se está celebrando. Con lo que recuperan, pueden volver a la primera sala y Piedra con la forja consigue armar una daga ceremonial. En cuanto el molde tiene el peso, se abre ante ellos la última sala...
Es oscura, iluminada por unas antorchas de caras deformadas que de la boca les sale fuego violeta. En las paredes hay unas figuras con capas negras, cantando al unísono un extraño himno, mientras Tona y el semiorco discuten cerca de un altar en el piso. El altar está rodeado de cuerpos masacrados, muchos vestidos de bufones o sirvientes… Atrás de él, flotando en la nada está lo que parece ser el cráneo de un beholder enorme, y yendo hacia él, el Ojo de Odín sostenido por rayos.
FIGHT FIGHT FIGHT.
En cuanto entran, el antipaladín enfila hacia ellos. Renald se esconde entre las sombras, Beltari escoltada por Piedra lucha contra lo que parecen unos undeads, mientras manda a Panchito a escoltar al semielfo, Guthrar avanza para chocar contra el tipo de armadura negra, Dreki atrás de él apunta con una flecha al Ojo de Odín. Cuando cruzan golpes, Tona lanza un hechizo y la tierra tiembla debajo de ellos, se desprende parte del suelo a la izquierda y derecha (los tipos con capuchas gritan mientras caen al vacío) y los dos quedan peleando en medio de un puente, el dragonborn atrás de ellos. Con un milagroso 20, el rogue que había estado escondido, logra sujetarse del borde. Piedra lucha contra unas arañas que aparecen detrás de Beltari, ella liquida al último undead. Guthrar saca el cuerno de Heimdall y lo hace sonar, frente a él, el puente parece de arcoiris… Pero Tona está en lo último de acercar el Ojo de Odín al cráneo gigantezco rodeado de rayos, el ranger suelta la flecha y le pega DIRECTO a la gema, que se resquebraja y parte, Tona invoca dos gárgolas… Aparece Renald de la nada para tirarle estocazo a la mina mientras Panchito intenta agarrar el Ojo de Odín, pero la electricidad lo hace desaparecer, igual la concentración de la mina se pierde y la gema empieza a caer. Con un hechizo, Tona deja ciego al semielfo y una de las gárgolas lo empuja al vacío…
Atrás, Piedra cae herido por una de las arañas, Beltari logra matar a la segunda. Dreki tiene que darse vuelta y ayudarla porque los están rodeando. Guthrar, con un último golpe, decapita al antipaladín y su cabeza se pierde al costado del puente. Con un último eldritch blast, Beltari liquida a Tona y las gárgolas y arañas desaparecen. El semiorco corre hacia el borde y encuentra agarrado al Reni del pueblo con el Ojo de Odín en la otra mano. Todo sería fiesta y fantasía si Piedra no estuviera muerto.
Vuelven lento y hechos pija sobre sus pasos. Es una victoria amarga. Salen por el mismo pasadizo que llegaron y ahí se apuran: Capaz Micro sabe cómo ayudar a Piedra. Los recibe y lo primero que notan es que está super nervioso… Porque Titania, nada más y nada menos que la Reina de las Hadas, está esperando a la party. Sucios y desgreñados, los hace pasar ante la deidad. Es una mujer hermosísima de la cual no se entiende muy bien su figura porque es luces danzantes, sentada sobre un trono de plantas y flores. Cuando habla, suenan como campanillas, sonidos del bosque, todo en un canto muy extraño que Micro les traduce. Algo irreverentes y cansados, le preguntan qué quiere. Titania necesita el poder del Ojo de Odín para salvar a su hija malherida (al parecer Yog-Sothoth está en guerra con las hadas) no necesita llevárselo, se los pide amablemente porque es en el momento y a cambio ella puede arreglar la gema rota. Beltari habla por Piedra, pero el hada les dice que nada puede hacer por él… quizás el nigromante que está afuera de la ciudad, el clérigo de Hella pueda. Tras dudar siglos que para Micro son una tortura, le prestan el Ojo de Odín y ven cómo Titania saca de su bolsillo una flor, entre sus pétalos se ve una pequeña hada de luz parpadeante. Dice una palabras, el Ojo de Odín se ilumina y se arregla mientras el hada recupera vitalidad. La Reina está complacida y, en un momento de inusitada amabilidad, les regala un arco increíble.
En cuanto se va la Reina, sin pensarlo, salen corriendo a buscar al friking nigromante. Ni Dreki ni Guthrar están seguros de eso, finalmente Piedra murió como guerrero… pero siguen adelante. Encuentran, fuera de Grenmar, una casa que no habían visto antes. Beltari golpea la puerta, la escoltan los otros tres, Guthrar lleva el cuerpo de Piedra en brazos. Los atiende un viejo decrépito, burlón y malicioso. Les dice que si quieren revivir a alguien, tienen que dar otra vida a cambio. La primera persona en la que piensan es el guardia cara de chota que quería matar al bufón… Van al castillo a buscarlo pero se los cruza una mujer que antes no habían visto: Renald tiene un INSTANT CRUSH cuando conoce a Irsa, clériga del templo de Sif. Les dice que llegó una carta de Harvard y que tiene noticias que compartirles: Hay otro Ojo de Odín al otro lado de la Cordillera. Atrapan al tipo, se lo llevan al nigromante y el chabón se les caga de risa en la cara mientras revive a un Piedra zombie. Guthrar lo mata y Renald lo envuelve con su capa. Antes de que puedan hacerle algo al forro cara de ojete del nigromante, desaparece él junto con toda su vivienda. Vuelven a la casa de Micro y entierran a Piedra en el jardín de adelante. El barrilito con provisiones los guarda Renald, junto con el Ojo de Odín. La carta solo trae terribles noticias: Reinn les dice que no vuelvan al pueblo, y por un hechizo de Micro saben que está destruído… Salvo una única persona que parece estar con vida.
submitted by LaTabernaDeRol to LaTabernaDeRol [link] [comments]


2018.07.24 04:47 UchihaSkywalker Sasuke Shinten. Capítulo I

Sasuke Shinten. Capítulo I
Nuevamente, todos los créditos de la traducción del Japonés al Inglés a Organic Dinosaur. Este es el capítulo I de la novela (PARTES 1-5). El prólogo está en otros post dividido en dos partes.
Traducción original del japones al inglés para: https://twitter.com/OrganicDinosaur
Link del capítulo en inglés: https://www.reddit.com/Naruto/comments/911cnq/translation_sasuke_shinden_chapter_1_section_1/
https://www.reddit.com/Naruto/comments/91oxq4/translation_sasuke_shinden_chapter_1_section_1/
https://www.reddit.com/comments/93meo3
https://www.reddit.com/comments/9ajf6b
https://www.reddit.com/comments/9coikb

Novela Sasuke: Prólogo (Parte 1)Prólogo (Parte 2) → Capítulo I

Pixiv Id 15629111
CAPÍTULO I
PARTE 1 (pág 38-48)
-¡¡KONOHAMARUSENSEIIIIIIII!! ¡¡¡Mejórate pronto 'ttebasaaaa!!
Boruto abre enérgicamente la puerta de la habitación del hospital. Su voz alegre y vigorosa se puede escuchar en todo el hospital. Por supuesto, Boruto irrumpe en la puerta primero. Él tiene buenas intenciones, pero se ha quedado completamente con las manos vacías. Sarada entra a continuación:
- ¡Boruto! ¡Estás siendo ruidoso y molesto! ¡Como esta es una habitación de hospital, debes estar tranquilo!
Ella está sosteniendo un ramo de sakura en su pecho. ¡Por último Mitsuki entra tranquilamente a la habitación.
Solo ha pasado un día desde que Konohamaru fue hospitalizado, pero ya se ha aburrido de él. Está feliz de ver a sus amados estudiantes, y la alegría de su visita se extiende inadvertidamente a través de su rostro. Él comienza a preguntarles sobre su misión. Intenta hablar con ellos de una manera compuesta como su shishou, para preservar su dignidad. Boruto responde que no había uno. Así que es por eso que decidieron hacer fila desde temprano por la mañana.
-Qué quieres decir con 'Hacer fila’? ¿Para qué?
-¡Para esto!
Mitsuki está sosteniendo una bolsa de papel en sus manos de donde saca un paquete cuadrado. El nombre de la tienda está escrito en el papel de regalo. Es algo de una confitería japonesa que ha sido muy popular últimamente. Es famoso por hacer estas exclusivas fresas daifuku. ¡Solo hacen 400 de ellos por día! El rumor es que si no te metes en línea incluso antes de que abra la tienda, no podrás comprar ninguno.
Sarada confirma deliciosamente que todos se pusieron en línea temprano para estos daifuku de fresa. Mientras ella habla, coloca las ramas de sakura en un jarrón de flores. Boruto toma la caja de Mitsuki. ¡Parece que no puede esperar más! Él arranca el papel de envolver y abre la tapa. Los daifuku de fresa están envueltos en papel japonés y cuidadosamente alineados en filas.
Konohamaru concluye que podrían haberse metido en la fila por sí mismos. Aunque su corazón está animado por su intención, parece un poco decepcionado.
Mitsuki quiere preparar un poco de té y le pregunta dónde puede obtener un suministro de agua caliente. Konohamaru interviene y dice que quiere hacerlo. Con la ayuda de Mitsuki, Konohamaru saca las muletas de su cama. Como ha estado postrado en cama, se ha sentido un poco inquieto y deprimido. No ha podido hacer mucho, entonces sale entusiasmado de la habitación.
Mientras tanto, Boruto toma algunas sillas que están cerca de la habitación del hospital y las organiza en círculo. Todos se sientan. Sarada está sorprendida y preocupada de que haya ninjas que puedan herir y hospitalizar gravemente a alguien como Konohamaru-sensei. Mitsuki asiente con total acuerdo con ella. Pero al menos ninguno de los otros pasajeros resultó herido, por lo que deberían estar contentos por eso.
Sarada enciende la TV. El intervalo de transmisión se está emitiendo actualmente un programa de noticias. Es solo un poco antes del mediodía. Hay una joven rubia en la pantalla; están apuntando el micrófono hacia ella, parece ser una especie de entrevista.
-¿Quién es ella?
Sarada inclina la cabeza hacia un lado.
-Ese es Himeno Lilly. Sarada, ¿tú no sabes nada de ella?
Dice Boruto con los ojos muy abiertos.
-Bueno, eso es porque no veo mucha televisión. Entonces, ¿quién es esa niña? ¿Una estrella de televisión?
-Ella es una idol. Ella es popular hoy en día, por lo que aparece en la televisión bastante, ya sabes.
Mientras Boruto conversa, toma tranquilamente el daifuku de fresa. Comienza a abrir el papel de envolver y Sarada y Mitsuki lo siguen, extendiendo sus manos para obtener uno. Sarada arranca el papel de envolver, y luego mira distraídamente la pantalla del televisor.
Lilly todavía está en la pantalla. Tiene unos bellos rasgos faciales, está usando un mini vestido con volantes y cintas cosidas en él y también un par de botas blancas, tiene el pelo rubio largo hasta los hombros que está diseñado en ondas sueltas. Su edad parece ser a mediados de la adolescencia, pero manera de hablar y su comportamiento parece ser inocente, como si fuera una niña más joven.
-Ella es una ídolo, eh .... No estoy nada interesada, pero en cuanto a esta chica ... ¿Me pregunto qué tipo de canciones canta?
Mientras pensaba las cosas distraídamente, Sarada comió un bocado del daifuku de fresa. Ella inmediatamente saltó como si hubiera recibido una descarga eléctrica.
- ¿¡Qué es esto!? ¡¡Es delicioso!!
-Tienes razón.
Mitsuki estaba de acuerdo con Sarada.
-Mmm! Es delicioso, pero me gusta la dulce sopa de frijoles rojos con mochi que mi madre me prepara aún más, ya sabes.
Incluso mientras decía algo tan imprudente, Boruto ya estaba extendiendo su mano para tomar su segundo daifuku de fresa.
-Wow, Este daifuku es tan ... increíblemente ... increíblemente ... increíble
Era tan delicioso que no tenía palabras para su vocabulario. Sarada estaba completamente envuelta en felicidad mientras masticaba y terminaba de comer la primera.
Piensan en esperar hasta que Konohamaru-sensei regrese antes de tener una segunda, pero esa reconsideración duró solo dos segundos. Entonces, cada uno de ellos, alegremente, busca otro. La música comienza a transmitirse desde el televisor. Parece que Lilly anunció su última canción.
La pantalla muestra el título de la canción: "Machuumaro Heart" [1], y Sarada comienza a sentir un leve dolor de cabeza. Luces de colores brillan sobre Lilly ... Ella se mueve de su cintura y gira alrededor.
-¡¡Qué diablos es esto!!
Los gritos de Sarada también resuenan en todo el ala del hospital. Boruto responde con fastidio:
-Sarada, estás siendo molesta’ttebasa. Esta es una habitación de hospital, ¿no deberías estar en silencio?
Nota:
[1] OD dice que ese título de la canción fue lo mejor que lo pudo traducir, en Japones era algo así: まちゅまろハート
PARTE 2
Sarada le pregunta a Boruto si al menos entiende algo de las letras en las canciones de Lilly. Ella sigue cantando cosas como "infierno y angeles" y "Pegajosos, malvaviscos pegajosos". Él tampoco sabe el significado detrás de esto, ¿verdad? Boruto responde que a él no le importan particularmente las letras de las canciones.
Toma otro bocado del daifuku de fresa y llena boca con él. Parece que ha mantenido su apetito incluso después de escuchar la canción. A Sarada tampoco parece importarle demasiado la letra, pero de alguna manera, no puede evitar sentirse perturbada por estas letras enigmáticas. Sarada, en tono de reproche, echa otro vistazo al televisor. La vista de la cámara muestra a Lilly cantando un segmento que dice "Machuumaro mofumofu mofufufufu" [2]. La idol continúa cantando con entusiasmo su canción.
Sarada, no pudiendo soportar escuchar más, cierra el puño y da un golple al contro remoto, apagando el televisor. Mitsuki luego comienza a tararear para sí mismo: "Mofumofu mofufufufu". Los chicos no parecen entender el tema en absoluto. Pero, de todos modos, todavía hay más daifuku de fresa, y son bastante deliciosos. Siguen comiéndoselos mientras conversan ociosamente.
Konohamaru luego regresa con muletas en un brazo y con una bandeja hábilmente equilibrada en el otro. Se ríe un poco y nota que parecían haber comido ya. Él pasa el té a cada uno de ellos. Boruto comienza a preguntarle a Konohamaru sobre el incidente mientras toma su té. ¿Quienes fueron las personas que atacaron a la raisha? ¿Cuál fue el sentido de las explosiones? ¿Y con qué tantos perpetradores? Konohamaru dice que aún no tienen información sobre por qué. Esos tipos vestidos de púrpura no dejaron muchas pistas atrás. Pero parece que tienen un número excesivo de agujeros en sus oídos.
-¿Agujeros? Quieres decir agujeros de pearcings, ¿verdad?
Mitsuki dudosamente preguntó de nuevo.
-Sí. Los cadáveres fueron sometidos a una autopsia por el equipo de tratamiento médico. Dijeron que todos, desde los lóbulos de sus orejas hasta el cartílago, parecían haber tenido unos cinco agujeros perforados abiertos
-¿No es eso un signo para denotar la unidad de su grupo? Similar a nuestro hitai-ate ...
Konohamaru dice que no puede estar seguro de eso. Pero por sus impresiones al luchar contra ellos, fueron que su fuerza de batalla no parece ser una amenaza... Además del líder, parecen ser de nivel Chuunin. Pero seguían siendo problemáticos a su manera. Sarada concluye correctamente que el punto era que los enemigos estaban completamente dispuestos a arriesgar sus vidas. Konohamaru asiente sombríamente con la cabeza en acuerdo. Si los enemigos fueran arrestados, podrían extraer información de ellos. Sin embargo, los enemigos eligieron morir en su lugar. Entonces, es algo increíblemente difícil de hacer si tu objetivo es capturarlos vivos. Es aún más difícil hacer eso, en lugar de simplemente matarlos.
A Boruto le preocupa la explosión destructiva de la raisha: ¿estaban tratando especialmente de usar bombas o ninjutsu? Bueno, si su objetivo era apuntar indiscriminadamente contra los aldeanos podrían tener contramedidas también. Eso potencialmente causaría mucho daño. Podrían estar apuntando a una zona o estación civil atestada. Podrían haber causado la explosión destructiva a plena luz del día. Pero por ahora, Konohamaru no conoce la situación actual con mucho detalle. Los cuatro se quedan callados en el hospital después de enterarse.
-De todos modos, ¿no deberíamos comer un poco de daifuku de fresa?"
-Konomahu habló brillantemente para sacudirse la atmósfera sombría.
Levantó la tapa de la caja de daifuku de fresa, pero su contenido estaba completamente vacío.
- ¿¡Eh!?
Sorprendido, Konohamaru miró el contenido de la caja repetidamente por cuatro veces. No importaba cuántas veces mirara, no había nada dentro.
-S-ustedes ... ¿Qué pasó con el daifuku de fresa?
Mientras su agitación se extendía en su voz, miró hacia las tres personas.
-Solo comí dos.
Mitsuki afirmó esto sin un momento de retraso.
-Yo solo comí tres.
-Solo comí cuatro de ellos’dattebasa
-Ahora todo ha sido explicado, ¿verdad? ¡Porque solo había nueve'kore!
Konohamaru estaba furioso, mirándolos con dagas en los ojos. Sarada trató de calmarlo mientras decía "Está bien, está bien ..." Se sentía culpable, pero en realidad eran tan sabrosas que no se arrepiente.
-Bueno, porque podemos ir y comprarlos de nuevo
-No... Si tienes ese tipo de tiempo libre, úsalo para entrenar ...
Aunque lo dijo con firmeza, los hombros de Konohamaru estaban completamente caídos. Con una sonrisa amarga, Mitsuki intentó mediar cambiando el tema de la conversación.
-Sensei, ¿qué tan pronto será dado de alta?
Konohamaru inadvertidamente y con tristeza, echa un vistazo al yeso que protege su tobillo derecho. Él dice que la lesión en sí misma no es para nada mala. Sin embargo, la bomba parecía haber causado una leve parálisis, parece como si hubiera acutado un veneno contra él. Hasta que terminen de contrarrestar eso, se requiere hospitalización. Tomará aproximadamente tres semanas. Sarada le pregunta en un tono preocupado:
- ¿Tres semanas?
Boruto pregunta qué pasará con la misión de su equipo. Konohamaru mira hacia la puerta con una sonrisa. Él les dice que habrá un sustituto que se responsabilizará de ellos mientras tanto. Mitsuki parece un poco curioso.
-Un sustituto, ¿eh?
No te preocupes Esta persona es excepcionalmente fuerte. Bueno, eso es decirlo de una manera humilde, supongo. Es tremendamente fuerte.
- ¿Hablas en serio? ¡Eso es exactamente lo que quería!
Boruto agarra sus dos manos fuertemente por la emoción. Sarada, molesta por la forma tan pomposa en que Konohamaru está actuando, pregunta:
-Entonces, ¿quién es esta persona? ¿Quién dijiste que es el sustituto?
-Soy yo.
Se escuchó el tono bajo de una voz genial. Solo al escuchar ese tono de voz, los tres instantáneamente adivinaron quién era esa persona. Volvieron la cabeza hacia la entrada. Sasuke estaba parado allí con su rostro habitual e inexpresivo.
- ¡No es cierto! [3]
- ¿¡Papá será nuestro sensei!?
Sarada reaccionó con mucha alegría. Ella se sorprendió mucho, pero luego recuperó la compostura. Ella continuó después de aclarar su garganta, tosiendo:
- Entonces papá será nuestro sensei.
Ella se corrigió a sí misma, hablando con una postura serena.
-Ah. Eso es porque me quedaré en la aldea por un tiempo.
- ¿¡En serio!? ¡Bien!
Con una rebosante sonrisa, Boruto levantó los brazos sobre su cabeza. Sus ojos se iluminaron y estaban brillando. No pudo contener su completa felicidad y una sonrisa estalló en su rostro. Justo al lado de él, Mitsuki también tenía una sonrisa en su rostro por estar lleno de emoción.
Notas:
[2] OD no da traducción de esto, si recuerdan, es algo que no supo bien qué era.
[3] Para los que no sepan, la expresión “No way!” es como de sorpesa. Es como cuando uno dice “No mmes!” o “No inventes” algo así jajajaja.
PARTE 3 (pags 49-58)
-¡Sasuke-occhan nos va a enseñar ninjutsu!
Boruto no puede contener su emoción. El lugar de entrenamiento designado se encuentra en un bosque que se extiende fuera de la aldea. Su forma de andar cambia inconscientemente a una alegre y radiante, mientras avanza hacia el punto de encuentro. El objetivo de Boruto es convertirse en un ninja como Sasuke que apoyará al Hokage. Y para Boruto, Sasuke es la encarnación de su sueño en sí mismo.
Boruto no puede evitar estar de muy buen humor debido a esta oportunidad. Ya había entrenado con Sasuke: aunque fue un corto período de tiempo, había aprendido muchas cosas. Pudo comenzar a reflexionar sobre su relación con su padre y ese tiempo que pasó entrenando con Sasuke fue como un tesoro para Boruto. Desde ese momento, ha asumido muchas más misiones y ha madurado, así que esta vez, ¡definitivamente demostrará sus poderes a Sasuke-occhan! Está ansioso y lleno de entusiasmo por su primer día de entrenamiento.
-Entonces, ¿un kunai puede emitir este tipo de poder?
-Por supuesto que papá es increíble ... Shannaro
Boruto, Mitsuki y Sarada se murmuran el uno al otro. En la superficie del acantilado alejado, ven humo saliendo de él. En un solo ataque, ¿¡un kunai puede hacer eso!? Cómo es eso posible…
Por supuesto, Sasuke no arrojó el kunai de una manera ordinaria. Había enganchado el kunai con la punta de su dedo y amoldado chakra en él. En un instante, pareció que se había emitido electricidad. No entendieron el mecanismo muy bien, pero en el siguiente momento, el kunai salió volando con una fuerza violenta. Finalmente, la superficie del acantilado distante fue destruida.
Sasuke permaneció tranquilo y sereno, y bajó su brazo. Luego se da vuelta para enfrentar a los tres. Él dice que probablemente todavía es demasiado pronto para que lo hagan.
-Eh, ¿por qué molestarse en mostrarnos?
Los tres están de acuerdo en una protesta silenciosa. Sasuke toma una bolsa de cuero de forma despreocupada y saca dos dados pequeños. Extiende su mano al resto de ellos.
-Este es el primer reto. Con ninjutsu, deben hacer que los ojos de estos dados muestren números idénticos. Sin embargo, no pueden tocar los dados con las manos.
Los tres intercambian miradas, pensando que necesitarán algún tipo de milagro para hacerlo*.*
- ¿Sin tocarlos?
Sasuke les dice que tienen permitido probar el método que quieran. Sasuke arroja los dados al aire uno tras otro. Saca un shuriken del bolsillo de su pecho y lo arroja ágilmente. El shuriken gira en el aire. Cuando los dos dados caen, el shuriken los roza en ángulo de a uno a la vez. Los dados volteados caen sobre un arbusto y el shuriken se curva como un boomerang en su mano.
Los tres van y se ponen en cuclillas y confirman que los dos dados muestran el número seis. Con los ojos muy abiertos Boruto murmura que es una hazaña increíble. Mitsuki también examina de cerca los dados. Sarada los mira a los dos, dándoles una mirada de orgullo. Boruto, aún entendiendo cómo lo hizo, piensa que Sasuke-occhan es increíble. Y así, el Equipo 7 se embarca en un entrenamiento simple: que coincida con los lados de los dados. Los colocan sobre troncos de árboles y piedras.
-Para empezar, cada uno debe considerar su propio fuerte y cuál sería el mejor para manipular los dados pequeños.
-Yo usaré shurikens, por supuesto.
Sarada ha decidido y primero intenta tirar los dados en el tocón. Ella lanza un shuriken ligero. La presión del viento por sí sola agita los dados un poco, pero no lo suficiente como para derribarlos o girarlos. Su objetivo es voltear los dados, así que lo intenta otra vez, apuntando más cerca. Y entonces el shuriken golpea los dados, rompiéndolos.
Sarada se percata de que los dados están hechos de cubos de azúcar y almíbar, por lo que son extremadamente ligeros. Tendrán que manipularlos con cuidado y no ser demasiado fuerte o demasiado suave para que los lados coincidan correctamente. Una ligera o suave brisa debería moverlos.
Mitsuki elige usar fuuton y genera una brisa. Parece estar funcionando bien, pero ha lanzado números diferentes y luego los ha volado.
- ¡Mi fuerte es el Rasengan’dattebasa!
Boruto comienza tratando de hacer un pequeño Rasengan en la palma de su mano. En un abrir y cerrar de ojos, la presión del viento comienza a soplar sobre los dados. Los cubitos de azúcar no se desmoronan ni salen volando. Con ese grado de poder, puede manipular ambos dados al mismo tiempo y lanzarlos sin golpearlos directamente, así que puede intentar hacer coincidir las caras de los dados durante un período de tiempo más largo sin romperlos. Parecía relativamente simple, pero requería un control de chakra fino y delicado. Él tampoco tiene éxito.
- ¡Ahh, los rompí de nuevo!
- ¡Maldición, lo tengo que conseguir’dattebasa!
Los tres están gritando mientras intentan poner tanto esfuerzo en su entrenamiento. Sasuke está de pie en un lugar más alejado, vigilándolos atentamente.
[4] Entonces a Sasuke le vino a la mente algo: sus recuerdos de cuando él todavía era un genin. Bajo la guía de Kakashi, él se la había pasado entrenando todo el tiempo de cada día con Naruto y Sakura.
El tiempo que pasó junto al Equipo 7 fue bastante corto y la razón por la que tenía para convertirse en un shinobi era diferente a la de los demás. A pesar de ese corto período de tiempo, esos recuerdos todavía estaban grabados profundamente dentro de Sasuke. No era propio de él reflexionar sobre su pasado con nostalgia como esa; Sasuke sonrió irónicamente cuando se dio cuenta de que lo estaba haciendo.
Al mismo tiempo, se dió cuenta de que la sociedad había cambiado junto con la era en que vivía. La era en la que la demanda normal era solamente ser un shinobi fuerte había terminado. Había llegado el fin de aquellos tiempos turbulentos, donde mucha sangre fue derramada en vano durante muchas batallas.
Algunas cosas fueron necesarias para preservar la paz. El mundo ya no se basaba en la fuerza militar, sino en un equilibrio de naciones extranjeras con sociedades estables. Lo que era necesario en la era actual no era solo la fuerza típica, sino más bien, eran necesarios shinobis que pudieran sobrellevar y adaptarse rápidamente al entorno y a todas las situaciones que los rodeaban.
Gracias al trabajo de Naruto, Konoha había cambiado. La era de conflictos había terminado y el comercio exterior estaba floreciendo. Parecía que cada país compartía sus avances y desarrollos. El País del Fuego se había modernizado notablemente y las vidas de los aldeanos no estaban en peligro; No han tenido nada por qué preocuparse en su vida cotidiana. Konoha fue glorificada en paz. Los aldeanos habían olvidado como era estar en una era de guerra.
Por el bien de la paz de la aldea, hubo un solo hombre que cargó en sus manos el peso de tener que lidiar con su propia familia. Cosas como esas habían sido olvidadas a través del tiempo, sin embargo, Sasuke llegó a pensar que eso estaba bien. Él recordaba a su hermano mayor y eso era suficiente.
Aquellos que nacieron en la era moderna y en la nueva generación no tenían necesidad de pasar por tal tristeza. Además, cuando miraba a Sarada, Mitsuki y a Boruto, sentía que podía entender los sentimientos de su hermano mayor, que se había sacrificado por el bien del pueblo.
Estaba mirando la perspectiva de los niños de la nueva generación mientras usaban las enseñanzas de Konoha para madurar. Estas eran cosas que su hermano mayor había querido proteger. Cada vez que sentía que esos sentimientos eran heredados por la aldea, Sasuke sentía que toda presión se liberaba de su corazón. Parecía que no haber hecho más que largas batallas no había sido en vano. Entrenamiento. El resultado de eso sería por proteger a la aldea y al país. Tal vez eso es lo más importante que había por hacer. [5]
Boruto saca a Sasuke de su ensimismamiento para pedirle que le enseñe el truco para dominar el desafío. Sasuke mira en dirección de la voz de Boruto. Él ve esos familiares ojos azules, mirándolo con admiración, sin ningún cuidado o preocupación en absoluto. Sasuke le pregunta a Boruto qué sucede. Boruto dice que probaron Rasengan, shuriken y varias otras formas, pero nada parece funcionar correctamente. Boruto le pide a Sasuke que les enseñe cómo lo hizo con el shuriken de antes.
Sasuke saca un shuriken para mostrarle, pero de repente no tiene palabras. Mientras inhala, parece que no puede describir la sensación, al menos no conscientemente. Parece difícil para Sasuke tratar de expresárselo a Boruto. Él responde torpemente, diciendo:
-Sostenlo así y lánzalo.
- ¡No entiendo eso'ttebasa!
Boruto patea con frustración. Mitsuki comienza a hacer preguntas más tangibles: ¿Cómo ajusta Sasuke el chakra? ¿Por el chasquido de la muñeca? ¿O con la yema del dedo? Sasuke mira la palma de su mano y piensa por un momento. El truco fue probablemente algo así, pero le es difícil expresarlo con palabras, él sólo lo sabe. ¿Cómo podría explicar cómo ajustarlo? Los tres esperan atentamente su respuesta.
-Establece tu objetivo y tíralo… así.
Incluso si Sasuke lo dice de esa manera, no puede comunicarlo correctamente en absoluto. Los tres juntos suspiran cuando escuchan su consejo. Sasuke hace una sonrisa irónica ante su situación.
-No me parece adecuado como sensei.
Como líder y maestro del equipo 7, Kakashi era bastante hábil con las palabras. Él era diferente a Sasuke, que generalmente se las arreglaba bien sin tener que decir mucho al respecto, pero Kakashi siempre tenía las palabras adecuadas sin no importar de qué se tratara. Era fácil de entender cuando se comunicaba con quien él entrenaba.
“Si me comparo con Kakashi, siento como si todavía tuviera un largo camino por recorrer cuando se trata de ser un shishou”. Sasuke se ridiculizó a sí mismo con sus pensamientos más íntimos.
*Notas:
[4] Aquí comienza una traducción completa y literal de la novela.
[5] Aquí termina la traducción literal de esa parte de la novela.

PARTE 4 (págs. 59-65)
A pesar de entrenar hasta la puesta del sol, Boruto fue incapaz de acomodar la cara de los dados. Aunque había logrado vencer a un formidable enemigo, Momoshiki, con su Rasengan, se sintió humillado por algo como esto: ser incapaz de hacer rodar los terrones de azúcar a su gusto. Incluso desde que regresó a casa, su mente solo pensaba en el entrenamiento de los cubos de azúcar.
Mientras se metía en la bañera, recordó el entrenamiento matinal, e intentó usar ambas manos. Gotas de agua cayeron, la superficie del agua se rompió con la palma de sus manos. Incluso con tan pequeñas gotas de agua, al colisionar con la superficie producirían una onda. Entonces, para no destruir los terrones de azúcar, no podía golpearlos con chakra. ¿Era eso imposible?
-¡No puedo ser tan débil mentalmente 'ttebasa!
Boruto negó con la cabeza; Se regañaba a sí mismo por desanimarse.
-Esta no será una situación en la que siga fallando. Eso es porque ¡soy la alumno de Sasuke-occhan!
Al recuperar el control de sus pensamientos, tendió ambas manos mojadas frente a sus ojos.
-Entonces para evitar destruir los terrones de azúcar, tengo que ser cuidadoso.
Trató de hacen un entrenamiento en su mente, pero impensadamente, amasó su chakra. La superficie del agua en la bañera comenzó a dar vueltas y vueltas en un remolino.
- ¿Boruto? No está bien amasar chakra en un lugar como este. El baño terminará completamente destruido.
Su madre, Hinata, asomó la cabeza para advertirle. Como Hinata era usuaria de Byakugan, pudo ver el flujo de chakra.
- ¡Por favor, no echéis un vistazo a la bañera ttebasa! ¡Mamá, por favor deja de usar el Byakugan en la casa también!
- Hehe. Fue porque noté la presencia de chakra. No fue intencionalmente, ¿está bien?
Una vez terminado su baño, vio que Himawari estaba viendo un programa musical por televisón. Quien cantaba y bailaba era Himeno Lilly. Estaba disfrutando de las coloridas luces.
Comiendo malvaviscos ♪ Tan pegajoso, pegajoso ♪
Los ojos de Himawari estaban completamente atentos a la TV. Junto[YJ1] a la voz de Lilly, tarareaba la melodía para sí misma.
- Himawari, ¿te gusta Himeno Lilly?
A la pregunta de Boruto, Himawari respondió gustosa:
- ¡Sí! Porque Lilly-chan es linda, y es buena cantando y bailando.
¿Es eso así?
Boruto volvió su mirada a la pantalla del televisor. Ahora había un primer plano de la cara de Lilly. Lo que le impactó no fue si ella era linda o no, pero él pensó que ella tenía un bonito color de ojos. Tenía unos ojos morados que eran brillantes y claros: se parecían por completo al color en el borde de un arco iris.
Ir, Ir, Ir, al Infierno y ángeles ♪
Ir, ir, ir a la luna violeta ♪
Fue entonces cuando estuvo de acuerdo con lo que Sarada había dicho al respecto de las canciones de Himeno Lilly: Las letras de sus canciones eran bastante extrañas.
Continuaron entrenando con los dados también al día siguiente.
- ¡Argh!
Sarada grita amargamente debido a su frustración y su grito resuena en todo el bosque. Los shuriken están pegados en el tocón al lado de los dados, cuyas caras muestran un tres y un cuatro.
Ella le dice a Boruto que lo hará bien pronto, pero él responde que él tomará el liderazgo. Él ve que Sarada parece abatida por su progreso y trata de actuar como un sabelotodo. Boruto lo intenta, pero de inmediato grita de forma desanimada. Los golpeó con fuerza con el flujo de aire de su chakra y ha dividido sus dados por la mitad. Mitsuki responde un poco, diciendo con una sonrisa que el que está más cerca de completar el desafío es él y usa el fuuton. Sasuke llama a los tres, que todavía están haciendo prueba y error repetidamente.
- Agregaré algo al menú en el entrenamiento de hoy
- Ehh. ¿Cómo?
- El arma de Lorentz [6]
Los tres se preguntan a qué se refiere. Inclinan sus cabezas y dan un vistazo detrás de Sasuke. Pueden ver el daño que se hizo en el acantilado que golpeó ayer con su kunai. Un lado parece haber sido destruido, debido a la avalancha que él había causado.
- Esta técnica empleará Raiton
Los tres asienten. Sasuke saca un kunai. Es el mismo que usó ayer: un kunai con un color ligeramente rojizo.
- Oye papá, ¿por qué ese kunai es un poco rojo?
- Es un kunai de cobre, conduce bien la electricidad
Sasuke se preparó para usar el kunai.
- Cuando los ataques emplean Raiton normal, causa daño al golpear al enemigo con un fuerte voltaje. Por ejemplo, Boruto, tu Shiden es así. Pero en la técnica que estoy a punto de mostrarles, el principio es diferente. Cuando una corriente eléctrica fuerte fluye, el kunai se disparará utilizando el campo magnético que se ha producido a su alrededor. Recientemente, el Equipo Científico de Arma Ninja descubrió este principio; provisionalmente lo han llamado Inducción Electromagnética.
Al escuchar a Sasuke nombrar al Equipo Científico de Armamento Ninja, Boruto giró descaradamente su rostro.
Sosteniendo el kunai, Sasuke se volvió hacia la superficie de una roca distante. Sin otra opción que depender de su único brazo, extendió su brazo con el kunai colgando del dedo medio de su palma abierta.
- Párate frente al objetivo y dispara en paralelo con las dos cargas eléctricas.
En la palma de Sasuke había dos líneas de cargas eléctricas, que emitían un sonido particular. Al emitir una corriente eléctrica, la técnica usaba Raiton como base.
- Y luego, para atravesar el espacio entre las dos corrientes eléctricas, arroja el kunai de cobre a través de ellas.
Sasuke arrojó ligeramente el kunai emitiendo un sonido. Luego, en el momento en que los lados izquierdo y derecho del kunai tocaban las dos corrientes eléctricas alineadas de forma paralela...
¡BOOM!
El kunai había acelerado con una fuerza tremenda: los árboles en el bosque habían sido cortados y la superficie de la roca estaba completamente destruida.
La aceleración incluso superó la velocidad del sonido. Ese poder estaba en una liga completamente diferente, lo había lanzado solamente con su mano desnuda. El Hokage, ¿podría lanzar un kunai que exceda esta velocidad? [7]
Los tres se quedaron boquiabiertos cuando Sasuke se giró.
- Para empezar, este ataque tiene su base en Raiton: utiliza un método donde lo dividirás en dos cuando intentes emitirlo. Se puede usar las manos derecha e izquierda para liberar cada una de las corrientes eléctricas.
Solo Sarada y Mitsuki responden enfáticamente con un "¡Sí!". Boruto, sin embargo, parece deprimido. Echa un vistazo a las nubes de polvo que se han formado en la superficie de la roca. Sasuke nota la actitud que ha tomado Boruto. Luego saca tres kunai de cobre del bolsillo de su pecho.
- Debido a que es fácil que el kunai de cobre se oxide, deben pulirse regularmente con vinagre. Su poder se degradará si se oxida. [8]
Mitsuki cree que es bastante interesante. Él dice que a un kunai normal hecho de hierro, hay que calentarlo con llama para evitar que se oxide: tendrá una capa con una película de óxido negro alrededor. Un kunai hecho de cobre es lo contrario, ya que tienes que pulirlo con vinagre para evitar la oxidación.
Sasuke se impresiona con el conocimiento de Mitsuki. Él dice que Konohamaru-sensei le enseñó esto. Sarada dice que ella también lo sabía. Boruto no se une a la conversación, se encuentra aburrido y se dedica a observar a las aves volar.
- ¿Qué pasa, Boruto?
Sasuke le pregunta a Boruto, quien está tratando de no recibir el kunai.
- Nada. Estaré allá por un poco más de tiempo practicando con los dados’ttebasa.
Boruto lo dijo de una manera algo distante, mientras se apresuraba a regresar al bosque.
**NOTAS:
[6] Bueno, primero les diré lo que dice OD sobre esto.
“A partir de ahora, me referiré a él como la 'Pistola de Lorentz', porque el kanji es absurdamente largo de escribir si se lee normalmente o si lo guardo como un nombre de jutsu. Significa literalmente 'Lanzamiento de Inducción Electromagnética', que es igualmente molesto escribir... jaja ~ También para los amantes de la física, pueden refrescarse en este tema, [La Fuerza de Lorentz].”
Después de esta florida anotación por parte de OD, les pondré la mía. Jajajajajajajaja la quiero mucho. Bueno, en inglés OD lo tradujo como “Lorentz Gun”, yo adapté pistola a “arma”, pero si creen que debo dejar pistola, háganmelo saber. Ahora, respecto al fundamento científico aquí les va: la inducción electromagnética ha sido estudiada por físicos como Faraday y Lenz; Lorentz fue un físico que postuló la ley de Lorentz. Lo que han leído en este capítulo, implica estas leyes, la inducción electromagnética estudiada por Faraday y la tercera ley de Newton.
El conductor es el cobre, chicos.
[7] Boom Sonico: Lean sobre él, Esto es muy interesante.
[8] El cobre es un metal que tiene una excelente conductividad. Al contacto con el oxígeno, los metales reaccionan formando óxidos. ¿Por qué mencionan al vinagre? Bueno, el vinagre es ácido acético. Los ácidos tienen la capacidad de romper los enlaces formados, disolviendo el óxido en él.

PARTE 5 (págs. 66-71)
Antes de darse cuenta, el cielo se había teñido de rojo. Sin embargo, Boruto todavía no podía igualar las caras de los dados ni una sola vez.
-¡La próxima vez, me aseguraré de que sea un éxito ‘ttebasa!
Boruto intenta disparar con ambas manos extendidas, sosteniendo los dados. Él moldea un poco de chakra. Ambos dados caen unas cuantas veces juntos, y luego se detienen. ¡Ambos tienen las tres caras hacia arriba!
-¡Lo hice!
Pero justo cuando Boruto iba a empezar a celebrar, los dados de repente giran una vez más. Lee uno.
Boruto grita de frustración, y se tira al suelo con ambas piernas estiradas frente a él. Se derrumba, sintiéndose decepcionado de sí mismo. Está muy molesto consigo mismo.
-Argh… ¡maldición!
En ese preciso momento, Mitsuki y Sarada probablemente todavía estaban practicando esa habilidad con el raiton. El electromagnético, como sea que se llame. Boruto se levanta energéticamente y agarra los dados. Los arroja con una mezcla de irritación y contundencia.
-Perdiste la paciencia, ¿eh?
Desde lo alto, oye una voz. Sorprendido, Boruto mira hacia arriba. ¡Es el mismo Sasuke!
Boruto intenta parecer duro con su tono de voz, pero luego, de repente, mira hacia otro lado. Boruto vislumbra el vasto cielo de la tarde sobre él y ve a un cuervo volando, como si estuviera planeando. Sasuke se sienta en un tocón de árbol y en lugar de mirar a Boruto, se queda observando fijamente al cielo.
-Boruto, ¿odias la ciencia?"
-¿Qué te hace pensar que…?
-Por una que otra razón.
El cielo se ha teñido completamente de naranja, como si se estuviera en llamas. Hay una brisa fresca que sopla que hace sentir un poco de frío. Aun así, es una tarde tranquila. La hierba se sacude con el viento. Sus sombras ondean ligeramente.
-Bueno, no es como odio en particular, pero ...
Boruto da la impresión de sentirse un poco culpable, aun así, poco a poco comienza a hablar.
-¿Cómo debo decirlo? Cosas como el óxido negro de larga duración, o cosas como el arma de Lorentz ... Se trata de la confianza en la ciencia. No parece ser una cuestión Ninja en absoluto. Lo que quiero decir, es que es un poco lamentable ".
-Así que así es como te sientes.
-Sí, quiero decir... por supuesto... no me gusta la ciencia 'ttebasa
Es por eso por lo que Boruto se mostró bastante desalentado cuando vio a Sasuke usar una técnica que tenía principios científicos como base.
La luz del atardecer se asoma a través de las nubes y envuelve sus sombras. Una suave brisa pasa mientras las nubes continúan flotando lentamente. Sasuke continúa hablando mientras observa cómo algunas aves regresan a su nido.
-Si entiendes la ciencia, serás aún más efectivo y capaz de usar ninjutsu. La ciencia y el ninjutsu no son contrarios entre sí: crecen y se derivan de las mismas cosas.
-Lo sé 'ttebasa.
Boruto baja la mirada hacie el suelo y frunce el ceño. Algunos pensamientos pasan por su mente, amargos recuerdos de los exámenes de Chuunin, cuando usó en secreto las herramientas científicas prohibidas para los ninjas. Por supuesto, su padre lo descubrió y fue descalificado como castigo. Pero además de esas razones, su corazón y su mente la rechaza por completo. Solo al escuchar acerca de la ciencia, esos recuerdos se refrescan en su mente.
-Boruto, eres un excelente ninja.
Sasuke dice suavemente.
-Has sido bendecido con una excelente educación; Además, tienes suficiente talento y fuerza de voluntad para vivir de la misma manera. Si el ninja que murió protegiendo la aldea te viera, creo que infaliblemente estaría orgullosos de ti.
-Ese no es el punto, ¿sabes?
Boruto, más alterado y miserable, replica a Sasuke:
-Nací en una era que ha estado completa y convenientemente llena de ciencia, así que no me subestimes. ¡Las próximas generaciones de ninjas también lo serán!, ¿Sabes?
-Eso no es lo que quise decir.
Dijo Sasuke con dureza.
-Paz y avances, estas son dos cosas con las que los shinobi que nacieron atrapados en tiempos turbulentos solo podían soñar. Durante mucho tiempo se las arreglaron diligente hasta que terminaron agotados.
Sasuke saca un kunai de su bolsillo del pecho. Es un kunai que ha sido protegido con óxido, tiene un color negro intenso que refleja la luz.
-Al recubrir el kunai con óxido, se le protege de la corrosión. Lancé un kunai desde el centro de dos corrientes eléctricas y un poder especial hizo que los kunai se aceleraran. Para adquirir ese conocimiento en sí, muchos de nuestros antecesores han observado varias cosas y las han analizado repetidamente. Y así, en cuanto a las herramientas científicas de ninja, así es como se acumula el conocimiento. Por supuesto, no fue apropiado utilizarlo para los exámenes de Chuunin, pero si lo usas inteligentemente en un combate real, probablemente se convertirá en un arma importante. No es un poder ordinario, sino uno que puede usarse para proteger a la aldea.
Las nubes siguieron su curso, y Sasuke y Boruto fueron envueltos por el atardecer una vez más. Boruto se quedó mirando fijamente el perfil de Sasuke. Por lo general, el cabello y la pupila de Sasuke eran de color negro, pero ahora, bajo el sol del atardecer, estaban teñidos de un color naranja.
-Gracias a las manos de muchas personas a través de mucho tiempo, hemos podido acumular una colección de conocimientos. En primera fila para esto, Boruto, está tu generación.
De repente, Sasuke miró en dirección de Boruto. Sus ojos se encontraron brevemente y Boruto rápidamente aparta sus ojos. Al ver su reacción, Sasuke suaviza su expresión facial.
-Ya que odias la ciencia, probablemente te cansaste de mi historia.
-Tengo que admitir, Sasuke-Occhan, que estoy sorprendido. ¡Hablas tan bien!
-No tan bien como lo hace tu padre.
Boruto lanzó una mirada a la parte superior de los arbustos, donde había tirado los dados hace un tiempo. Debido a que los cubos de azúcar se habían roto, ya había una fila de hormigas a su alrededor.
Quería estar a la altura de las expectativas de Sasuke. Ese sentimiento era dolorosamente fuerte. Esa fue la razón por la que estaba tan irritado consigo mismo: por no querer acostumbrarse a que le gustara la ciencia, sin importar qué.
-El sol se pondrá pronto. Volvamos al pueblo.
Sasuke se levantó y comenzó a caminar hacia el acantilado donde practicaban Sarada y Mitsuki. Boruto caminó silenciosamente detrás de él. El cielo ya había empezado a oscurecerse.

submitted by UchihaSkywalker to u/UchihaSkywalker [link] [comments]


2018.06.27 06:13 master_x_2k Enredo III

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredo III

Abrí las puertas de vidrio para que Brian pudiera llevar las cajas de muebles. Lo que más me sorprendió de su edificio de apartamentos fue lo despejado que estaba todo. Sin basura, sin gente, sin ruido. Había un tablero de anuncios justo después del segundo juego de puertas, que era algo que normalmente podría haber esperado que fuera un poco desordenado, por regla general, pero incluso allí, las publicaciones individuales estaban cuidadosamente espaciadas, y todo estaba sellado detrás un cristal con una sola cerradura pequeña. Se sentía un poco estéril. O tal vez era solo que yo estaba acostumbrada a un área con más carácter.
No sabía qué decir. No solo en términos de la construcción de apartamentos de Brian, no tenía idea de qué palabras saldrían de mi boca. No tenía la destreza para charlar de forma natural. Por lo general, me las arreglaba planificando constantemente lo que podría decir. El problema era que me había distraído, no tanto por los atributos de Brian, sino por haber tomado conciencia de que los había estado mirando. Ahora que estaba tratando de recuperarme, ponerme en equilibrio mental y planear algo de conversación, todo lo que podía pensar era 'Maldición, Taylor, ¿por qué no puedes pensar en algo que decir?'.
Entramos en el ascensor, y Brian descansó las cajas en la barandilla de metal en el interior. Me las arreglé para preguntar, “¿Qué piso?”
“Cuarto, gracias.”
Presioné el botón.
Subimos, y cuando se abrió la puerta, le ofrecí a Brian una mano para estabilizar las cajas mientras él se retiraba del ascensor. Lideró el camino por el pasillo y se detuvo junto a una puerta mientras yo buscaba las llaves que me había dado, para encontrar la de su apartamento.
No estaba segura de lo que esperaba ver en el lugar de Brian, pero aun así logró sorprenderme.
Lo primero que noté fue que los techos eran altos. El apartamento era prácticamente de dos pisos, un arreglo bastante abierto con pocas paredes. La cocina estaba a nuestra izquierda cuando entramos, pequeña, separada de la sala de estar por un mostrador de bar / cocina. A nuestra derecha estaba el armario del pasillo y las paredes que abarcaban el baño y uno de los dormitorios. Justo en frente de nosotros estaba la espaciosa sala de estar, respaldada por una ventana del piso al techo y una puerta de vidrio que daba a un balcón de piedra. Unas escaleras conducían a un dormitorio situado encima del baño y el primer dormitorio. Supuse que era allí donde dormía Brian, basándome en la cama no desordenada, pero no hecha, que estaba a la vista desde donde estaba parada.
Lo que me impresionó, creo, fue lo suave que era el lugar. Había dos estanterías, de color gris claro, en la sala de estar. En los estantes, vi, había una mezcla de novelas, plantas y libros antiguos con espinas de cuero rajado y raído. Las frondas de algunas de las plantas colgaban sobre los estantes. El sofá y la silla que lo acompañaba eran de pana color canela pálido, con cojines gruesos y lo suficientemente profundos que parecían poder perderse en ellos. Podría imaginarme acurrucarme en ese sillón con las piernas tapadas a mi lado, un libro en mis manos.
De alguna manera había estado esperando una estética similar a la del cromo y el cuero negro. No es que asociara la personalidad de Brian o su gusto con ese tipo de diseño, pero era lo que podría haber pensado que un joven soltero podría llegar a conseguir. Ya fuera la suavidad de los colores, el pequeño frasco con piedras, el agua y el bambú en la encimera de la cocina o las imágenes en tonos sepia de los árboles en el vestíbulo, el lugar me dio una sensación de tranquilidad.
Sentí una punzada de envidia, y no fue solo porque el apartamento de Brian era agradable. Estaba obteniendo una mejor idea de quién era, y cómo éramos personas muy diferentes, en cierto sentido.
Brian gruñó mientras dejaba las cajas junto al armario delantero. Se quitó las botas y lo tomé como una señal para quitarme los zapatos.
“Entonces, ya empecé un poco”, me dijo, llevándome a la sala de estar, y vi que había un montón de tablas de color gris claro y una caja de cartón vacía apoyada contra la pared. “Resulta que realmente necesita un segundo par de manos. ¿Quieres algo antes de comenzar? Prefieres el té al café, ¿verdad? ¿O quieres un refresco? ¿Un bocado?”
“Estoy bien”, sonreí, quitándome la sudadera y poniéndola en el mostrador de la cocina. Le había prometido a Tattletale que lo haría. Sintiéndome muy consciente de mí con mi barriga expuesta, traté de distraerlo con la tarea que tenía entre manos: “¿Empezamos?”
El primer trabajo, el que dejó incompleto, era un conjunto de estanterías, y comenzamos con eso. Era, como él había dicho, un trabajo para dos personas. Los estantes tenían tres columnas con seis estantes cada uno, y cada parte se acoplaba con la ayuda de clavijas de madera. Era imposible presionar dos piezas cerca de la parte superior sin que las que estaban cerca del fondo se separasen, y viceversa, así que conseguimos un ritmo en el que uno de nosotros juntaba piezas mientras que el otro impedía que todo lo demás se desarmara.
En general, nos llevó unos veinte minutos más o menos. Después de verificar que todo estaba encajado y alineado, Brian arrastró el estante del piso y lo colocó contra la pared.
“Ese es uno”, sonrió, “¿Estás segura de que no quieres un trago?”
“¿Qué tienes?”
“Ven, tengo cosas en la nevera. Elije lo que quieras.”
Agarré una cola de cereza. Brian agarró una cocacola, pero casi la ignoró mientras abría la siguiente caja, la cuadrada que medía casi cuatro pies de ancho, y comenzó a colocar las piezas individuales en el suelo de la cocina. Una mesa de cocina con taburetes.
Resultó que la mesa de la cocina era un trabajo más difícil que la estantería. Las patas debían sostenerse exactamente en el ángulo correcto, o los pernos se atascaban en los agujeros, o forzaban a la pata de la mesa a salir de su posición. Cada vez que eso ocurría, terminamos teniendo que sacar el perno y comenzar de nuevo. Terminé sosteniendo firmemente la primera pata de la mesa mientras atornillaba los pernos de la base.
Sin mirarme, colocó su mano sobre la mía para ajustar el ángulo una fracción. El contacto me hizo sentir como si alguien hubiera arrancado una cuerda de guitarra que iba desde la parte superior de mi cabeza hasta la mitad de mi cuerpo. Un profundo ronroneo en mi interior que no se podía escuchar, solo se sentía. Me alegré mucho por las mangas largas de mi top, porque se me ponían los pelos de punta.
Me encontré por defecto cayendo en mi defensa más básica, quedarme callada, quedándome quieta, así que no podía decir ni hacer nada estúpido. El problema fue que esto me hizo muy, muy consciente del silencio y la falta de conversación.
Probablemente Brian no había siquiera notado el silencio, pero me pregunté qué decir, preguntándome cómo iniciar una charla o cómo mantener una conversación. Fue agonizante.
Se acercó para ver mejor mientras colocaba una tuerca en el perno, y su brazo se presionó contra mi hombro. De nuevo, provocó una reacción casi elemental de mi cuerpo. ¿Fue esto intencional? ¿Estaba señalando interés a través del contacto físico casual? ¿O estaba asignando significado a algo casual?
“Casi terminado”, murmuró, ajustando su posición para comenzar a atornillar el otro perno para la pata de la mesa. Su brazo no estaba presionando contra mi hombro ahora, pero por la forma en que estaba agachado, su rostro estaba a solo unos centímetros del mío. De acuerdo, eso fue peor.
“Taylor, ¿crees que puedes agarrar esa llave más pequeña sin mover la pierna?”
No confiaba en mí misma para responder sin hacer un ruido raro, así que simplemente cogí la pequeña llave y se la entregué.
“Eso es más rápido, gracias”, respondió, después de un segundo, “¿Puedes pasarme la tuerca?”
Lo hice, dejándolo caer en su mano en lugar de colocarlo allí, preocupada por lo que podría hacer o por cómo reaccionaría si mi mano tocaba la suya. No iba a sobrevivir las siguientes tres patas de la mesa de esta forma, y mucho menos las banquetas o el tercer mueble que ni siquiera habíamos empezado.
“¿Taylor?”, Preguntó.
Dejó la pregunta colgar, así que tragué saliva y respondí: “¿Qué?”
“Relájate. Puedes respirar.”
Me reí ligeramente al darme cuenta de que estaba conteniendo la respiración, lo que resultó en una exhalación nerviosa y entrecortada que solo aumentó la incomodidad que estaba sintiendo.
Él estaba sonriendo, “¿Estás bien?”
¿Qué se supone que debía decir? ¿Admitir que no sabía cómo lidiar con estar cerca de un chico guapo?
Miré al suelo, a la pata de la mesa que sostenía. “Me pongo nerviosa cuando estoy cerca de la gente. Pienso en, ya sabes, que tal vez tengo mal aliento, o tenga olor a sudor, y no podría notarlo porque es mío, así que aguanto la respiración así para estar segura. No sé.”
Bravo, Taylor. Bravo. Imaginé el más lento y más sarcástico de los aplausos lentos. Hablando de mal aliento y sudor era totalmente el camino a seguir. Uno de esos momentos brillantes que me daría vergüenza cada vez que lo recordara en los siguientes años o décadas, estaba segura.
Entonces Brian se inclinó, cerrando los escasos centímetros de distancia que nos separaban, hasta que nuestras narices prácticamente se tocaron.
“No. Hueles bien”, me dijo.
Si hubiera sido un personaje de dibujos animados, estaba bastante segura de que ese era el punto en el que me salía vapor de las orejas, o me derretía en un charco. En cambio, fui con mi primer instinto, una vez más, y me quedé muy callada. Me di cuenta de un calor en mi cara que debe haber sido un rubor furioso.
Sería difícil decir si fue una misericordia o no, pero Brian se distrajo con el sonido de una llave en una cerradura, y la apertura de la puerta de entrada.
Lo primero que pensé fue que la chica que entró era la novia de Brian. Entonces la vi mirar hacia nosotros, sonreír, y noté la similitud entre sus ojos y los de Brian. Su hermana.
Mi segundo pensamiento, o mi segunda reacción, en realidad, fue difícil de poner en palabras. Es como, podrías mirar un Mercedes y decir que era una hermosa obra de arte, incluso si no eras alguien que prestaba mucha atención a los autos. En líneas similares, cuando veías un Mercedes con una calcomanía de llamas barata pegada a las ruedas y un alerón casero pegado en la parte trasera, era doloroso y decepcionante en un nivel fundamental. Eso fue lo que sentí, mirando a Aisha.
Era hermosa, tan femenina como Brian era masculino, con pómulos altos, cuello largo y, aunque era dos o tres años más joven que yo, ya tenía pechos más grandes que los míos. Podrías convencerme de cortarme un dedo por tener piernas, cintura y caderas como las de ella.
Maldita sea, esta familia tenía buenos genes.
Solo necesitabas echar un vistazo a Aisha para saber que iba a ser completamente hermosa cuando terminara de crecer. Dicho eso, sin embargo, tenía una raya de cabello decolorado y parte de ese cabello decolorado había sido teñido en una franja de color púrpura. Era como si hubiera hecho todo lo posible por parecer vulgar, con shorts de jean rasgados sobre leggings de red verde neón, y un top sin tirantes que dudaría incluso en llamar ropa interior. Cualquier envidia que sentía hacia ella se veía acentuada por un sentimiento casi de ofensa, en cuanto a cómo estaba arruinando lo que le habían dado naturalmente.
“¿Estoy interrumpiendo?”, Dijo, con un tono ligeramente burlón, mientras me miraba sin poder entenderlo.
“Aisha”, Brian se levantó, “¿Qué estás haciendo aquí? Tú-” se detuvo cuando una mujer negra robusta y sólida entró por la puerta principal. Donde la mirada de Aisha hacia mi había sido ambigua, la mirada que esta mujer me dio fue todo lo contrario. Desaprobación, disgusto. Me di cuenta de lo que debía parecer, ligeramente sudorosos, en el suelo entre los muebles, con el estómago visible, prácticamente brillante con un rubor rosado. Me apresuré a agarrar mi sudadera y ponerla.
“Señor. ¿Laborn?”, Dijo la mujer pesada, “Me temo que esperaba que estuviera más preparado, pero parece que está en medio de algo.”
Brian negó con la cabeza, “Si señora. Sra. Henderson. Estoy casi seguro de que su oficina me dijo que los esperara a las dos esta tarde.”
“Esa fue la hora original. Aisha me dijo que quería reprogramar-” La señora Henderson se interrumpió y le lanzó a Aisha una mirada dura.
Aisha sonrió, se encogió de hombros y se levantó de un salto, así que estaba sentada al final del mostrador de la cocina. “¿Qué? Hay una película que quiero ver esta tarde con mis amigos.”
“Si hubieras preguntado, podría haber dicho que sí”, le dijo Brian, “Ahora probablemente voy a decir que no.”
“No es tu decisión, hermano, no estoy viviendo contigo todavía”, ella levantó le mostro el dedo del medio con las dos manos.
Brian parecía que iba a decir algo más, pero luego se detuvo. Suspiró, luego dirigió su atención a la trabajadora social de Aisha, “Lo siento por esto.”
Ella frunció el ceño, “Yo también. Debería haber llamado para comprobar, dada la historia de Aisha de torcer la verdad.” Miró su cuaderno y pasó la página, “Si quieres reprogramar, hmmm, me temo que ya llené la ranura de la tarde, pero tal vez ¿Este fin de semana…?”
Brian le dio a Aisha una mirada molesta, “Ya que está aquí, si estás dispuesta a pasar por alto los muebles que no hemos terminado de armar, podríamos hacerlo ahora.”
“¿Si estás seguro? ¿Qué hay de su... compañera?” Ella me miró.
Mi rubor probablemente no se había ido, y sospecho que me sonrojé un poco más de repente al ser puesta en medio de una situación incómoda. Probablemente no ayudó a desvanecer ninguna impresión equivocada que ella había percibido.
“Ella es una amiga, me estaba ayudando. Taylor, no estoy seguro de cuánto tiempo será esto. No quiero perder tu tiempo, pero me sentiría mal si te fueras tan pronto después de venir hasta aquí. Si quieres quedarte y relajarte, podría llevarte de regreso después.”
Cada parte socialmente torpe de mi cerebro ansiaba tomar la ruta de escape ofrecida, hacer mi salida, enfriarme. Fue difícil decir por qué no lo hice.
“Me quedaré, si no voy a estar en el camino. No tango planes para la tarde.”
Cuando Brian sonrió, me di cuenta de por qué no había aprovechado la oportunidad de irme.
La mujer volvió a examinarme en detalle. Ella me preguntó: “¿Estás en su clase en línea?”
Negué con la cabeza.
“No. Pareces un poco joven para eso.” Entonces ella me desafió, “¿Por qué no estás en la escuela?”
“Um”, dudé. Mantente lo más cerca posible de la verdad. “Estuve al borde de una de las explosiones de bombas y tuve una conmoción cerebral. Estoy faltando a clases que esté completamente mejor.”
“Ya veo. ¿Estás segura de que ensamblar muebles es lo que pretendía el médico cuando te dijo que descansaras y te recuperases?”
Sonreí torpemente y me encogí de hombros. Hombre, realmente estaba esperando no estar estropeando esto para Brian.
“Entonces”, Brian habló con la Sra. Henderson, “¿Quería mirar mi casa y ver el espacio que aparté para Aisha? Supongo que esta es una oportunidad para que revise un lugar antes de que la familia se apresure a barrer todo debajo de la alfombra.”
“Mmm”. Una respuesta no coercitiva. “Vamos al balcón, y puede contarme sobre el área y las escuelas cercanas.”
Brian abrió el camino y sostuvo la puerta para el asistente social. Se cerró detrás de él, dejándome con Aisha, que todavía estaba sentada en el mostrador de la cocina. Le di una pequeña sonrisa y recibí una mirada fría y penetrante a cambio. Incómoda, volví mi atención a la mesa y traté de ver qué podía hacer por mi cuenta, con la segunda pata.
“Así que. ¿Estás en el equipo de mi hermano?”
¿Qué? Estuve orgullosa de mí misma cuando apenas perdí el ritmo. “¿Equipo? Sé que hace boxeo, o boxeaba, al menos, pero-”
Ella me dio una mirada divertida, “Vas a hacerte la tonta, ¿verdad?”
“No estoy entendiendo. Lo siento.”
“Claro.” Se inclinó hacia atrás y pateó un poco las piernas.
Volví mi atención de nuevo a la pata de la mesa. No llegué muy lejos antes de que ella me interrumpiera de nuevo.
“Mira, sé que estás en su equipo. Proceso de eliminación, tienes que ser la chica bicho.”
Negué con la cabeza, tanto para negarlo como para exasperarme. ¿Qué carajo, Brian?
“Me dijo que tenía poderes, no dijo lo que eran. Como tiene poderes, cree que hay una posibilidad de que yo también los tenga. No quería que me sorprendiera. Descubrí quién era él después de eso, vi algo sobre algunos villanos que robaban un casino una noche en la que no estaba en casa, comencé a registrar las veces que no estaba disponible y seguía coincidiendo. Lo confronté y no hizo un buen trabajo negándolo.”
Con la esperanza de desequilibrarla, puse en mi rostro la más convincente expresión de sorpresa con los ojos abiertos tanto como podía “¿Estás diciendo que tu hermano es un supervillano?
Parpadeó dos veces, luego dijo, lentamente, como si estuviera hablando con alguien con una discapacidad mental, “Siiiii. Y estoy diciendo que tú también lo eres. ¿Por qué otra razón se juntaría mi hermano contigo?”
Auch. Eso dolió.
Me ahorré tener que dar una respuesta y mantener la farsa cuando Brian y la asistente social regresaron del balcón.
La asistente social estaba diciendo: “...dudoso, con la lista de espera.”
“Ella está en el territorio y estaría ingresando a la escuela al mismo tiempo que el resto de los estudiantes de noveno grado.” Brian respondió, mirando mal a Aisha, “Y eso significaría separarla de las malas influencias que tiene alrededor donde está viviendo ahora.”
Aisha le mostró el dedo, otra vez.
“Mmm”, respondió la asistente social, mirando de Aisha hacia él. “Me gustaría ver tu habitación después?”
“¿Mía? ¿No de Aisha?”
“Por favor.”
Brian condujo a la asistente social hasta las escaleras que conducían a su habitación, que daba al resto del departamento.
“Tal vez debería ver cómo reaccionas si lo grito en voz alta”, sugirió Aisha. Ella puso un acento falso, “¿Cómo te llamas, otra vez?”
Giré los ojos.
“¿No vas a decir? Como sea.” Sus manos se ahuecaron alrededor de su boca como si estuviera gritando, gritó burlonamente en un volumen apenas por encima del habla regular, “¡Bichito y Grue, en casa!”
Miré hacia arriba, esperando que Brian y la asistente social no estuvieran al alcance del oído. El murmullo de conversación allí arriba no parecía haber sido interrumpido por lo que Aisha había dicho.
“Parece que estarías en una situación de perder-perder, anunciándolo así”, le respondí, “O tienes razón, y molestas a dos personas que realmente querrás evitar enojar, o estás equivocada y te ves como una loca.”
“¿Y si ellos ya piensan que estoy un poco loca? ¿Qué tengo que perder?”
“No sabría decir.” Apreté el cerrojo, revisé la pata de la silla y la encontré sólida como una roca. Pasé al siguiente. “¿Qué tienes por ganar?”
“Vaaaamos”, ella se quejó, “Solo admítelo.”
Mi corazón latía con fuerza cuando Brian y la asistente social bajaron las escaleras. Aisha, por su parte, pegó una amplia y falsa sonrisa en su rostro para saludarlos. Brian hizo pasar a la mujer al segundo dormitorio, pero no entró con ella. Se detuvo para mirarme.
“Taylor, no necesitas hacer eso por tu cuenta.”
“Está bien”, dije. Mirando hacia arriba, donde Aisha estaba sentada en la encimera, agregué: “Es una buena distracción.”
“Lo siento. Creo que tardaremos solo un minuto más.”
Resultó cierto. La asistente social salió de la habitación de Aisha, echó un vistazo por el baño y luego investigó los armarios y la nevera.
La Sra. Henderson habló con Aisha, “Me gustaría que salgas al balcón por un minuto.”
“Lo que sea.” Aisha saltó del mostrador y se dirigió hacia afuera.
“Y”, dijo, volviéndose hacia Brian, “Tal vez quieras que tu amiga espere afuera también.”
“Realmente no tengo nada que esconder”, respondió, mirando hacia mí.
“Bien. Permítanme comenzar diciendo que esto es mejor que la mayoría.”
“Gracias.”
“Pero tengo preocupaciones.”
Se podía ver la expresión de Brian cambiar una fracción, ante eso.
“Leí los documentos y planes que me enviaste por correo electrónico. Usted tiene un plan sólido en mente para la contabilidad, el pago de las facturas, ayudarla con su educación, posibles gastos adicionales, el presupuesto para la ropa e incluso para ahorrar dinero para la universidad. En muchos aspectos, este es el tipo de situación que deseo, con la mayoría de mis casos.”
“¿Pero?”
“Pero cuando miro este lugar, veo que lo has hecho muy tuyo. Los muebles, las decoraciones, las obras de arte, parecen apuntar a tu personalidad, dejando muy poco espacio para Aisha, incluso en el espacio que has reservado para ella.”
Brian pareció un poco aturdido por eso. “Ya veo.”
“Mire, Sr. Laborn, debemos considerar la perspectiva de Aisha. Ella es una fugitiva en serie. Ella claramente no ve la casa de su padre como un hogar. Se debe tener cuidado adicional para asegurarse de que ella vea esto como tal. Suponiendo que ella termina aquí y no en casa de su madre.”
“Mi madre,” la expresión de Brian tomó un tono más serio.
“Soy consciente de sus preocupaciones sobre el tema de la madre de Aisha, Sr. Laborn.”
Mi celular sonó una vez en mi bolsillo de sudadera. Lo ignoré.
Brian suspiró, flaqueándose un poco, “¿Esto es reparable?”
“Sí. Involucre a Aisha en la decoración, esté dispuesto a comprometer sus gustos y su estética para que sienta que este también es su espacio”, dijo, “sé que no será fácil. Aisha es difícil a veces, estoy segura de que ambos podemos estar de acuerdo es eso.”
Estaba empezando a gravitar hacia esa conclusión yo misma.
“Sí”, Brian asintió, “Entonces, ¿qué sigue?”
“Haré una visita a la casa de su madre en una semana y media, si recuerdo bien. Si desea enviarme otro correo electrónico cuando sienta que ha enmendado este pequeño problema, y ​​las pocas cosas que le señalé durante la inspección, podría hacer arreglos para visitarlo nuevamente.”
“Eso sería fantástico.”
“Tenga en cuenta que tengo una carga de trabajo desbordante, y probablemente no pueda pasar hasta al menos una semana después de que me haya avisado.”
“Gracias”, dijo Brian.
“¿Alguna pregunta?”
Sacudió la cabeza.
“Entonces le deseo suerte. Para disculparme por el tiempo inesperado de la cita, le haré una oferta de una sola vez para quitarle a Aisha de sus manos. Si ella insiste ser suspendida, puedo presentarle a otra persona que siguió ese camino, mientras voy a las citas de esta tarde.”
Brian sonrió. No es exactamente esa sonrisa increíble que había visto tan a menudo, pero una bonita sonrisa, no obstante, “Creo que se perderá la película a la que quería ir.”
“Parece”, el trabajador social sonrió con complicidad. “Siga así, Sr. Laborn. Aisha tiene suerte de tenerlo.”
Brian se animó un poco al respecto.
La reunión no duró mucho después de eso, y Aisha fue arrastrada quejándose por la asistente social. No pude respirar con alivio hasta que se fueron. Incluso entonces, estaba inquieta, sabiendo cuán fuertes habían sido las sospechas de Aisha.
Recordando que mi teléfono había sonado, busqué mi teléfono celular para ver cuál había sido el mensaje. Mientras mantuve presionado el botón para desbloquearlo, le dije a Brian: “Aisha sabe sobre los Undersiders, parece.”
“Mierda. Lo siento”, hizo una mueca de dolor, “Si pensara que te encontrarías con ella, te habría dado una advertencia. ¿No dijiste nada?”
“Fingí no saber de qué demonios estaba hablando, por poco que sirvió. ¿Esto va a ser un problema?”
“Ella prometió que no le diría nada a nadie... y realmente me molesta que haya sido lo suficientemente indiscreta para plantear el tema con alguien a quien no había dado mi consentimiento. Pero Aisha no lo diría por contarlo. Creo que ella probablemente estaba jugando contigo.”
“Si estás seguro”, tenía mis reservas, pero no estaba segura de querer presionarlo sobre el tema, cuando ya estaba estresado.
“Bastante seguro”, suspiró.
Miré mi teléfono celular. Era de Lisa.
prdn x interrumpir besukeo. los dos tienen q volver rapido. se sta yendo todo ala mierda
Sentí un poco de calor en las mejillas mientras me tomé mucho cuidado de borrar el texto. Cuando terminé, me volví hacia Brian. “Lisa dice que algo está pasando. Ella dice que nos apresuremos a volver.”
“Que hinchapelotas”, dijo Brian. “Esperaba... ah carajo. Supongo que no vamos a armar todo esto, ¿eh?”, Me sonrió.
Le devolví la sonrisa, “En otra ocasión.”
Él me dio una mano para ayudarme a ponerme de pie. ¿Estaba siendo optimista u observadora cuando noté que su mano tal vez se demoraba medio segundo más de lo necesario en la mía?
¿Estaba una parte de mi temiendo esas posibilidades, esperando que no fuera ni un deseo mio ni una observación precisa de él? Porque no podía decir si me asustaba, o si solo quería que hubiera una parte cuerda de mí con una objeción.
Mierda. Mentalmente avancé mi línea de tiempo. No más de una semana, y tendría que llevar lo que sabía sobre los Undersiders al Protectorado. No estaba segura de confiar en mí misma por más tiempo que eso.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.04.22 00:27 jefethrowaway1111 Reflexiones sobre ser jefe en México

Hola hubo un post reciente que me inspiró a crear un throwaway y hablar un poco de mi experiencia como jefe después de casi 2 años de ser ascendido.
No me gustan las introducciones largas así que voy al grano, básicamente he sido empleado toda mi vida (ando en los 30s ya camino a la siguiente decada), mis padres también fueron empleados toda su vida, y mis hermanos también, mis abuelos etc. Bueno porfin después de mucho esfuerzo me encontré en la posición de ser jefe de otras personas, con control total sobre su salario, su empleo y todo lo demás. Siendo empleado toda mi vida (y viendo como explotaron a mi papá por tantos años) siempre me dije a mi mismo 'yo voy a ser diferente', yo voy a tratar a los empleados de otra manera, voy a respetar su tiempo, voy a ser comprensivo con sus aflicciones, en fin ser justo es algo que siempre fue fomentado en mi familia.
Pues bueno, voy a darles un pequeño recorrido de mi corta travesía como jefe a través de dar un breve resumen de algunas contrataciones que he realizado, por supuesto se utilizan nombres ficticios:
Pues bueno he dado un resumen muy corto de las experiencias que he tenido como jefe en estos dos años, y he dejado de fuera otras experiencias muy similares con otras personas a mi cargo. ¿Cómo han cambiado estas experiencias mi manera personal de administrar la empresa?
En fin, la empresa ahora es manejada como otros muchos corporativos, como aquellos en los que alguna vez trabajé y critique amargamente. Creo que es pertinente señalar que a todos y cada uno se les pagaba bien por encima de la media de acuerdo a su experiencia y conocimientos. En cuanto a la empresa me da gusto reportar que va en buen camino a pesar de todo lo mencionado. Quería compartir algunas de mis experiencias como un modo de exponer que las cosas siempre resultan más complejas de lo que parecen. No estoy en ningún momento haciendo una defensa de las empresas o los empresarios, estoy totalmente consciente de los abusos a los que muchos empleados son sometidos, pero por experiencia propia he aprendido que el abuso puede ir en cualquier dirección.
submitted by jefethrowaway1111 to mexico [link] [comments]


2018.04.03 20:25 master_x_2k Insinuación IX

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

____________________Insinuación IX____________________

Mientras Brian y yo volvíamos al loft, me sentí más que un poco aprensiva. No era solo que iba a estar cerca de Perra nuevamente, sino que también tenía que enfrentar a Lisa y Alec. Después de gritar y hablar sobre dejar el equipo, estaba dando media vuelta y regresando. Una parte de mí quería disculparse, pero una gran parte de mí sentía que no debería. Me habían justificado todo lo que había dicho y hecho, ¿verdad? Quizás fue solo porque no estaba acostumbrada a la violencia ni a alzar la voz.
Como temía, hubo un silencio incómodo cuando llegamos a la parte superior de las escaleras. Perra estaba sentada en una silla al lado de una de las mesas, sus perros no estaban a la vista. Cuando me vio, frunció el ceño, pero no dijo nada. Alec sonrió cuando volví, pero no podía decidir si era porque estaba contento o si era a costa mía. No lo conocía lo suficientemente bien como para adivinar de cualquier manera.
“Me alegro de que hayas regresado”, me dijo Lisa, con una sonrisa en su rostro, “Alec, ¿puedes ir a buscar el botiquín de primeros auxilios? Puede estar en el armario de almacenamiento.”
Mientras Alec hacía eso, Brian me sentó en el brazo del sofá y me quité la sudadera para ver mejor el daño. Me subí la parte de abajo de mi camiseta alrededor hasta costillas para ver dónde uno de los perros había llegado a mi estómago y espalda. Mi ropa se había llevado la mayor parte del daño, y solo había sufrido tres o cuatro rasguños poco profundos. Hubo hematomas y algunas áreas en peladas donde me sentí adolorida, pero pensé que me recuperaría de eso en un día o dos. Tenía un corte en la oreja, que sería más difícil de ocultar, pero estaba bastante segura de que podría ocultar el incidente de mi padre sin que él hiciera un escándalo.
Solo había un punto con daño real, una perforación en la que parecía que un colmillo se había enterrado profundamente en la parte superior de mi antebrazo y luego había arrastrado como 3 centímetros hacia abajo, hacia mi muñeca, antes de salir. El área a su alrededor ya estaba cambiando de color con hematomas. No estaba segura de cuán profunda era la perforación, pero estaba bastante segura de que debería haber estado doliéndome más de lo que lo hacía. La sangre de la herida había corrido por todo mi brazo, y todavía estaba saliendo.
“Cristo”, dije, principalmente a mí misma.
“Eso fue increíble, sabes”, me dijo Alec, mientras regresaba con el botiquín de primeros auxilios, “No pensé que fueras capaz de patearle el trasero a alguien.” Lo fulminé con la mirada, pero él solo se sentó en el la parte posterior del sofá, sus piernas pateando como un niño emocionado.
“Creo que vamos a limpiar eso y coserlo. El poder de Tattle debería darnos una mejor idea de si los puntos son necesarios”, dijo Brian en voz baja.
“Está bien”, estuve de acuerdo.
Difícilmente describiría los puntos de sutura como una experiencia de unión, pero Perra permaneció más o menos callada durante todo el proceso. Nos dijeron a ambas que nos sentáramos y nos quedáramos quietas mientras Brian limpiaba y cosía el agujero en mi brazo y desgarro que mi patada había hecho en el oído de Perra. Brian insistió en tomar dos Tylenol[1], aunque el dolor todavía se limitaba a un leve dolor en mi brazo. A regañadientes le di el gusto.
Nunca me gustó tomar píldoras, y nunca sentí que hicieran una diferencia real.
“¿Tienes entrenamiento de primeros auxilios?”, Le pregunté, para hacer conversación y romper el silencio tenso.
Alec se quejó, “Todos lo tenemos, Brian nos hizo tomar una clase completa menos de una semana después de que nos reunimos como equipo. Es un dolor de culo, créeme. Él te obligará a hacerlo también.”
“Ya lo hice”, admití, “Una de las primeras cosas que hice.” Salté un poco por un gruñido desde mi izquierda, pero fue solo Rachel maldiciendo cuando Lisa le puso algodón en la oreja.
Brian solo me miró y mostró esa sonrisa juvenil de nuevo. Aparté la vista, avergonzada de que un tipo como él se alegrara así por mí. Se levantó para ir al baño, la basura de las vendas, suturas, hisopos de algodón y ungüentos en sus manos.
Con Brian fuera y Lisa absorta tratando de arreglar la oreja de Perra, me quedé con Alec. Para hacer una conversación, dije: “Alec. Me ibas a decir lo que haces. Te haces llamar Regent, ¿verdad?
“El nombre es una larga historia, pero lo que hago es esto.” Miró por encima del hombro a Brian, que regresaba del baño con una toalla húmeda en la mano. Brian, a mitad de camino, tropezó y cayó al piso.
“¡Vaya forma de verse bien frente a la chica nueva, renguito!” Alec se burló de su compañero de equipo, riendo. Agradecida por la interrupción en la tensión, no pude evitar reír también. Mientras Alec continuaba riendo, Brian se puso de pie y corrió hacia más pequeño chico, momento en el cual le hizo una llave de cabeza a Alec y comenzó a golpearlo en el hombro repetidamente. Este abuso solo hizo reír a Alec más fuerte entre sus gritos de dolor.
Lisa se volvió hacia mí, sonriendo por la travesura y la pelea en juego entre los chicos, “Es un poco complicado de explicar, pero básicamente, Alec puede entrar en los sistemas nerviosos de las personas. Esto le permite disparar impulsos que activan los reflejos o hacen que las partes del cuerpo se pongan en movimiento. No es un poder dramático, pero con coordinación, puede hacer que alguien se caiga a mitad de un paso, suelte algo, pierda el sentido del equilibrio o apreté el gatillo de un arma.”
Asentí con la cabeza, absorbiendo la información. A mí me pareció muy poco impresionante, pero estaba dispuesta a admitir que podría estar subestimándolo.
“Bueno”, dije, después de una larga pausa, “Creo que entiendo lo que todos pueden hacer, entonces. Corrígeme si me equivoco, pero, ¿Perra puede convertir esos perros en los seres monstruosos que vi la otra noche?”
Sentada a unos metros de distancia, Perra murmuró: “No son monstruosos.”
Lisa respondió mi pregunta, ignorándola. “Rachel puede hacerlo con cualquier perro, en realidad”, dijo, haciendo hincapié en el nombre, “Y nada de usar nombres en clave cuando no estamos disfrazados, ¿ok?, Tienes que habituarte a usar el nombre correcto en el momento adecuado, así será mucho más difícil tener un desliz.”
Era difícil pensar en Rachel por su verdadero nombre. Perra parecía realmente apropiada dado lo que había hecho. Me disculpé con Lisa, “Lo siento.”
Lisa asintió levemente en respuesta y luego me dijo: “Ella puede usar su poder en cualquier perro, pero solo Brutus, Judas y Angelica están entrenados lo suficientemente bien como para que la escuchen cuando están llenos de energía.”
Ah, así que era eso. “Y Brian crea esa oscuridad aceitosa que arruina tu capacidad auditiva. El wiki de Parahumans dijo que era generación de oscuridad.”
Brian sonrió, “Yo mismo lo puse en la wiki. No es erróneo, pero atrapa a la gente con la guardia baja cuando creen que saben lo que puedes hacer, y hay algo más en ello.”
Lisa agregó: “No es solo el sonido. También corta las señales de radio y amortigua los efectos de la radiación.”
“Eso es lo que le dice su poder, de todos modos. No tuve muchas oportunidades de probar esa parte de las cosas. Me las arreglo como está”, dijo Brian. Volvió la palma de su mano hacia arriba y creó un puñado de la oscuridad. Era como el humo, pero tan negro que no tenía textura. Era como si alguien hubiera llevado un bisturí a la realidad y la negrura era lo que estaba allí cuando todo lo demás había desaparecido. Ni siquiera podía medir las dimensiones, a menos que lo mirara desde una perspectiva diferente. Incluso entonces, con la forma en que la oscuridad cambiaba y se elevaba como el humo, era difícil juzgar la forma.
Continuaba saliendo más de su mano, trepando hacia arriba para cubrir la parte superior de la habitación. Cuando se cortó la luz de las ventanas cerca de los bordes superiores de la sala y las barras fluorescentes del techo, la habitación se oscureció mucho.
Cerró su mano en un puño, y la oscuridad se diluyó y se desintegró en hebras y jirones, y la habitación se iluminó de nuevo. Miré la luz que entraba por las ventanas y me sorprendió que no fuera más tarde.
“¿Qué hora es?”, Le pregunté.
“Diecinueve minutos antes de las cinco”, dijo Lisa. Ella no miró un reloj mientras lo dijo, lo cual fue inquietante. Fue un recordatorio de que su poder estaba constantemente disponible para ella.
Brian me preguntó: “¿Tienes un lugar en el que necesites estar?
“En casa, supongo”, admití, “mi papá se preguntará dónde estoy.”
“Llámalo”, Lisa sugirió, “Ahora que las presentaciones han terminado, puedes quedarte a pasar el rato, si quieres.”
“Podríamos pedir pizza”, sugirió Alec. Luego, cuando Lisa, Brian y Perra hicieron muecas, él agregó: “O tal vez todos están hartos de pizza y podríamos pedir otra cosa.”
“¿Te quedas?” Brian lo hizo una pregunta.
Eché un vistazo a Perra. Estaba sentada en la mesa detrás de uno de los sofás y parecía un desastre, con un vendaje ensangrentado sobre una oreja, una mancha de sangre debajo de la nariz y los labios, y un poco de verde alrededor de las agallas que sugería que se sentía un poco descompuesta. Con ella en ese estado, no me sentí particularmente amenazada. Permanecer significaba que podía trabajar formando un lazo y quizás ahondar un poco para obtener más información. También extrañaba socializar con la gente, incluso si era bajo falsas pretensiones con un grupo que incluía una sociópata aparente. Había sido un día apestoso. Poder solo pasar el rato sonaba bien.
“Está bien”, decidí, “Sí, creo que me gustaría.”
“El teléfono está en la cocina si quieres llamar a tu padre”, dijo Lisa.
Miré por encima de mi hombro mientras me dirigía al otro lado del loft. Los otros se acomodaron en los sofás, con Alec encendiendo el televisor mientras Lisa y Brian se tomaban un segundo en limpiar.
Encontré el teléfono y llamé a mi papá.
“Hola papá”, le dije, cuando escuché que recogían el teléfono.
“Taylor. ¿Estás bien? “Parecía preocupado. Era muy inusual, supuse, que yo no estuviera en casa cuando él regresó del trabajo.
“Estoy bien, papá. ¿Esta bien si salgo con algunas personas esta noche?”
Hubo una pausa.
“Taylor, si hay alguien que te hacer hacer esta llamada… los matones o alguien más, dime que todo está bien. Si no estás en problemas, dime el nombre completo de tu madre.”
Me sentí momentáneamente avergonzada. ¿Era tan inusual para mí pasar el rato con la gente? Sabía que mi padre solo trataba de mantenerme a salvo, pero estaba al borde de lo ridículo.
“Annette Rose Hebert”, le dije, “Realmente papá, está bien.”
“¿Estás realmente bien?”
Mi mirada recorrió la cocina, observando los detalles, mientras le daba mis garantías.
“Mejor que nunca. Como que hice algunos amigos”, dije.
Mis ojos se posaron en la mesa del comedor. Había una pila de dinero, envuelta con una banda de papel, tal como había sido el dinero en la lonchera. Además del dinero, claro como el día, estaba el metal gris oscuro de una pistola.
Mi atención atrapada por el arma, apenas capte la pregunta de mi padre. “¿Cómo son?”
“Parecen buenas personas”, mentí.
[1] Tylenol: Marca de paracetamol, un analgésico.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.03.25 23:24 master_x_2k Insinuación VI

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

______________________Insinuación VI______________________

Me presenté en traje. No me importaba si pensaban que era grosero o paranoico, yo prefería ser capaz de sobrevivir a que alguien sacara un cuchillo a quedar bien.
Tomé un autobús de la biblioteca a mi casa y me puse mi traje debajo de la ropa. La mayoría de los paneles de armadura de mi traje eran piezas separadas, sujetas por correas que se deslizaban en hendiduras en la tela del disfraz. Sin embargo, no todos lo eran. Hice algo la armadura parte del leotardo, hice secciones de armadura angostas y rígidas a lo largo del centro de mi pecho, espalda, espinillas, muñecas, caderas y la parte superior de mis hombros. de modo que cuando atara las piezas más grandes, las ranuras en la parte inferior de la armadura se ajustaran a ellas y evitaran que se cayeran. Me miré en el espejo antes de irme, y pensé que nadie lo notaría a menos que mantuviera una postura extraña y prestaran mucha atención a lo que llevaba puesto. Llevaba ropa holgada sobre el traje, uno de mis pantalones vaqueros más grandes y una sudadera, e incluso con eso, me sentí dolorosamente conspicua.
Me cambié parecido a como lo había hecho la noche anterior, encontré un callejón vacío, rápidamente me puse la máscara, me quité la ropa exterior y metí la ropa en una de las mochilas viejas de mi papá. Oculté la mochila antes de ir a patrullar la noche anterior, pero hoy opté por llevármela. Salí al otro lado del callejón.
Cuando estaba a una corta distancia del sitio de la pelea de la noche anterior, envié una docena de moscas para explorar. Me concentré en lo que estaban sintiendo.
Los bichos, probablemente no hace falta decirlo, perciben las cosas de una manera muy diferente a como lo hacemos nosotros. Más que eso, perciben y procesan las cosas a una velocidad muy diferente. El resultado final era que las señales que mi poder podía traducir y enviarme de una manera que mi cerebro podía entender eran tenues. La información visual llegaba a través de parches de manchas de tinta monocromáticas claras y oscuras, alternando entre difusas y excesivamente nítidas. El sonido era casi doloroso de procesar, reduciéndome a las vibraciones de tonos bajos que hacían que mi visión se distorsionara y los ruidos de tono agudo no eran muy diferentes a los de las uñas en una pizarra. Multiplica eso por cien, mil, diez mil, era abrumador. Cuando llevaba poco tiempo con mi poder, no había sido capaz de contenerme. La sobrecarga sensorial en realidad nunca me había lastimado, incluso en el peor de los casos, pero me había hecho sentir miserable. En estos días, tenía esa parte de mi poder apagado un buen noventa y nueve por ciento del tiempo.
Mi método preferido de detectar cosas a través de mis bichos era el tacto. No era que su sentido del tacto se tradujera mucho mejor que la parte auditiva o visual de las cosas, sino que tenía más que ver con el hecho de que podía decir dónde estaban en relación conmigo. Estaba muy consciente de cuándo estaban muy quietos, si se estaban moviendo o si algo más los estaba moviendo. Eso era algo que se traducía bien.
Así que, mientras enviaba los bichos a explorar, los doce pares de ojos compuestos identificaron primero al trío como siluetas borrosas sobre una sombra más grande y definida, iluminada por una llamarada blanca que tenía que ser el sol. Dirigí las moscas más cerca, hacia las “cabezas” de las figuras, y tocaron la piel. Ninguno de los tres llevaba máscaras, lo cual consideré razón para creer que Tattletale había estado diciendo la verdad. No estaban disfrazados. No había ninguna garantía de que los tres fueran realmente Tattletale, Grue y Regent, pero me sentía lo suficientemente segura como para dirigirme a la escalera de incendios y subir al tejado.
Eran ellos, sin duda. Los reconocí incluso sin sus disfraces. Dos chicos y una chica. La chica tenía el cabello rubio oscuro recogido en una trenza suelta, unas pocas pecas sobre el puente de su nariz y la misma sonrisa vulpina que reconocí la noche anterior. Llevaba una camiseta negra de manga larga con un diseño de estilo graffiti y una falda de mezclilla hasta la rodilla. Me sorprendió el color verde botella de sus ojos.
El más pequeño y más joven de los dos muchachos, más o menos de mi edad, era indudablemente Regent. Reconocí la melena de rizos negros. Era un tipo apuesto, pero no de una manera que me hiciera decir que era guapo. Era bello, con una cara triangular, ojos azul claro y labios carnosos en un ceño fruncido. Diría que tenía herencia francesa o italiana. Podía ver que fuera atractivo para muchas chicas, pero no podía decir que yo estuviera interesada. Los chicos guapos, Leonardo Decaprio, Marcus Firth, Justin Beiber, Johnny Depp, nunca me llamaron la atención. Llevaba una chaqueta blanca con capucha, jeans y zapatillas, y estaba posado en el borde elevado del techo, con una botella de cola en la mano.
Por el contrario, Grue era sorprendente en apariencia. Más alta que yo por lo menos por un pie, Grue tenía piel de chocolate oscuro, trenzas hasta los hombros y esa mandíbula cuadrada masculina que normalmente asocias con superhéroes. Vestía vaqueros, botas y una camiseta verde lisa, que me pareció un poco fría para la primavera. Noté que tenía una considerable definición muscular en sus brazos. Este era un tipo que hacía ejercicio.
“Y ella llegó”, cantó Tattletale, “Paga”.
Regent frunció el ceño un segundo, y buscó en su bolsillo un fajo de billetes, que pasó a Tattletale.
“¿Apuestas a si me aparecería?”, Me atreví a preguntar.
“Apostamos a si vendrías disfrazada”, me dijo Tattletale. Entonces, más para Regent que para mí, ella dijo, “y yo gané”.
“De nuevo”, murmuró Regent.
“Es tu culpa en primer lugar por aceptar la apuesta”, dijo Grue, “Incluso si no era contra Tattle, fue una apuesta tonta. Aparecer disfrazado tiene demasiado sentido. Es lo que yo haría.” Tenía una buena voz. Era una voz adulta, incluso si su apariencia me daba la sensación de ser un tipo en su adolescencia.
Él extendió su mano hacia mí, “Hola, soy Brian”.
Le di la mano, no tenía miedo de estrecharme la mano con firmeza. Le dije:
“Puedes llamarme Bicho, supongo. Al menos, hasta que se me ocurra algo mejor, o hasta que decida que esto no es un truco elaborado.”
Se encogió de hombros, “Genial”. No había ni la menor señal de ofensa bajo mi sospecha. Casi me siento mal.
“Lisa”, se presentó Tattletale. Ella no me ofreció su mano para sacudirla, pero creo que se habría sentido fuera de lugar si lo hubiera hecho. No era que pareciera poco amistosa, pero no tenía el mismo aura simpático que Grue.
“Soy Alec”, me informó Regent, con voz tranquila, y luego agregó: “Y Perra es Rachel”.
“Rachel prefirió no venir”, dijo Grue, “Ella no estuvo de acuerdo con el objetivo de nuestra reunión.”
“Lo que plantea la pregunta”, interrumpí, “¿Cuál es el objetivo de esta reunión? Estoy un poco incomoda con ustedes, revelando sus identidades secretas de esta forma, o al menos, fingiendo hacerlo.”
“Lo siento”, Grue... Brian se disculpó, “Esa fue mi idea. Pensé sería una muestra simbólica de confianza.”
Detrás de las lentes amarillas de mi máscara, mis ojos se estrecharon, pasando de Lisa a Alec a Brian. No pude sacar ninguna conclusión de sus expresiones.
“¿Por qué, exactamente, necesitan mi confianza?”, Le pregunté.
Brian abrió la boca y luego la cerró. Miró a Lisa, que se agachó y recogió una lonchera. Ella me la ofreció.
“Dije que estábamos en deuda. Todo tuyo, sin compromiso”.
Sin tomar la caja, incliné la cabeza para ver mejor el frente, “Alexandria. Ella era mi miembro favorito del Protectorado cuando era una niña. ¿La lonchera es coleccionable?”
“Ábrela”, me indicó Lisa, con girando los ojos.
La tomé. Por el peso y el movimiento de los contenidos, inmediatamente tuve una idea bastante clara de lo que era. Desaté los cierres y abrí la caja.
“Dinero”, respiré, sorprendida por tener de pronto tanto en mis manos. Ocho fajos de billetes, atados con bandas de papel. Cada una de las bandas de papel tenía un número escrito en él en marcador permanente. Dos cincuenta cada uno...
Lisa respondió antes de que tuviera el número total en mi cabeza, “Dos mil”.
Cerré la caja y fijé los cierres. Sin tener idea de qué decir, me quedé en silencio.
“Tienes dos opciones”, explicó Lisa, “Puedes tomar eso como un regalo. Como agradecimiento por, intencionalmente o no, salvar nuestro trasero de Lung anoche. Y tal vez un poco de incentivo para contarnos entre tus amigos cuando estés disfrazada y haciendo actos ruines”.
Su sonrisa se amplió, como si hubiera dicho algo que encontraba divertido. Tal vez fue la ironía de un villano hablar de 'actos ruines', o cuán cursi era la frase. Explicó: “Entre disputas territoriales, diferencias de ideología, luchas de poder en general y egos, hay pocas personas en la comunidad local de villanos que no nos ataquen a la vista”.
“¿Y la segunda opción?”, Le pregunté.
“Puedes tomar esto como su primera cuota en la asignación mensual a la que tienes derecho como miembro de los Undersiders”[1], dijo Brian, “Como una de nosotros”.
Pasé mi mirada entre los tres, buscando el chiste. Lisa aún tenía una sonrisa, pero me daba la impresión de que era su expresión predeterminada. Alec parecía un poco aburrido, en todo caso. Brian parecía muy serio. Maldición.
“Dos mil al mes”, dije.
“No”, interrumpió Brian, “Eso es justo lo que el jefe nos paga, para permanecer unidos y mantenerse activos. Hacemos, eh, considerablemente más que eso.”
Lisa sonrió, y Alec se rió entre dientes mientras agitaba el contenido de su botella de coca. Tomé nota mental de la mención de este 'jefe'.
No queriendo distraerme, rápidamente pensé en la parte inicial de nuestra conversación en el contexto de la oferta de trabajo.
Le pregunté, “¿Entonces Perra no vino porque estaba en contra del, eh, reclutamiento?”
“Sí”, dijo Alec, “lo votamos y ella dijo que no”.
“Por el lado positivo, el resto de nosotros votamos que sí”, Brian se apresuró a agregar, mirando a Alec con mala cara, “Ella cambiara de opinion. Ella siempre vota en contra de agregar nuevos miembros al grupo, porque no quiere dividir el dinero entre cinco”.
“Entonces, ya han hecho esto del reclutamiento”, concluí.
“Uh, sí”, Brian parecía un poco avergonzado, se frotó la parte posterior de su cuello, “No fue bien. Lo intentamos con Spitfire[2], y ella se asustó antes de que siquiera llegáramos a la oferta de trabajo. Nuestra culpa, por traer a Rachel con nosotros esa vez”.
“Y luego ella fue reclutada por otra persona”, agregó Alec.
“Sí”, Brian se encogió de hombros, “Ella fue captada por Faultline[3] antes de que tuviéramos una segunda oportunidad. Le hicimos una oferta a Circus, también, y ella nos dijo en términos muy claros que trabajaba sola.”
“Me enseñó algunas nuevas groserías en el proceso también”, dijo Alec.
“Ella fue bastante explicita sobre cómo vuela sola”, admitió Brian.
“Entonces, hacen un esfuerzo extra, sin disfraces como muestra de confianza y un bono en efectivo por adelantado, para que me una”, dije, mientras unía las piezas.
“Basicamente”, estuvo de acuerdo Brian, “En resumidas cuentas, especialmente con Lung fuera de acción y el ABB disminuido por su ausencia, es probable que haya conflicto sobre el territorio y el estado entre las diversos pandillas y equipos. Nosotros, La Cuadrilla de Faultline, el resto del ABB, el Imperio Ochenta y Ocho, los villanos solitarios, y cualquier equipo o pandillas fuera de la ciudad que crean que pueden entrar y tomar un pedazo de la Bahía. Si terminamos en una pelea, vamos a querer potencia de fuego. No hemos fallado un trabajo todavía, pero los tres estamos de acuerdo en que es solo cuestión de tiempo antes de que terminemos atrapados en una pelea que no podemos ganar, con Perra como la única de nosotros que realmente puede repartir daño.”
“Simplemente no entiendo por qué me quieren a mi”, le dije, “controlo bichos. Eso no va a detener a Alexandria[4], Glory Girl o Aegis[5].”
“Has jodido a Lung”, Lisa se encogió de hombros mientras hablaba, “Eso es suficiente para mí”.
“Um, no realmente”, le respondí, “en caso de que te lo hayas perdido, fueron ustedes quienes lo detuvieron antes de que me ejecutara anoche. Eso solo prueba mi punto.”
“Cariño”, dijo Lisa, “equipos enteros de capas se han enfrentado a Lung y les ha pateado sus culos. Que te manejaras tan bien como lo hiciste es fantástico. El hecho de que el idiota esté acostado en una cama de hospital por tu culpa es la cereza del postre.”
Mi respuesta se detuvo antes de que saliera de mi boca. Solo me las arreglé para decir un tonto, “¿Henh?”
“Sí”, Lisa levantó una ceja, “Sabías qué bichos hiciste que le picaran, ¿verdad? Viudas negras, reclusas marrones, mariposas cola parda, arañas Mildei, hormigas rojas-[6]
“Sí”, la interrumpí, “No sé los nombres oficiales, pero sé exactamente qué le mordió, qué le picó y qué hacen los venenos”.
“Entonces, ¿por qué estás sorprendida? Un par de esos bichos serían jodidamente peligrosos si mordieran solo una vez, pero los hiciste morder muchas veces. Eso es bastante malo, pero cuando Lung quedo en custodia lo revisaron los doctores, y el idiota médico a cargo dijo algo como, 'Oh, bueno, estos parecen mordidas y picaduras de insectos, pero los realmente venenosos no muerden varias veces. Veamos cómo está en unas horas”.
Pude ver hacia dónde iba la historia. Puse mis manos sobre mi boca, susurrando: “Dios mío”.
Tattletale sonrió, “No puedo creer que no supieras”.
“¡Pero él se regenera!” Protesté, dejando caer las manos, “Se supone que las toxinas no son ni siquiera el uno por ciento de efectivas contra las personas que se curan como él.”
“Son lo suficientemente efectivas, supongo, o su curación dejó de funcionar en algún momento”, me dijo Lisa, “cuando llegaron a él, el tipo grande estaba empezando a sufrir una necrosis de tejido a gran escala. Su corazón incluso se detuvo un par de veces. ¿Recuerdas dónde hiciste que lo mordieran los bichos?”
Cerré mis ojos. Podía ver mi reputación yéndose por las cañeria. Una de las arañas que había estado usando era la reclusa marrón. Podría decirse que es la araña más peligrosa en los Estados Unidos, más que incluso la viuda negra. Una sola mordida de una reclusa marrón podía hacer que un buen trozo de carne alrededor de la picadura se ennegrezca y se pudra. Tenía a mis bichos mordiendo a Lung en las partes más sensibles de su anatomía.
“Digamos que, incluso con la capacidad de sanar varias veces más rápido que la persona promedio, va a Lung sentarse para ir al baño”.
“Está bien, es suficiente”, Brian detuvo a Lisa antes de que pudiera continuar, “Lung se va a recuperar, ¿verdad?”
Con la mirada que Brian le estaba dando a Lisa, pensé que podría estar mintiendo, fuera cual fuera la verdad. Ella se encogió de hombros y me dijo: “Ya se está recuperando. Lentamente, pero está mejorando, y debería estar en buen estado dentro de seis meses o un año.”
“Mas te vale rezar porque no escape”, dijo Alec, su voz aún tranquila pero perpleja, “porque si alguien hiciera que mis partes nobles se caigan, estaría buscando sangre”.
Brian se pellizcó el puente de la nariz, “Gracias por eso, Alec. Si siguen así los dos, nuestro recluta potencial va a huir para tener un ataque de pánico antes de que la idea de convertirse en un Undersider se le pase por la cabeza.”
“¿Cómo sabes esto?”, Le pregunté, inmediatamente después de que la idea se cruzara por mi cabeza. Cuando Brian se volvió hacia mí con una expresión como si pensara que había dicho algo para ofenderme, aclaré: “Tattletale, o Lisa, o lo que sea que se supone que debo llamarte”. ¿Cómo sabes estas cosas sobre Lung... o sobre el hecho de que estuve en la Biblioteca, o que la capa estaba en camino, anoche? “
“¿Biblioteca?” Interrumpió Brian, dándole a Lisa otra mirada oscura.
Lisa ignoró la pregunta de Brian y me guiñó un ojo, “Una chica tiene que tener sus secretos”.
“Lisa es la mitad de la razón por la que no hemos fallado en un trabajo todavía”, dijo Alec.
“Y nuestro jefe es una gran parte del resto”, Lisa terminó por él.
“Eso dices tú”, refunfuñó Brian, “Pero no hablemos de eso”.
Lisa me sonrió, “Si quieres toda la noticia, me temo que los detalles sobre lo que hacemos solo vienen con la membresía en equipo. Lo que puedo decirte es que somos un buen grupo. Nuestro historial es de primera categoría, y estamos en esto por diversión y ganancias. Sin gran plan. Sin verdadera responsabilidad.”
Fruncí mis labios, detrás de mi máscara. Mientras que había conseguido algo de información, sentí que tenía muchas más preguntas. ¿Quién era este jefe que mencionaron? ¿Creó él o ella otros equipos de villanos de gran éxito, en Brockton Bay o en otro lugar? ¿Qué hizo que estos tipos fueran tan efectivos, y era algo que podía robar o copiar para mí?
No era como si estuviera firmando el trato en sangre o algo así. Y tenía mucho que ganar.
“Está bien, entonces, cuenten conmigo”, les dije.
[1]Incognitos. Algo que es secreto, privado, poco confiable.
[2] Lit. Escupefuego, también el nombre de un avión de combate de hélice.
[3]Línea de falla, el lugar donde chocan o se separan las placas tectónicas causando terremotos o volcanes.
[4]Alejandría: Además del nombre de la ciudad fundada por Alejandro Magno, significa defensora del hombre.
[5]Aegis: Del latín, nombre del escudo de Athena. En ingles significa protección, tutela.
[6]Todos bichos sumamente venenosos. Las reclusas marrones causan necrosis (se te pudre y cae la carne) el veneno de viuda negra ataca el sistema nervioso y es 15 veces mas poderoso que el de la serpiente de cascabel.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.03.17 16:10 master_x_2k Gestación 6

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

___________________Gestación 6___________________

Escuché al Capa llegar con su motocicleta tuneada. No quería ser vista huyendo de la escena de una pelea, y arriesgarme a ser etiquetada como una de los malos por otra persona, pero tampoco iba a acercarme a la calle, por si que Lung se sentia mejor. Como no había ningún sitio donde ir, me quedé donde estaba. Solo descansar sentía bien.
Si me hubieras preguntado hacía apenas unas horas que cómo pensaba que me sentiría al conocer a un superhéroe famoso, habría utilizado palabras como emocionada y nerviosa. La realidad era que estaba demasiado cansada para preocuparme.
Pareció como si volara al tejado, pero el arma larga de casi dos metros que el hombre sostenía se sacudió al aterrizar. Estaba bastante segura de haber visto los dientes de un gancho retirarse en el final del arma. Así que así era conocer a Armsmaster en persona, pensé.
La organización de superhéroes más grande en el mundo era el Protectorado, que abarca Canadá y los Estados Unidos, con conversaciones en curso sobre la inclusión de México en el acuerdo. Era una liga de superhéroes patrocinada por el gobierno con una base en cada “ciudad de capas”. Es decir, tenían un equipo instalado en cada ciudad con una población considerable de héroes y villanos. El equipo de Bahía Brockton era oficialmente ‘El Protectorado Este-Noreste’, y se establecían en la isla flotante envuelta en un campo de fuerza que se podía ver desde el Paseo Marítimo. Este hombre, Armsmaster, era el jefe del equipo local. Cuando el grupo de los principales miembros del Protectorado de todo Canadá y Estados Unidos hacían esa clásica formación de ‘v’ en las sesiones de fotos, Armsmaster era uno de los que estaban en los laterales. Este era un tipo que tenía sus propias figuras de acción. Armsmaster en diferentes poses con partes intercambiables de su Alabarda.
Él parecía un superhéroe de verdad, no un tipo con un disfraz. Era una distinción importante. Llevaba una armadura corporal, de color azul oscuro con reflejos de plata. Tenía una visera en forma de V en ángulo agudo que cubría sus ojos y nariz. Con solamente la mitad inferior de la cara expuesta, pude ver una barba recortada para trazar los bordes de la mandíbula. Si tuviera que juzgar, con sólo la mitad inferior de su rostro para adivinar, supondría que veintialgo o treinta y pocos años.
Su distintivo y arma era su Alabarda, que era básicamente una lanza con un hacha en el extremo, hasta arriba de aparatos y del tipo de tecnología que generalmente sólo veias en la ciencia ficción. Él era el tipo de hombre que aparecía en las portadas de revistas y hacía entrevistas en televisión, por lo que podría encontrar casi cualquier cosa sobre Armsmaster a través de diversos medios de comunicación, excepto su identidad secreta. Sabía que su arma podía cortar a través del acero como si fuera mantequilla, que tenía inyectores de plasma para lo que la hoja sola no podía cortar y que podía disparar pulsos electromagnéticos dirigidos para apagar campos de fuerza y ​​dispositivos mecánicos.
“¿Vas a pelear conmigo?” Preguntó.
“Soy una de los buenos”, le dije.
Acercándose a mí, inclinó la cabeza, “No pareces uno.”
Eso dolió, sobre todo viniendo de él. Era como Michael Jordan diciendo que eras malo en baloncesto. “Eso… no es intencional”, le respondí, un poco a la defensiva, “Llevaba más de la mitad del traje hecho cuando me di cuenta de que ya parecía más sombrío de lo que había previsto, y no podía hacer nada al respecto para entonces.”
Hubo una larga pausa. Nerviosa, aparté mis ojos de ese visor opaco. Eché un vistazo a su emblema del pecho, una silueta de la visera en azul contra un fondo de plata, y me vino la ridícula idea de que en algún momento había tenido un par de calzoncillos con su emblema en la parte delantera.
“Estás diciendo la verdad”, dijo. Fue una declaración convencida, lo que me sorprendió. Quería preguntarle cómo lo sabía, pero no quería hacer o decir algo que pudiera hacerle cambiar de opinión.
Se acercó más, mirándome mientras estaba allí sentada con los brazos alrededor de las rodillas, y preguntó: “¿Necesitas ir a un hospital?”
“No”, le dije. “No lo creo. Y me sorprende tanto como a ti”.
“Eres una nueva cara”, dijo.
“Ni siquiera tengo un nombre todavía. ¿Sabes lo difícil que es pensar un nombre de temática de bichos que no me haga sonar como una supervillana o una completa idiota? “
Se rió entre dientes, y sonaba cálido, muy normal. “No sabría decirte. Entre en este juego lo bastante temprano como para no tener que preocuparme por quedarme sin nombres buenos”.
Hubo una pausa en la conversación. De repente me sentí incómoda. No sé por qué, pero admití , “Casi me muero.”
“Es por eso que tenemos el programa de Custodios,” dijo. No hubo juicio en su tono, ni presión. Sólo un hecho.
Asentí con la cabeza, más por dar una respuesta que por estar de acuerdo con su comentario. Los Custodios eran la subdivisión de menores de dieciocho años del Protectorado, y Bahía Brockton tenía su propio equipo de Custodios, con la misma convención de nombres que el Protectorado; Los Custodios del este-nordeste. Había considerado solicitar unirme, pero la idea de escapar del estrés del instituto para meterme en un embrollo de dramas adolescentes, supervisión adulta y horarios rígidos parecía contraproducente.
“¿Pillaste a Lung?” Le pregunté, para cambiar del tema de los Custodios. Estaba bastante segura de que estaba obligado a tratar de reclutar a nuevos héroes al Protectorado o los Custodios, dependiendo de su edad, para promover todo el plan de los héroes organizados responsables de sus actos, y yo realmente no quería que insistiera sobre que me uniera.
“Lung estaba inconsciente, vencido y hecho un desastre cuando llegué. Le llené de tranquilizantes para estar seguro y le contuve temporalmente bajo una jaula de acero que se suelda a la acera. Lo recogeré cuando esté de vuelta “.
“Bien”, le dije, “Con él en la cárcel, sentiré como que he logrado algo hoy. La única razón por la que empecé la pelea fue porque le oí decir a sus hombres que dispararan a unos críos. Sólo me di cuenta más tarde de que estaba hablando de algunos otros villanos “.
Armsmaster se volvió hacia mí. Así que se lo dije todo, contándole la lucha en general, la llegada de los villanos adolescentes, y sus descripciones generales. Antes de que terminara, él se paseaba nervioso por el tejado.
“Estos chicos. ¿Sabían que estaba viniendo?”
Asentí con la cabeza, una vez. Por mucho respeto que tuviera hacia Armsmaster, no estaba con ánimos de repetirme.
“Eso explica muchas cosas”, dijo, mirando a lo lejos. Después de unos momentos, continuó explicando, “Son resbaladizos. En las pocas ocasiones en que conseguimos pelear cara a cara con ellos, o ganan o salen más o menos indemnes, o ambos. Sabemos muy poco sobre ellos. Grue y Hellhound estaban trabajando por su cuenta antes de unirse al grupo, así que hay algo de información, pero ¿los otros dos? Son inexistentes. Si la chica Tattletale tiene alguna forma de detectarnos o espiarnos, ayudaría mucho a explicar por qué les va tan bien.”
En cierto modo me sorprendió escuchar uno de los mejores héroes admitir no estar totalmente en control de la situación.
“Es curioso”, le dije, después de pensarlo unos momentos, “Ellos no parecen tan duros. Grue dijo que estaban entrando en pánico cuando se enteraron de que Lung iba tras ellos, y estuvieron bromeando relajadamente mientras la lucha ocurría. Grue se estaba burlando de Regente.”
“¿Dijeron todo esto delante de ti?” preguntó.
Me encogí de hombros, “Creo que pensaban que estaba ayudandoles. Según la forma de la que Tattletale hablaba, creo que pensó que yo también era una villana o algo así ” Con un toque de amargura, le dije: “No sé, supongo que fue el traje lo que los llevó a pensar eso.”
“¿Podrías haberte enfrentado a ellos?” me preguntó Armsmaster.
Empecé a encogerme de hombros, y me estremecí un poco. Me sentía un poco dolorida en el hombro, sobre donde había caído en el tejado después de haber sido golpeada por las llamas de Lung. Le dije: “Como has dicho, no sabemos mucho acerca de ellos, pero creo que esa chica con los perros-“
“Hellhound”, dijo Armsmaster.
“Creo que ella podría haberme pateado el culo por su cuenta, por lo que no. Probablemente no podría haber luchado ellos “.
“Entonces piensa que fue buena suerte que se llevaran la impresión equivocada”, dijo Armsmaster.
“Intentaré mirarlo de esa manera,” dije, impresionada por cuan fácilmente era capaz de tener esa mentalidad de “coger algo negativo y convertirlo en algo positivo”, que yo había estado tratando de conseguir. Envidiaba eso.
“Buena chica”, dijo, “Y ya que estamos mirando hacia el futuro, tenemos que decidir que vamos a hacer a partir de aquí.”
Mi corazón se hundió. Sabía que iba a sacar el tema de los Custodios de nuevo.
“¿Quién se lleva el crédito por Lung?”
Cogida por sorpresa, le miré. Empecé a hablar, pero él levantó la mano.
“Escúchame. Lo que has hecho esta noche es espectacular. Jugaste un papel considerable en apresar a un villano importante. Sólo tienes que considerar las consecuencias “.
“Consecuencias”, murmuré, mientras la palabra espectacular resonaba en mis oídos.
“Lung tiene una gran banda a lo largo de Bahía Brockton y ciudades vecinas. Más que eso, tiene dos lacayos con superpoderes. Oni Lee y Bakuda. “
Negué con la cabeza: “He oído hablar de Oni Lee y Grue menciono luchar contra él. Nunca he oído hablar de Bakuda “.
Armsmaster asintió, “No es de extrañar. Ella es nueva. Lo que sabemos de ella es limitado. Hizo su primera aparición y la demostración de sus poderes a través de una extensa campaña de terrorismo contra la Universidad de Cornell. Lung al parecer la reclutó y la trajo a Bahía Brockton después de que sus planes fueran frustrados por el Protectorado de Nueva York. Esto es … algo preocupante”.
“¿Cuáles son sus poderes?”
“¿Conoces la clasificación Inventor?”
Empecé a encogerme de hombros, pero recordé el dolor de mi hombro y asentí con la cabeza en su lugar. Además probablemente fuera más educado. Le dije: “Cubre a cualquier persona con poderes que le dan una comprensión avanzada de la ciencia. Permite crear tecnología adelantada años a su tiempo. Pistolas de rayos, cañones de hielo, armaduras mecánicas, ordenadores avanzados “.
“Algo así”, dijo Armsmaster. Se me ocurrió que sería un Inventor, si su Alabarda y armadura eran una indicación. Eso, o que había conseguido sus cosas de otra persona. Siguió explicando: “Bueno, la mayoría de los Inventores tienen una especialidad o un truco especial. Algo en lo que son particularmente buenos o algo que ellos pueden hacer, que otros Inventores no pueden. La especialidad de Bakuda son bombas “.
Me quedé mirándolo. Una mujer con un poder que le permitía hacer bombas que estaban décadas por delante de su tiempo tecnológicamente . No me extraña que lo viera como una preocupación.
“Ahora quiero que consideres el peligro de llevarte el crédito por la captura de Lung. Sin lugar a dudas, Oni Lee y Bakuda buscarán lograr dos objetivos. La liberación de su jefe y vengarse del responsable. Sospecho que ahora eres consciente… son gente terrorífica, Más aterradores en algunos aspectos que su jefe “.
“¿Estás diciendo que no debería llevarme el crédito”, le dije.
“Estoy diciendo que tienes dos opciones. La primera opción es unirte a los Custodios, donde tendrás apoyo y la protección en caso de un altercado. La segunda opción es mantener la cabeza baja. No llevarte el crédito. Pasar desapercibida “.
No estaba preparada para tomar una decisión así. Por lo general, me iba a dormir a las once más o menos, despertaba a las seis y media para estar lista para salir a correr por la mañana. Según mis calculos, eran entre la una y las dos de la mañana. Estaba emocionalmente agotada por los altos y bajos de la noche, y apenas podía entender las complicaciones y dolores de cabeza que vendrían de unirme a los Custodios, y mucho menos de tener dos sociópatas increíblemente peligrosos viniendo a por mí.
Además de eso, no era tan tonta como para no ver los motivos de Armsmaster. Si optaba por no llevarme el crédito por la captura de Lung, Armsmaster lo haría, estaba segura. No quería empezar con mal pie con alguien tan importante.
“Por favor, mantén mi participación en la captura de Lung en secreto” le dije, dolorosamente decepcionada de tener que decirlo, aun sabiendo que era lo que tenía más sentido.
Sonrió, cosa que yo no esperaba. Tenía una bonita sonrisa. Me hizo pensar que podía ganarse los corazones de muchas mujeres, como quiera que fuesen los dos tercios superiores de su cara. “Creo que algún día mirarás atrás y verás que esta fue una decisión inteligente”, dijo Armsmaster, volviendo a caminar hasta el otro extremo del tejado, “Llámame al CGP si alguna vez estás en un apuro.” Dio un paso fuera del borde del tejado y desapareció de la vista.
Llámame si alguna vez estás en un apuro. Había dicho, sin admitirlo abiertamente, que me debía una. Se llevaría gran parte del crédito por la captura de Lung, pero me debía una.
Antes de haber bajado del todo la escalera de incendios, oí al repiqueteo de su motocicleta, presumiblemente llevando a Lung a un encierro de por vida. Esperaba.
Me llevaría una media hora llegar a casa. De camino, me pararía y me pondría la camiseta y los pantalones vaqueros que había escondido. Sabía que mi padre se iba a dormir antes que yo, y dormía como un tronco, así que no tenía nada de qué preocuparse en cuanto a concluir la noche.
Podría haber ido peor. Por extraño que parezca, esas palabras eran una manta de seguridad que envolví a mi alrededor para evitar centrarme en el hecho de que al día siguiente era día de instituto.
Nombres:
-Armsmaster: Maestro de armas.
-Bakuda: Bakuda viene del japones 爆弾, o ‘bakudan’, que significa ‘bomba’.
-Oni Lee: Lee es un nombre asiático común. Oni, del japonés 鬼, generalmente asociado a espiritus malignos, demonios o monstruos en la mitología japonesa

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2017.12.21 21:03 Facu474 Articulo en Kerrang 1702 sobre LEGEND S

Tapa
Resultados del poll hecho a los que leen la revista
BABYMETAL fue votada la 4ta mejor banda del año para shows en vivo del año por fans.
------------------------- Pagina 66 -------------------------
Predio: GREEN ARENA, HIROSHIMA
Fechas: 2.12.17 - 3.12.17
Rating: KKKKK (Clasico, lo mas alto que se puede dar a un show)
LOS ICONOS DEL METÁL JAPONESES CELEBRAN EL CUMPLEAÑOS DE SU-METAL CON EL SHOW MAS ESPECTACULAR QUE HAN HECHO HASTA HOY
ASÍ QUE, ¿cuál es el regalo perfecto para un cumpleaños importante? Un iPhone X? ¿Un pony? ¿Una resaca? Sean cuales sean sus circunstancias, es poco probable de que seas crucificado en un ritual por una pandilla de monjes con capuchas mientras que llamas de 30 pies iluminan la noche y un grupo de músicos de metal con corpse-paint perforan una canción que marca tu desaparición. Y es incluso menos probable que después de esto, regreses, te adoren como un Dios y asciendas a los cielos enfrente de 14,000 adoradores. Perdón.
Sin embargo, hacen las cosas de manera diferente en Japón, especialmente si aquellos en cuestión son BABYMETAL. Llegar a la mayoría de edad y convertirse oficialmente en un adulto es un gran problema en Japón. Se lleva a cabo a los 20, en lugar de a los 18, y aunque las atenciones han disminuido en los últimos años, está marcado por un día ceremonial de la mayoría de edad. La vocalista de BABYMETAL Suzuka Nakamoto, también conocida como SU-METAL, ha alcanzado este umbral y, durante dos noches en su lugar de nacimiento de Hiroshima, la banda celebra el hecho de la manera más espectacular que se pueda imaginar. Han decidido llamar a esta fiesta de cumpleaños LEYENDA - S - BAUTISMO XX. Naturalmente.
No comienza en circunstancias ideales. Unas horas antes del primero de los dos shows, se filtraba palabra de que la cantante YUIMETAL estába demasiada enferma para participar. Se consideraba una postergación, pero se toma la decisión de proceder, sobre todo porque los fanáticos han viajado desde Japón y más allá para estos shows especiales. "Para YUlMETAL, que desafortunadamente no tocara, SU-METAL, MOAMETAL y todo el equipo de personal desearía unirse como The One con todos los fanáticos que asistirán a las presentaciones", dice el anuncio oficial circulado antes el espectáculo.
'The One' se refiere al club de fans de BABYMETAL, y el primer show es exclusivo para los miembros. Aun así, la demanda era tan alta que los boletos debían distribuirse a través de un sistema de sorteo. Dos noches en el enorme Green Arena los ve tocando enfrente a 14,000 personas,...
--------------------------- Pagina 67 ---------------------------
[El perro de Download ha sido objeto de algunas mutaciones terroríficas]
--------------------------- Pagina 68 ---------------------------
[MOAMETAL o la lampara de la abuela, quien lo visito mejor?]
¡FELIZ CUMPLEAÑOS! ¿QUÉ QUERIAS HACER PARA QUE ESTOS ESPECTÁCULOS FUERAN ESPECIALES?
"Fui a esta presentación pensando en lo orgulloso que estoy de haber nacido y crecido en Hiroshima, y ​​quería mostrar que he aprendido mucho de experiencias pasadas. Durante estos shows, también quería expresar qué tipo de adulto me gustaría ser en el futuro ".
¿EL HECHO DE QUE LOS SHOWS FUERON LOS PRIMEROS DE BABYMETAL EN TU CIUDAD NATAL LOS HIZO AÚN MÁS ESPECIALES?
"Por supuesto. Quería asegurarme de que cuando regresara a mi ciudad natal me sintiera lo suficientemente segura como para sentir que había crecido como artista y como persona a través de varias experiencias. Cumplir este objetivo de hacer una actuación en Hiroshima fue simplemente increíble. También me sentí muy feliz de escuchar que muchos de nuestros fanáticos pudieron visitar muchos de los lugares emblemáticos de Hiroshima durante su estadía".
¿QUÉ PODEMOS ESPERAR DEL PRÓXIMO CAPÍTULO DE BABYMETAL?
"El final de la historia durante estas actuaciones en Hiroshima fue que el Mesías se reencarnó para convertirse en un nuevo líder que iluminaría la luz que se había perdido con su canto y uniría el mundo como uno solo. Solo el Fox God conoce el futuro de BABYMETAL, pero como BABYMETAL esperamos que podamos ser la figura principal como el Mesías para iluminar a todas las personas con las que nos encontremos. Y también esperamos que a través de nuestras actuaciones, podamos proporcionar energía y motivación a varias personas en todo el mundo ".
--------------------------- Pagina 69 ---------------------------
[¿Quién dice que no puedes encontrar el personal en estos días?] (no tiene sentido en Español)
[BABYMETAL estaba muy caliente en la seguridad del escenario]
[Alguien olvidó encender el extractor mientras tomaba una ducha]
...pero hubo cinco veces mas aplicaciones para los sorteos. A medida que la banda toca cada noche, hay fanáticos sin entradas afuera, literalmente presionando sus oídos contra las puertas en un intento por escuchar lo que puedan. Mientras tanto, las filas de los afortunados que llevan sus metafóricos boletos dorados llevan vestimentas idénticas cubiertas de sigilos, talismanes metálicos a juego y máscaras que parecen una mezcla entre una versión de una máscara de enmascarado veneciana y Optimus Prime. Esto parece extraño, francamente, hasta que se explica que The One se considera parte de la ceremonia y que estos son los Tres Tesoros Sagrados, provistos con todos y cada una de las entradas. No lo conseguís con Code Orange, ¿verdad?
La segunda noche está abierta para todos los que compren entradas, pero la participación disfrazada sigue siendo la misma. La experiencia en vivo de BABYMETAL es tanto teatro como rock'n'roll, y la oportunidad de improvisación es estrictamente limitada. Pero los resultados son absolutamente espectaculares.
Comienza con una animación en una pantalla grande y una voz que explica que la gente de la Tierra ha sido golpeada por la desesperación. Afortunadamente, se nos dice que en el año 20XX (su fecha), cuando brilla The Fox Eye, aparecerá una nueva diosa para restaurar la esperanza. Con eso, SU-METAL emerge de la boca de un enorme Fox God, envuelto en humo, vestido con túnicas, agarrando un bastón y luciendo como la nieta con mayor presupuesto de Rob Halford de Judas Priest cuando hace su cosa de Nostradamus. Seis robustas figuras con cabeza de zorro la arrastran por enormes cadenas unidas a una plataforma rodeada por seis cabezas de zorro gigantes—el número seis, y aquellos zorros particularmente lupinos prominentes en la mitología de BABYMETAL—hacia un escenario en el otro extremo del lugar. Una vez que llegan allí, SU-METAL apunta con su bastón, hay una descarga de fuego, una gran explosión, y los hombres zorro comienzan a golpear ruidosamente tambores crecidos, creando un estruendo como una banda sonora de película épica de guerra de fantasía. Es una introducción que deja cualquier banda que puedas nombrar en el polvo.
La Kami Band que proporciona la música puede ser en gran parte anónima, pero absolutamente , ya sea galopando a través de poderoso power metal al estilo DragonForce en canciones tipo Ijime, Dame, Zettai, creando dance-metal en Megitsune, o hasta siendo mas Metallica que Metallica con los riffs de de BABYMETAL Death. Las chicas en el frente son sin duda el punto focal, pero sin el motor turbo de la Kami Band, todo esto fallaría.El publico también juega su parte. Siendo Japón, hay un silencio entre las canciones después de grandes rugidos de aplausos, pero también hay momentos en que la multitud parece haber sido coreografiada también, saltando como si fueran uno solo en los puntos correctos de Doki Doki Morning, cantando los ‘’ Whoa-oh'' de Meta Taro o creando seis pits circulares iguales durante Road Of Resistance.
El rendimiento de la banda sobre el escenario es simplemente asombroso también. Mientras que SU-METAL proporciona la mayoría de las voces principales. MOAMETAL es incansable, esencialmente bailando y cantando como dos. Hay movimientos de karate durante KARATE, y una pelea por etapas hasta con volteretas durante Akatsuki, con MOAMETAL vestida con trajes antiguos para representar el crecimiento de SU-METAL y la batalla con su pasado. Y hay suficiente pirotecnia para encender a la parrilla un calamar a 20 pies de altura, mientras los Fox Warriors regresan para No Rain, No Rainbow, que ha sido restaurada con cuerdas y piano para convertirse en una gran canción para frenar el show con un solo de que bien podria venir Slash.
Sin embargo, ;o mejor se guarda para el final. La intensidad de BABYMETAL DEATH se extiende a medida que nuestra heroína es sacrificada ritualmente en medio de puntales místicos y torres de fuego. Sin embargo, aún no termina cuando la voz que relata se reanuda, y describe cómo la Mesías se reencarna en una nueva diosa y asciende al cielo, ardiendo y llevando esperanza sobre sus hombros. "La luz de la esperanza brilla a través del Fox’s Eye“, continúa. la oscuridad atravesada por luces que brillan y palpitan de las 7.000 máscaras. Es un momento mágico que marca el comienzo del acto final de The One.
"Esta es nuestra canción, este es nuestro sueño", canta SU-METAL, mientras ella y MOAMETAL caminan el escenario que cruza el arena entero, esta vez vestidas con elegantes togas de oro y tocados. Suben a la parte superior del escenario, antes de que se abra una pared y las escaleras se extiendan más allá, sobre las cuales BABYMETAL asciende a la luz y se convierten en diosas.
Así termina este capítulo para BABYMETAL. Como una banda que nunca ha hecho las cosas de manera discreta, esperas lo espectacular, pero estos dos shows superan cualquier cosa que incluso la imaginación más salvaje podría haber pensado. Solo el Fox God sabe cómo van a seguir un triunfo tan masivo, pero con una diosa en la banda ahora, no esperes nada menos que divinidad absoluta cuando lleguen a Download 2018.
Link para comprar la revista
submitted by Facu474 to BABYMETALEspanol [link] [comments]


2017.10.02 21:06 sopni Grammar Proofread Please!

The following is a short story adapted from a short film for my Advanced Writing Class. If anyone could proofread for grammatical error, especially little things (subj/adj agreement, ect.) it would be much appreciated! Thanks!
Nieve. El chico está feliz; le encanta el nieve. Nieve intenta que puede abrigarse en su ropa del invierno. Su abrigo rojo y su gorra azul le hacen sentir atrevido, como está preparándose de explorar un mundo nuevo y extraño. Deambula alegremente por la calle, silenciosamente agradeciendo a la ciudad por darle un día como esto. No hay otra gente en las calles, y se deleita en su soledad--como si fuera el solo explorador bastante valiente de ir afuera en el frío y nieve. Sus ojos verdes miran con maravilla los edificios cubiertos de nieve y las calles vacías, buscando algo para capturar su atención--un descubrimiento digno de un explorador de su estatura. Siente crecido--aquí, solo, no es demasiado joven para nada. Sabe que él y sus nueve años puede superar cualquier obstáculo en esta selva de concreto y nieve y calles vacíos. ¡Por fin! Algo destaca de las paredes grises. Ciento metros por la calle, ve una pared de un verde oscuro, cubierto en escritura. Empieza de correr, curiosísimo de que ha descubierto. Sus botas dejan arrugas largas en el nieve fresco, deslizando, desperados de alcanzar su destinación. Se da cuenta de no es pared--es pizarra. Además, está cubierto en nombres--cien por lo menos. ¡Ha encontrado una lista de exploradores que vinieron antes de él! Emocionado, el chico busca una manera de añadir su nombre a los anales históricos. Para su sorpresa, encuentra un pedazo de tiza que le parece completamente nuevo--no se ha usado ninguna vez. Le parece extraño--¿cómo puede no ser usado la tiza? Piensa un momento en esto y decide que la tiza debe haber puesto aquí para alguien especial, como él--alguien que no tiene miedo de un día como esto. Ansiosamente, coge la tiza y escribe su nombre tan alto como pueda. Alma. Lo dice en voz alta, como si estuviera confirmándolo. Escucha un crujido detrás de él. Gira rápidamente, y ve a sí mismo. Pausa, confundido. Por un momento piensa que está mirando un espejo, pero cuando lo acerca se da cuenta de que es una réplica de detalle increíble de sí mismo--incluso lleva la misma ropa como Alma. Encantado de la continuación de su aventura, Alma examina la muñeca a través de la ventana por pocos segundos antes de que decida de entrar el edificio que la contiene. Camina a la puerta y agarra la picaporte. La jala, y frunce el ceño cuando no abre. Trata otra vez. No abre. Frustrado, Alma lanza una bola de nieve a la puerta y empieza a alejarse. De repente, oye otra crujido; gira a la puerta y ve que está abierto. Emocionado, Alma corre por la puerta y examina el cuarto. Ve muñecas por todas partes. Tienen mucha variedad; chicos y chicas en ropa de todas estaciones y todas modas. Tienen caras con expresiones diferentes también--pero todos son niños o niñas. Con un choque, Alma nota que las muñecas sí tienen algo en común: todos tienen ojos que parecen tan reales que deberían ser imposibles; a él le parecen como ojos humanos, mudados a las muñecas. Piensa que la artista que las hicieron debe ser un maestro para crear algo así. Recordando su propia muñeca, mira donde había estado y está perplejo--ya no está. Se aleja de la ventana y está alegre de verla, ahora en un podio al centro del cuarto. Sonriendo, va a examinarlo más cerca, pero su pie golpea otra muñeca en el suelo--un chico llevando un traje y montando una bicicleta. Él puede moverse--trata de biciclar, pero está en su lado. Alma lo recoge, riéndose a las piernas de movimiento rápido, y lo pone vertical en el suelo. Inmediatamente, la ciclista acelera hacia la puerta, pero se cierra un momento antes de que se vaya del edificio. Golpea la puerta con un bam! y rebota, pero otra vez acelera hasta que golpee la puerta. Queda haciendo esto--golpeando la puerta, rebotando, y golpeándola otra vez. Es casi como está tratando de escapar. Alma regresa a su muñeca, pero ha mudado otra vez. Ahora está en un estante al lado del cuarto. El chico piensa que es muy raro esta tienda, pero, comprometido a su aventura, camino por el cuarto y sube los estantes para alcanzarla. Al llegar más próximo, nota que su muñeca no tiene ojos como las otras; sus son gris y irreal--no tienen ninguna parte de humanidad. Está decepcionado--quizás no es un réplica de él si no tiene los mismos ojos. Para verlo mejor, decide quitarlo del estante para que no tenga que mirar arriba. Quita un guante, extiende su brazo, y cola de tocarlo con sus dados. Está poco fuera del alcance; Alma pone un pie en el estante más bajo y da una final esfuerza de cogerlo. Su dado toca la muñeca. Un crujido. Una muñeca nueva levanta desde debajo del suelo: una chica con pelo rojo y llevando un vestido granate. Los ojos verdes de la muñeca que lleva el abrigo rojo y gorra azul miran con horror del estante, haciendo contacto de ojo con los ojos asustados por todo el cuarto. Los ojos se mueven desesperadamente, cuando Alma se da cuenta de que no puede mover ninguna parte del cuerpo. El cuarto está vacío otra vez; el solo ruido es el bam! bam! bam! de la muñeca en la bicicleta hasta que se cae, y entonces, silencio. Llueve. La chica de pelo rojo corre con sus paraguas, disfrutando a sí mismo mucho. No le molesta la lluvia--no le importa si su vestido se ensucia, no le gusta granate. Busca algo interesante de hacer en este día de lluvia. Grita con deleite cuando mira una pared interesante por el calle, y empieza a correr para verlo mejor.
submitted by sopni to Spanishhelp [link] [comments]


2017.08.15 07:49 Subversivos .........Y mato porque me toca.

El relato del crimen que transportó a este país hacia las regiones mentales más frías de los asesinos anglosajones en serie comienza cuatro años antes del 30 de abril de 1994, noche en la que un estudiante de tercero de Químicas, de 22 años, y otro de tercero de B.U.P., de 17, eliminan a un hombre con 20 puñaladas porque lo exigía el guion del juego que ellos mismos inventaron.
LOS SUCESOS DE EL PAÍS ... Y mato porque me toca Los reportajes y ensayos de esta veraniega serie han sido extraídos del libro Los sucesos de EL PAÍS, publicado en 1996 como parte de la conmemoración de los 20 años del diario, lanzado el 4 de mayo de 1976. Históricas firmas del periódico, como Rosa Montero, Juan José Millás o Jesús Duva desmenuzan algunos de los crímenes que han marcado la reciente Historia de España, de la matanza de Atocha al crimen de los Marqueses de Urquijo.
Cuatro años antes de aquella madrugada, en un campo de fútbol del barrio madrileño de Chamartín, Félix Martínez, un niño de oc­tavo de E.G.B., se embelesa con los gritos desde la grada de un chaval cinco años mayor, ojos azules detrás de gafas gruesas, metro noventa sobre el nivel del suelo, moreno y desgarbado en el andar. Félix se le acerca creyendo que declama nombres de personajes del juego del rol, el invento que surgió a finales de los sesenta en Estados Uni­dos y conquistó en forma de negocio las papelerías españolas en la década de los noventa. Varias fichas, un tablero, una historia inven­tada y unos roles, interpretaciones o arquetipos que se adjudica a ca­da participante. Inteligencia, fantasía y tiempo libre para probarlas. Ordena y manda la figura del rol master.
A Félix no le gustaba ningún deporte, ni siquiera le apasionaba el cine, ni las chicas –su primera relación amorosa la tendría dos años después–, ni las motos, ni la ropa, ni los estudios. Tan sólo leer, a ser posible historias paranormales, escribir poemas y jugar al rol.
Félix se iba a llevar una sorpresa. Allí tenía un posible compañe­ro de Rol gritando aparentemente nombres de personajes. ¿A qué es­peraba para conocerlo? El chico de E.G.B. aborda por fin al miope de ojos azules y le pregunta si también sabe jugar al rol. Dos trage­dias se dieron la mano.
MÁS INFORMACIÓN ... Y mato porque me toca Todo lo publicado en El País sobre el caso 2008: Javier Rosado, el asesino del rol obtiene el tercer grádo 1999: Félix Martínez se rehabilita en un piso de estudiantes La de Félix, fácil de resumir: nunca tuvo hermanos, su padre ge­nético murió drogadicto y enfermo de sida cuando el niño cumplía un año, la madre mexicana, también drogadicta, conoció a su padre adoptivo cuando el chaval cursaba segundo de E.G.B. y se separaría cuatro años más tarde. Félix conocería entonces el cariño incondi­cional del nuevo padre y el desbarajuste colegial de todos los maes­tros por los que iba pasando, ya fueran de Madrid, Ibiza o La Rio­ja, según adjudicaran su estancia al lado de la madre o del padre. «Nunca hubo paz, eso no era una familia», confesaría el chico. La madre muere también de sida dos años antes del crimen y dos años después del encuentro con Javier en el campo de fútbol.
Félix, un carácter inseguro, nunca líder ni siquiera de sí mismo, lector empedernido, conoce en aquel campo a otro lector más empe­dernido, un fulano con una seguridad en sí mismo extraordinaria, alguien con frases del tipo «las mejores drogas están en la cabeza de uno», solitario, bien educado, taciturno y didáctico: Javier Rosado Calvo, vecino de Félix en una calle de Chamartín donde los pisos de cien metros cuadrados cuestan hasta 30 millones de pesetas de los años noventa. El del padre adoptivo de Félix, empleado en una empresa de máquinas tra­gaperras, era tan sólo alquilado.
Javier gritaba en las gradas varios nombres pero, para sorpresa del chiquillo, aquel tipo encorvado no sabía jugar al Rol. El chasco duró sólo un segundo, porque las palabras del otro llevaban un significado aún más atractivo y profundo que el del simple juego: eran nombres, pasajes, del gran novelista de literatura fantástica H. P. Lovecraft, el genio de principios de siglo cuyos relatos de tumbas, castillos temblorosos, sueños, monstruos y nieblas llegan cargados de frases tipo: «Los hombres de más amplio intelecto saben que no existe una verdadera distinción entre lo real y lo irreal; que todas las cosas aparecen tal como son tan sólo en virtud de los frágiles senti­dos físicos [...]». H. P. Lovecraft, la pasión confesa de Javier.
«Desde que conocí a Javier y me metió en su mundo», reconoció Félix en sus exploraciones psiquiátricas y psicológicas a raíz del cri­men, «todo cambió para mí, encontré otro tipo de pensamientos le­jos de los vulgares de cada día, cambió mi interior, me entregué a es­te tipo de filosofía que era apasionante, aún me sigue pareciendo apasionante, Javier se convirtió para mí en un ser extraordinario muy superior al hermano mayor que nunca tuve, me dejé arrastrar por él [...]. Al cabo de un tiempo llegué a hablar como él y a hacer gestos como él. Él hablaba mucho mejor que yo, mis ideas me las re­batía con facilidad [...]. Todo el mundo era estúpido para él, pero yo creo que yo para él no era estúpido».
Y Javier, la otra cara de la tragedia, encontró en Félix el público de banderita y trompeta que necesitaba su egolatría, el hermano pe­queño que tampoco tuvo, porque su único hermano, un año mayor, más fuerte, vencedor en las disputas físicas, apenas se trataba con Javier. Félix sería el discípulo predilecto de una filosofía alimentada con cuatro obras de Friedrich Nietzsche, Edgar Allan Poe o Stephen King mal mezcladas y otras tantas decenas seudoliterarias, peor di­geridas.
Durante una convalecencia por lesión en una pierna, Félix le lle­va un juego del rol y Javier aprende a jugar. Al poco tiempo el en­fermo crea Razas, un juego basado en el rol. La humanidad se di­vide en 39 razas o arquetipos que él ha inventariado basándose en personajes y nombres novelescos prestados por Lovecraft. Las razas, diría Javier, son ideas humanas llevadas al extremo. La raza 37 corresponde a los psicólogos, la 25 a las mujeres, la 22 al hombre, la 1 al bien y la 7 al mal. Cuando los psiquiatras le preguntan si jugaba al Rol, hay veces en que Javier llega a enojarse y dice que su juego era mucho más importante que el rol; era Su Obra, una «filosofía total» a la que había dedicado más de mil páginas y de la que espe­raba escribir un libro.
Hasta la noche del crimen, Javier pasa por un tipo normal, sin traumas perceptibles ni siquiera por su familia. Su padre, ingeniero industrial, solía jugar al ajedrez con él, su madre, enfermera, le sa­naba las heridas, y su hermano, compañero repetidor en tercero de Químicas, aseguraba que a Javier le bastaba con asistir a clase para aprobar.
Javier no era un joven de inteligencia superdotada, en eso coinci­den profesores y psiquiatras, pero disponía de la justa para creerse con mucha, para ganar un concurso de ajedrez en la cárcel y no disimular el orgullo o para impresionar a cuatro chavales del barrio menores que él. En los dos primeros cursos de Químicas consiguió seis aprobados, dos notables y un sobresaliente. Un expediente bueno, sin más.
Personalidad, conocimientos y edad suficiente, en cualquier caso, para erigirse en Master, líder de la banda del rol, que entre bromas y veras planeó matar la madrugada del 30 de abril a la primera víctima de lo que iba a ser una serie de crímenes. Los otros dos chava­les, Javier Hugo E. S. y Jacobo P., de 17 y 18 años respectivamente, fueron encausados por conspiración para el asesinato. A Jacobo le preguntó la policía por las normas de Razas y contestó que no había normas concretas como en el fútbol: «Se trata de sobrevivir en un mundo imaginario». Unas veces había que impedir la llegada a puerto de un barco, otras, era preciso destruir una ciudad y en al­gunas ocasiones se trataba de asesinar a alguna mujer que traicionó a su raza. Todo sobre la mesa.
Jacobo declaró que cuando Javier y Félix le llevaron al descampado donde habían eliminado a un hombre y se lo confesaron, él lo tomó como una fantasmada. Javier y Félix se vanagloriaban de aquello y lo equipararon al crimen de las setenta puñaladas, perpe­trado cerca de su barrio.
Empieza el juego
Un mes antes de la noche del 30 de abril, El País publicaba el hallazgo del cadáver de un hombre con unas setenta puñaladas y los ojos sacados. La noticia no causó otro efecto en los presuntos asesi­nos que el de animarles. A partir de ahora el tablero iba a adquirir la forma de toda la ciudad, con sus cuestas, sus descampados tene­brosos, sus personajes hundiéndose en la noche; las fichas serían pu­ñales y para moverlas vendría mejor usar guantes de látex que Ja­vier tomaría de sus clases de prácticas en la facultad; las reglas, sin límite.
Félix contó a los psiquiatras: "Yo creo que todo empezó a pla­nearlo [Javier] con decisión a raíz de un libro concreto de Lovecraft: Ciclo de aventuras oníricas de Randolph Carter, y en especial el capí­tulo "A través de la llave de plata", pasaje en el que un hombre se cansó del mundo y empezó a dedicarse a sus sueños hasta que al fi­nal estos sueños invadieron su propia realidad».
Carlos Moreno, la víctima del asesino del rol Javier Rosado. Carlos Moreno, la víctima del asesino del rol Javier Rosado. La realidad invadida puede ser la de un hombre casado como Carlos Moreno, con tres hijos y amigo de una viuda también con tres hijos, con la que había pasado la noche. Carlos visitaba desde hacía cinco años la casa de su amiga Modesta L., de 51 años, desde las diez hasta la una de la madrugada. Nunca pensó en separarse, ni Mo­desta se lo pidió, ni su mujer ni sus hijos, conscientes de la relación, lo obligaron. Los viernes Carlos salía más tarde de aquella casa y aquel viernes de abril salió a las tres. Si cobraba su nómina de 60.000 pesetas, montaba en taxi hasta la otra punta de la ciudad. Y si no, el búho, que es como se conoce en Madrid a la línea de autobuses nocturnos. La noche del crimen Carlos llevaba las 60.000 pe­setas en el bolsillo, pero optó por el autobús. Y en la parada encon­tró a los admiradores de Lovecraft dispuestos a soñar sus pesadillas.
El crimen perfecto exigía, según Henry, el psicópata de la pelícu­la Retrato de un asesino, un desconocimiento total de la víctima, ningún móvil, nada. Ya lo habían avanzado la novelista Patricia Highsmith y el director Alfred Hitchcock en Extraños en un tren: si un desconocido mata a mi esposa y yo a su madre, nadie ha de sos­pechar nada; en principio.
Así que ahí llegan los dos, Javier y Félix, en busca de una vícti­ma a la que nunca han visto. El escenario no podía ser más propi­cio. Un descampado de risco y pastizal, una casa desvencijada en medio de un llano, de esas que parecen existir sólo en días de vien­to, una luna de miedo y una parada de autobús, como un oasis sin nadie.
Para acercarse a los hechos valga el diario de Javier Rosado, un texto sin precedentes en la historia criminal de España:
«Salimos a la 1.30. Habíamos estado afilando cuchillos, preparán­donos los guantes y cambiándonos. Elegimos el lugar con precisión.»
«Yo memoricé el nombre de varias calles por si teníamos que sa­lir corriendo y en la huida teníamos que separarnos. Quedamos en que yo me abalanzaría por detrás mientras él [por Félix] le debilita­ba con el cuchillo de grandes dimensiones. Se suponía que yo era quien debía cortarle el cuello. Yo sería quien matara a la primera víctima. Era preferible atrapar a una mujer, joven y bonita (aunque esto último no era imprescindible pero sí saludable), a un viejo o a un niño. Llegamos al parque en que se debía cometer el crimen, no había absolutamente nadie. Sólo pasaron tres chicos, me pareció de­masiado peligroso empezar por ellos [...]. En la parada de autobús vimos a un hombre sentado. Era una víctima casi perfecta. Tenía ca­ra de idiota, apariencia feliz y unas orejas tapadas por un walkman.»
«Pero era un tío. Nos sentamos junto a él. Aquí la historia se tornó ca­si irreal. El tío comenzó a hablar con nosotros alegremente. Nos con­tó su vida. Nosotros le respondimos con paridas de andar por casa. Mi compañero me miró interrogativamente, pero yo me negué a ma­tarle.»
Félix no supo explicar después por qué Javier le perdonó la vida. Y el otro nunca lo contó.
«Llegó un búho y el tío se fue en él [...].»
«Una viejecita que salió a sacar la basura se nos escapó por un minuto, y dos parejitas de novios (¡maldita manía de acompañar a las mujeres a sus casas!).»
«Serían las cuatro y cuarto, a esa hora se abría la veda de los hombres [...]. Vi a un tío andar hacia la parada de autobuses. Era gordito y mayor, con cara de tonto. Se sentó en la parada.»
« [...] La víctima llevaba zapatos cutres y unos calcetines ridícu­los. Era gordito, rechoncho, con una cara de alucinado que apetecía golpeada, y una papeleta imaginaria que decía: "Quiero morir". Si hubiese sido a la 1.30 no le habría pasado nada, pero ¡así es la vida!»
«Nos plantamos ante él, sacamos los cuchillos. Él se asustó mirando el impresionante cuchillo de mi compañero. Mi compañero le mira­ba y de vez en cuando le sonreía (je, je, je).»
Félix alegó dos meses después ante la policía que se encontraba algo bebido y que le daba miedo desobedecer a su amigo.
«Le dijimos que le íbamos a registrar. ¿Le importa poner las ma­nos en la espalda?, le dije yo. Él dudó, pero mi compañero le cogió las manos y se las puso atrás. Yo comencé a enfadarme porque no le podía ver bien el cuello.»
«Me agaché para cachearle en una pésima actuación de chorizo vulgar. Entonces le dije que levantara la cabeza, lo hizo y le clavé el cuchillo en el cuello. Emitió un sonido estrangulado. Nos llamó hi­jos de puta. Yo vi que sólo le había abierto una brecha. Mi compañero ya había empezado a debilitarle el abdomen a puñaladas, pero ninguna era realmente importante. Yo tampoco acertaba a darle una buena puñalada en el cuello. Empezó a decir "no, no" una y otra vez. Me apartó de un empujón y empezó a correr. Yo corrí tras él y pude agarrarle. Le cogí por detrás e intenté seguir degollándole. Oí el desgarro de uno de mis guantes. Seguimos forcejeando y rodamos. "Tíralo al terraplén, hacia el parque, detrás de la parada de auto­bús. Allí podríamos matarle a gusto", dijo mi compañero. Al oír es­to, la presa se debatió con mucha más fuerza. Yo caí por el terraplén, quedé medio atontado por el golpe, pero mi compañero ya había ba­jado al terraplén y le seguía dando puñaladas. Le cogí por detrás pa­ra inmovilizarle y así mi compañero podía darle más puñaladas. Así lo hice. La presa redobló sus esfuerzos. Chilló un poquito más: "Jo­putas, no, no, no me matéis".»
«Ya comenzaba a molestarme el hecho de que ni moría ni se de­bilitaba, lo que me cabreaba bastante [...]. Mi compañero ya se ha­bía cansado de apuñalarle al azar [...].»
«Se me ocurrió una idea espantosa que jamás volveré a hacer y que saqué de la película Hellraiser. Cuando los cenobitas de la pelí­cula deseaban que alguien no gritara le metían los dedos en la boca. Gloriosa idea para ellos, pero qué pena, porque me mordió el pulgar. Cuando me mordió (tengo la cicatriz) le metí el dedo en el ojo [...].»
«Seguía vivo, sangraba por todos los sitios. Aquello no me impor­tó lo más mínimo. Es espantoso lo que tarda en morir un idiota [...].»
Carlos Moreno Fernández fue un idiota que trabajó desde los ocho años como aprendiz de relojero, un obrero que con el oficio más que aprendido se quedó en paro desde hacía nueve años y padeció de nervios hasta que su esposa lo colocó en la empresa de limpieza El Impecable Ibérico, probablemente un nombre estúpido también; Carlos Moreno Fernández fue un idiota que no consintió jamás la entrada de un fontanero, un albañil o un electricista en casa porque él solo se bastaba para arreglarlo todo, un hombre idiota que a fuer­za de trabajo había conseguido dinero para educar a sus tres hijos, que sabía cocinar y le encantaba cuidar flores, un hombre que huía de los televisivos «Quién sabe dónde», «Su media naranja» y «Códi­go Uno», porque le parecían «programas para marujas». Un hom­bre. Con sus aspiraciones a corto y largo plazo, sus pequeños y gran­des recuerdos, reducidos a un charco y un bulto entre las piedras.
«Vi una porquería blanquecina saliendo del abdomen y me dije: “Cómo me paso” [...].»
«A la luz de la luna contemplamos a nuestra primera víctima. Sonreímos y nos dimos la mano [...]»
«No salió información en los noticiarios, pero sí en la prensa, El País, concretamente. Decía que le habían dado seis puñaladas entre el cuello y el estómago (je, je, je). Decía también que era el segundo cadáver que se encontraba en la zona y que [el otro] tenía 70 puña­ladas (¡qué bestia es la gente!) [...]»
«¡Pobre hombre!, no merecía lo que le pasó. Fue una desgracia, ya que buscábamos adolescentes y no pobres obreros trabajadores. En fin, la vida es muy ruin. Calculo que hay un 30% de posibilida­des de que la policía me atrape. Si no es así, la próxima vez le toca­rá a una chica y lo haremos mucho mejor.»
Como no había nada que lamentar, sino todo lo contrario, la ha­zaña corrió de boca en boca entre la banda del rol. Así hasta que se enteró un amigo de ellos que se lo contó en confesión a un cura, des­pués al padre, y el padre lo puso en conocimiento de la policía.
Batallones de periodistas y psiquiatras comenzaron sus investiga­ciones. Nunca hasta este entonces se había dado en España un caso semejante.
Pascual Duarte, el genuino personaje de Camilo José Cela, co­menzó sus fecharías porque pensó que la perra le miraba mal. De un tiro la mató.
El ejecutivo rico, vacío y psicópata que protagoniza la novela del estadounidense Bret Easton Ellis narra con algunos años de antela­ción a Javier y con parecida frialdad su asesinato del mendigo: «Luego le corto el globo ocular... y él empieza a gritar cuando le cor­to la nariz en dos, lo que hace que la sangre me salpique un poco». El ejecutivo producto de la ficción contaba con el móvil filosófico de que los perdedores no cuentan en esta vida. El existencialista de El extranjero que inmortalizó Albert Camus en 1942 mató porque le atormentaba el calor, el resplandor insoportable del mar. A Javier y a Félix sólo les movió el juego.
Siete meses después del crimen, Félix Martínez, el compañero del autor del diario, declaró al psiquiatra José Cabreira, del Instituto Na­cional de Toxicología: «Después de leer todos los artículos de prensa que han hablado de nosotros, todo me parece basura periodística exagerada para distraer a la opinión pública de otras cosas más im­portantes. En particular se ha exagerado con el diario de Javier, en el que yo sé que lo que escribió estaba muy exagerado y fantaseado, es­cribió lo que él cree que pasó y en él es donde me inculpa. Además lo escribió muy deprisa, en dos o tres días, enseñándoselo luego a ami­gos comunes».
Javier también culpa a la prensa de su situación. Ninguno de los dos amigos ha hablado con rencor del otro. «Le llegué a idealizar», confesó Félix, «ése fue mi error y otro error, dejarme llevar demasiado». Para después añadir sin reparos: «Me dejé engañar, era cons­ciente de que me dejaba llevar, pero siempre aprendía algo».
Un monstruo
Félix sigue teniendo la impresión de que su amigo era un su­perdotado: «Javier es casi un inútil, alérgico, miope, con diarreas... Tiene de todo, incluso un estómago que es un caso único... Sin embargo en la parte mental es un monstruo... ».
Con un monstruo así era imposible que la policía los descubriese.
La banda confiaba en el Master, aunque no sabían que habían deja­do intactas las 60.000 pesetas en la chaqueta del idiota, con lo cual, la policía empezó a descartar el móvil del robo.
Nada más asesinarlo, Javier dedicó una ficha a Carlos con el nombre de Benito, el mismo que un profesor de Químicas. Lo dibu­jó con su bigote, con la bolsa donde guardaba su mono de trabajo, y puntuó sus cualidades: Fuerza 8, Poder 6, Carisma 4, Inteligencia 6, Tamaño 15, Voluntad 16.
Había que proseguir rellenando fichas, más cadáveres sobre la tumba del tablero, homicidios en serie, con la perseverancia de Jack el Destripador o sus secuaces anglosajones. Cuando fueron detenidos se disponían a salir de nuevo de cacería con los guantes de látex. Pe­ro a sus espaldas olvidaron una cosecha de pruebas. Restos de guan­tes en la cara del idiota, el reloj de Félix perdido en la pelea, el diario, el famoso diario en casa. Cuando la policía detuvo a Javier aún lleva­ba el dedo vendado que aseguró en el diario haberse herido al meter­lo en la boca del idiota. Se encaminaba a la casa de Félix, a veinte me­tros de la suya, con un paquete de guantes en la mano. Félix se derrotó enseguida, lo que en lenguaje policial significa ni más ni me­nos que reconoció todo. Entre sollozos declaró que el plan consistía en matar esa noche tórrida del 5 de junio a una chica y para eso los guantes. Pero Javier no se arredró ni por los agentes de la brigada de la Policía Judicial de Madrid, ni por las pruebas que le colocaban de­lante de su considerable nariz, ni por la lectura en vivo del diario.
–¡Dios mío, no puedo creer que yo haya hecho eso! Tengo la du­da de que sea verdad o ficticio.
–Si a las cuatro de la mañana –le preguntaba el policía– no esta­bas dando 20 puñaladas a un hombre, ¿qué hacías?
–Creo que estaba jugando al ordenador, no recuerdo bien. Después de los agentes llegó el batallón de psiquiatras a la cárcel.
Cada uno con sus entrevistas, con parecidas preguntas y distintas conclusiones. Si estaban locos, ningún crimen podría imputárseles; y si no, la condena sería por homicidio. Psicóticos o psicópatas, ése era el dilema.
Los psicóticos no son responsables de sus actos, los psicópatas, sí.
Los primeros se libran de cualquier condena, los segundos no. En el psicótico no existe conciencia del yo, en el otro, sí.
Los padres de Javier Rosado contrataron los servicios del profe­sor de Psiquiatría Forense de la Universidad Complutense de Ma­drid José Antonio García Andrade. El doctor se quedó extrañado de que su cliente declarase un cariño enorme por su padre, al tiempo que desconocía su edad y profesión. De la madre decía que trabaja­ba de ATS porque de vez en cuando le sanaba alguna herida.
Le confesó a García Andrade que de entre las razas, la que más le ha influido, la que más se asemeja a su persona es Cal, a quien de­finió como «un niño frágil, a veces una mujer rubia, que emana tal sufrimiento que es difícil acercarse a ella, aunque es peor cuando sonríe o tiene la cara machacada». Y aseguró: «Sin Cal yo no sería lo que soy. Con él aprendí a aprender. Lo conocí en 1988; Cal es do­lor; el bendito sufrimiento; ama los cuchillos, los objetos punzantes o cualquier cosa que pueda producir dolor, aunque lo que más le fas­cina es el dolor del alma».
De Cal aprendió Javier su simple teoría sobre la vida: «Aprender a usar el dolor es disfrutado como el placer. El dolor de los puntos de sutura que me dieron en la rodilla cuando tuve un accidente es mayor que el orgasmo con una mujer. El dolor es mejor que el pla­cer y más barato. La gente confunde al cenobita con el masoquista, pero no son lo mismo; éste disfruta siendo humillado y al someter­se, pero el cenobita disfruta al sufrir, porque con el dolor saca conocimiento. Cal dice que cometió el crimen del que se me acusa. Lo ha­ce para dañarme, para enseñarme, para causarme pena, desespera­ción, pero Cal no mata, sólo tortura».
¿Loco o actor? El 8 de octubre de 1994 le reveló a García Andra­de que el primer golpe a la víctima fue con un cuchillo pequeño de conchas naranjas. Le dio en el mentón y en la cara anterior del cue­llo y señaló el movimiento de su víctima bajando la cabeza hacia el tórax. García Andrade le hizo ver que este dato no venía en los pe­riódicos. Javier sintió miedo por primera vez, al menos, eso es lo que el forense contratado por su familia reseñó. «Estoy al borde de la lo­cura, necesito ayuda», cuenta el psiquiatra que dijo Javier, «es ver­dad, esto no venía en la prensa. Hay veces en que yo no miro, no veo, no siento, no huelo, no me fijo, no es una mente, es una máquina, tienes que hacer una cosa y la haces. Eso ocurrió».
En ese momento de la entrevista solicitó que se le sometiese al Suero de la Verdad, y se sumergió, según Andrade, en una gran an­gustia.
¿Loco o actor? Para el psiquiatra contratado por su familia, Ja­vier está loco, por tanto no se le podría imputar delito alguno. García Andrade sostiene que este chico de «inteligencia de tipo medio, con buena capacidad de abstracción y de síntesis» padece una «es­quizofrenia paranoide, además de personalidad múltiple psicótica y amnesia disociativa». Psicótico pues, sin lugar a la condena, además de esquizofrénico y con problemas de memoria.
Para el doctor, el juego no fue la causa de sus enfermedades, si­no precisamente la máscara. Dos años después del crimen, Javier se­guía jugando a Razas en la cárcel.
Pero el dictamen de García Andrade no era más, ni menos, que un estudio de parte, es decir, algo que había que contrastar necesa­riamente con otros estudios.
La titular del juzgado de instrucción número cinco de Madrid encargó otro informe a las psicólogas adscritas a la clínica médico-forense de Madrid Blanca Vázquez y Susana Esteban.
Cuando Javier les empieza a hablar de su perro Atila dice: «El pe­rro es una magnífica persona, cuando lea la prensa ya sabrá él a lo que me refiero».
Javier se declara ratón de bibliotecas, con más de 3.000 volúme­nes en su casa, y las psicólogas corroboran que el preso cuenta con cierto bagaje de cultura fantástica, pero no sabe quién es Martin Luther King, por no hablar de temas corrientes como ecología o Ter­cer Mundo, de los cuales asegura desconocer todo.
El dilema
¿Loco o actor? El informe de las psicólogas lo califica de psicópata pero... «este diagnóstico implica un trastorno de personalidad que no afecta en absoluto a su capacidad de entender y obrar [...]. El sujeto sabe lo que quiere hacer y quiere hacerlo cuando lo hace». Por tanto, susceptible de condena.
El informe de las psicólogas es bastante más duro que el del psi­quiatra contratado por la familia. Para ellas, Javier Rosado jamás se ha creído ser una de sus razas, sino que las conoce y controla a su voluntad y siempre desde una perspectiva de observador. Y conclu­yen: «Se trata de un sujeto altamente peligroso [...]. Bajo circuns­tancias favorables podría cometer cualquier crimen violento y sádi­co. Odia a la sociedad y a las personas, con las que no se siente implicado más que de forma racional. Busca activamente reconoci­miento social».
Blanca Vázquez y Susana Esteban concluyen su estudio de 21 pá­ginas el 7 de octubre de 1994. Doce días después Juan José Carras­co Gómez y Ramón Núñez Parras, especialista en psiquiatría el pri­mero y médicos forenses ambos adscritos a los juzgados de la plaza de Castilla, presentan a petición de la juez otro estudio sobre Javier de 51 páginas. Ambos análisis, el de ellas y el de ellos, se habían efectuado de forma paralela a petición de la juez y de eso se queja­rían por escrito Carrasco y Núñez al entender que «los retests practi­cados en fechas cercanas pierden fiabilidad».
Unos y otras se encierran con el preso, visitan a sus familiares, analizan sus escritos y, al emitir sus dictámenes, se contradicen. Ca­rrasco y Núñez sostienen que cualquiera de las múltiples personali­dades de Javier «pueden tomar el control absoluto de la conducta». O sea, exento de penas.
Aunque también hacen reseñar los doctores que tanto su madre como su hermano mayor no habían observado antes del crimen nin­gún comportamiento en Javier sospechoso de tratamiento psiquiátrico. Ni alteraciones de memoria, ni manifestaciones de las distintas personalidades, ni soliloquios. Siempre fue muy estudioso, introver­tido y lector infatigable. Nunca pensaron que precisase de psicólogos, aunque una vez en la cárcel comenzaron a verle con trastornos serios en sus visitas.
En una de sus entrevistas los dos psiquiatras llegan a plantearse si Javier actúa en plan estratega, porque alguna vez les había ad­vertido que durante su estancia en prisión iba a resucitar a Wul, el estratega que estaba adormecido, para defenderse así de funciona­rios, médicos y otros presos.
Tras varias horas de entrevistas con el recluso y su familia, tras consultar las más de 1.000 páginas que Javier escribió sobre su jue­go, además de bibliografía y jurisprudencia sobre personalidad múltiple en Estados Unidos, Carrasco y Núñez concluyen que sus tras­tornos no están buscados conscientemente como coartada porque sería muy difícil de simular un cuadro clínico de tanta riqueza, ex­presividad y contenidos. Resumen: enajenación mental completa. En cuanto a las posibilidades de cura, «no existe ninguna cuya indica­ción sea garantía de una evolución favorable».
Sin embargo, Javier Saavedra, el abogado de la familia de la víc­tima, asesorado por psiquiatras especialistas en casos de múltiple personalidad, sostiene que Javier es un psicópata dueño de todos sus actos. «Si hubiera encontrado junto a la víctima a un guardia civil, un psicótico habría cometido el crimen igualmente, pero Javier Ro­sado, no: él discernía el peligro. El psicótico puede ver perturbados sus sentidos afectivos, pero no es frío como el psicópata.»
Carlos Fernández Junquito, médico psiquiatra del Hospital Ge­neral Penitenciario, vio a Javier como una persona con la afectivi­dad prácticamente abolida. «Cierto día, estando presente en la en­trevista la psicóloga de la Unidad, le dijo: "Puede usted quedarse, es como el teléfono".»
Pero el psiquiatra Fernández Junquito le diagnosticó el 18 de oc­tubre de 1994, en el informe más breve de los tres elaborados, es­quizofrenia paranoide, algo que desecharon otros doctores.
Para el letrado Saavedra, Javier Rosado no sólo está exento de cualquier tipo de esquizofrenia sino que se trata de un psicópata res­ponsable y consciente de todo lo que hizo: «El lenguaje del psicópa­ta es estructurado, racional y lógico, como el de Javier; los psicópatas_ son seres racionales, muy manipuladores, engañan mucho, ambicio­nan el poder y para ello se valen del lenguaje, mientras que el psi­cótico pasa del poder. En el momento en que lo cogieron no es un psicótico, aunque después haya desarrollado una psicosis».
Javier se consideró impotente ante los psiquiatras para saber si él había cometido el crimen. Aseguró que si intentara averiguarlo se podía declarar dentro de su cabeza una guerra civil entre las razas, como la que sufrió con 17 años: «Hubo una rebelión en COU que fue la guerra de los Maras... fue cuando tuve el desengaño amoroso, mi depresión, Mara contra Fasein». Para investigar sobre aquel cri­men dijo que tendría que atravesar pasillos de su cerebro muy peli­grosos, porque hay razas que no dejan pasar a nadie por allí.
El 22 de junio de 1994 Javier salió esposado de la cárcel de Val­demoro para que lo examinara en los calabozos de la plaza de Cas­tilla un forense. En el trayecto del furgón a la cárcel, un redactor de El País le preguntó:
–Javier, ¿te arrepientes de lo que has hecho?
–Yo no he hecho nada –contestó con la cabeza gacha para eludir las fotos–, yo no he hecho nada.
Uno de los guardias civiles que lo custodiaban le levantó la cabe­za agarrándolo por la nuca y le dijo:
– ¿Que no has hecho nada, cabrón?
En la cárcel, algunos presos mucho más fornidos que él le respe­tan y le temen por el halo de inteligencia que le ha otorgado la pren­sa y sus partidas de ajedrez.
Pero su compañero Félix fue a parar a un pabellón de adultos donde los otros presos, en un alarde de originalidad, lo han bautiza­do con el alias de Niño.
Los psiquiatras Carrasco Gómez y Núñez Parra señalan que a pe­sar de todo Félix seguía admirando a Javier y se mostraba interesa­do por lo nuevo que podía estar escribiendo su amigo en prisión sobre Razas. «Ahora seguro que utiliza la raza 17, Wul, y la 18, la serpiente de lengua bífida, que intenta convencer haciendo daño a otros, implicar a otros para salvarse él mismo ... y es posible que Fa­sein pueda cortarse los dedos, Fasein es el que se automutila, que aprende con el sufrimiento, que se va cortando los dedos y va apren­diendo ... »
Félix a veces también duda de su personalidad: «No estoy seguro de haberlo hecho... pero quizás no fuera yo en ese momento... esta­ba muy identificado con Javier... me he metido en un lío... [sollozos], de una broma de matar a alguien nunca pensé que fuera a suceder lo que sucedió».
Mientras esperaban la sentencia del juez, Javier seguía jugando a sus Razas, inventando alguna de ellas basada en la persona de un policía que le interrogó, y Félix se entretenía con poemas como este que escribió antes del crimen:
Quiero romper las cadenas de la muerte
y volar por estepas infinitas
con un caballo de alas marchitas
cantando con el grito de un demente.
Pasarán estaciones pequeñitas
en el ritmo incesante de mi mente
con mi amargo recuerdo tan caliente
soñarán las mujeres más bonitas.
Mas te recuerdo y en mi memoria gritas.
submitted by Subversivos to Albedrio [link] [comments]


2017.06.01 15:43 Jaime_Lazo JAMES BOND: SERVICE SPECIAL - Crítica

Estamos ante un nuevo comic de 007 publicado Dynamite. La principal novedad es que toda la historia se desarrolla en un único fascículo. Esto, de primeras, puede parecer un pequeño handicap (¿cómo es posible reducir la típica historia de 007 a unas cuarenta páginas?), pero Gillen y Fuso lo resuelven bien: la solución es una historia simple y poco memorable.
Me gustaría comentar una serie de aspectos.
Conclusión final: ¿Recomendable? Sí y no, depende de lo que busqueis. A mí me encanta ver como se tratan temas más "grises" en James Bond que el típico "bien sobre el mal", "salvar a la chica", etc... Esta vez tenemos dos temas que están a la orden del día: nacionalismos radicales, (toda esa radicalización en general), y el cambio de orden mundial (cómo las antiguas alianzas se van poco a poco apagando). La cuestión gira en torno a que debido a la extensión del cómic se ha optado por hacer mayor hincapié en el tema "político", lo cual creo yo que es lo correcto.
¿En qué se pierde? Pues en que tenemos una historia muy poco interesante, muy sosa en cuanto a lo que uno esperaría de Bond. Un villano que es nadie. Un Bond que no transmite mucho, la verdad sea dicha. A mí me da la sensación que es un pequeño globo sonda. Puede ser que Dynamite quiera entrar en el juego del comic que "hace pensar", de abrir una serie que sea más "adulta". ¿Puede ser que Kill Chain también ahonde en estos temas? Puede ser, ojalá sea así. Y por eso creo que merece la pena comprarlo, por ese aliciente que da la "experimetación".
¿Habrá más comics de este tipo, cortos? Sabemos que va a haber uno de Moneypenny. Pero a mí, personalmente, no me gustaría ver más de este tipo. Si me parecen más atractivos desarrollar los personajes secundarios (Moneypenny, M, Q), en este tipo de formato. Pero condensar una historia completa de 007 en este formato me parece insuficiente. De todos modos, habría que enfocarlo de otra forma este concepto si se va a volver a publicar. Fleming tiene cuentos cortos muy buenos. Un comic de este estilo, pienso yo, que debería haberse centrado más en una parte de la misión (el final), y dejarnos a nosotros deducir el resto, imaginárnoslo.
submitted by Jaime_Lazo to jamesbond_esp [link] [comments]


2016.10.17 16:08 RaulMarti "LA FELICIDAD TECNOLOGICA" (Andrés Herrero) Entrega No.15. "Créale la úlcera a otro, para que no te la creen a ti"." En vez de para nacionalizar la banca, la crisis ha servido para privatizar el estado * *Papá, prefiero morir de moto que de coche a los cuarenta"

«Los utilitarios tomaron de los teólogos la creencia de que una divina providencia regía la actividad económica y aseguraba, siempre que el hombre no interviniera, el máximo bienestar público a través de los esfuerzos dispersos y espontáneos
*El liberalismo económico destruyó el concepto de comunidad * . Los patronos deseaban tener libertad absoluta para hacer inversiones, levantar industrias y despedir empleados.
Todas las tareas debían estar exclusivamente a cargo de la empresa privada.
Se daba por sentado que la libre competencia escogería lo mejor y, que a partir de la multiplicidad de esfuerzos inconexos, se crearía una pauta social coherente; o lo que es lo mismo, que de la competencia sin restricciones, surgirían la razón y el orden . Pero la probabilidad de que, atendiendo cada individuo exclusivamente a su propio interés contribuya al bien común, es la misma de que lloviendo cada nube como le dé la gana, riegue los campos que más lo necesitan, o de que yendo por libre cada célula del ser humano, su organismo funcione correctamente.
La competitividad fustiga al hombre aguijoneándole sin descanso: tienes que ir a por todas y pasar por encima de quien haga falta” créale la úlcera a otro, para que no te la creen a ti, ”si comes mierda llegarás a lo más alto”,” el que se rompe es que es de mala calidad”, “la honradez, la sinceridad y el trabajo bien hecho son tus peores enemigos”, “la ley solo es para los flojos”, ”si las cosas parecen estar bajo control es que no llevan suficiente velocidad.
Se debe tratar al individuo sin contemplaciones sembrando el miedo en su ánimo, para que su propio sufrimiento le insensibilice del de sus semejantes quebrando cualquier lazo de solidaridad y promoviendo la rivalidad, el egoísmo y la desconfianza como fuentes universales de relación humana.
¿Cómo es posible que los mercados se autorregulen y las personas no, cuando aquellos no son más que la expresión de la voluntad de éstas?
** El dogma de la no intervención del estado ha saltado por los aires con la crisis, cuando el mercado se ha lanzado a saquear vorazmente las arcas públicas para salvarse, bajo la consigna de que la empresa privada está para ganar dinero y la pública para perderlo **
** En vez de para nacionalizar la banca, la crisis ha servido para privatizar el estado**
La “mano invisible” ha hecho un corte de mangas a los ciudadanos diciéndoles como Groucho Marx: “estos son mis principios, pero si no les gustan, tengo otros” dejándolos con un palmo de narices.
El papel subsidiario del estado respecto del sector privado no puede ser más evidente: *Las empresas ven al Estado USA como un cajero automático del que retirar contratos *
Saben que el sector público ha abdicado de sus funciones y responsabilidades básicas delegándolo todo en ellas: desde asegurar las fronteras, interrogar a prisioneros, hasta encomendarles labores de inteligencia o proporcionar armas de guerra .
Toda la administración ha sido privatizada y se halla en manos de las corporaciones.
El adelgazamiento del Estado es tan grande que, recientemente, el Departamento de Seguridad Interna, encargó a compañías privadas, no solo que se ocuparan de impermeabilizar sus fronteras, sino que determinaran que trabajo debía hacerse, y como debía ponerse en práctica: todo el cometido del departamento federal se reducía a pagar los cheques. Cuando el huracán Katrina, la FEMA (Agencia Federal de Manejo de Emergencias), tuvo que buscar una empresa que administrara y supervisara a las firmas encargadas de reconstruir Nueva Orleáns.
La vigilancia con cámaras se ha convertido en uno de los sectores más lucrativos, pero tiene que ser otra compañía de seguridad la que fiscalice a las empresas que espían las actividades de los ciudadano.
** En una palabra, si un trabajo no puede ser subcontratado, no puede ser realizado ** . Ni siquiera la guerra.
La nueva economía, supone el vaciado absoluto de las competencias del Estado y su reparto entre empresas privadas, que pugnan entre sí por tomar el trozo más grande del pastel gubernamental.
Aunque todavía cuenta con impresionantes edificios y se parece a un gobierno, es la perfecta expresión del estado hueco.
«El funcionamiento político estadounidense se basa en el concepto de puerta giratoria. A un lado la política; al otro el sector privado. Y el lobista entrando y saliendo de ambos» . Tanto a un lado como otro del Atlántico, los mejores traficantes de influencias son los ex presidentes de gobierno que, al cesar en el cargo, pasan a defender abierta y descaradamente los intereses del capital.
El capital es dios y la tecnología su profeta.
Algo que el genial cineasta Groucho Marx comprendió desde el primer momento cuando manifestó que: "Hay muchas cosas más importantes que el dinero, pero cuestan tanto"… y que remató con una no menos apasionada declaración de amor a una viuda: "Aunque usted tuviera la mitad de dinero, señora, yo la seguiría queriendo igual"…
La degradación del hombre corre pareja con la de la naturaleza.
Nada se halla más deteriorado que la conciencia de la gente.
Cuando un río baja contaminado es porque el espíritu del hombre está contaminado.
El abaratamiento de las mercancías se corresponde con el del ser humano; la rotación de productos con la de humanos:
Estar preparados para cualquier eventualidad y dispuestos a todo, constituye la primera ley de la modernidad.
La segunda comprometerse y ser fiel a la empresa antes que a los demás o a uno mismo.
La tercera asumir la empresa como la genuina familia del "homo precarius".
La cuarta que la banca siempre gana.
** Más que bienes, lo que se está produciendo es una cantidad ingente de excedentes humanos que no tienen cabida en el sistema**
El mercado que nunca se sacia, reclama víctimas propiciatorias que hagan fructificar los negocios:
El primer principio de conservación del capitalismo establece que los productos se crean y se destruyen, y que las ideologías pasan, pero el lucro permanece.
El segundo proclama que el dinero es el único bien no perecedero.
El tercero que donde hay dinero, no hay delito.
El cuarto que el dinero existe para acumularlo.
Tan convincente ha sido su discurso, que hasta la izquierda de mercado ha hecho suya la doctrina de enriquecerse, reconvirtiéndose en una izquierda trasgénica, adulterada y no apta para el consumo humano, cuya forma viciada de razonar recuerda a la de una joven que para convencer a su padre que le dejase comprarse una moto, lo argumentaba así:
** Papá, prefiero morir de moto a los veinte que de coche a los cuarenta **
¿Y por qué no, si es más divertido matarse rápido? ¿para qué ponerse duros con la chica, si total van a ser cuatro días y dos de ellos sin gasolina?
Mejor ceder y darle un capricho que no un disgusto.
Fuera restricciones, dejemos que cada cual circule libremente en su coche, yate, avión privado o patera, y que la "mano invisible" se encargue de proveer lo mejor para cada cual.
Conducir a gran velocidad y asumir riesgos extremos se ha convertido en la única manera de experimentar emociones auténticas que nos hagan sentirnos realmente vivos . La tecnología, creación nuestra, puede curarnos de todo, hasta de la vida * Pero no es la técnica la que deshumaniza al hombre, sino el hombre el que deshumaniza a la técnica.
Es él el que despoja a sus congéneres del mínimo vital para su sustento, obligándoles a llevar una vida de perros.
Y para eso, se basta y sobra a sí mismo.
*Empujados por la miseria, hay menores que son vendidos por sus propios padres a un precio que oscila entre 1,6 y 16 dólares la unidad *
*La verdad es que no hay porque escandalizarse porque no salen caros *
El precio lo pone el mercado que es justo y equitativo, y si él dictamina que no valen más, seguro que está en lo cierto.
** El bolsillo tiene razones que la conciencia no comprende**
Los ciudadanos de occidente mostramos tanta ceguera e indiferencia frente al genocidio cotidiano del tercer mundo, como los alemanes respecto de las cámaras de gas y hornos nazis.
El holocausto continúa, solo que con protagonistas diferentes y por otras latitudes.
Si la naturaleza nos regalaba poco, los humanos menos. ______________________________
*CONTINUARÁ *
CAPITULO IV- " La Manipulación Tecnológica " ¿A quién va usted a creer, a sus ojos o a mí?
"Hoy la red sabe no solo si eres un perro, sino también la raza y la comida que prefieres
submitted by RaulMarti to podemos [link] [comments]


Cómo Convencer A Una Mujer De Tener SEXO (Contigo) - YouTube Truco EXPLOSIVO Para Darle ORGASMOS A Una Mujer - YouTube Como Conquistar A Una Chica Que Parece Interesada Y Luego No Lo Está ¿CÓMO SE SIENTTE SER UNA CHICA? Cómo Gustarle A Una Chica - Cómo Conquistar A Una Mujer ... TRUCO DE MAGIA (COMO APARECER A UNA CHICA) Cómo Enamorar Locamente A Una Mujer - YouTube

¿Cómo debo tratar a una chica que se interese por mí?

  1. Cómo Convencer A Una Mujer De Tener SEXO (Contigo) - YouTube
  2. Truco EXPLOSIVO Para Darle ORGASMOS A Una Mujer - YouTube
  3. Como Conquistar A Una Chica Que Parece Interesada Y Luego No Lo Está
  4. ¿CÓMO SE SIENTTE SER UNA CHICA?
  5. Cómo Gustarle A Una Chica - Cómo Conquistar A Una Mujer ...
  6. TRUCO DE MAGIA (COMO APARECER A UNA CHICA)
  7. Cómo Enamorar Locamente A Una Mujer - YouTube

NUEVO LIBRO GRATIS: https://atraccionla.com/lp/haz-que-te-desee-volumen-1-youtube/ CONSULTA GRATIS: https://atraccionla.com/lp/maestros/ CONECTA CON TUS PRES... Descubre como conquistar a una chica que parece interesada en ti y luego actúa de otra forma. En este vídeo te explico como colocar el foco de atención donde realmente debe estar. Cómo Enamorar Locamente A Una Mujer Mi nombre es Patricia M Coach en Desarrollo Personal Necesitas Ayuda Personalizada? Coaching? Aquí puedes Solicitar y Re... Mira con atención cómo se puede aparecer a una chica de la nada... Skip navigation Sign in. Search. ... Mira Como se Hacen Los 5 TRUCOS DE LEVITACIÓN Más Famosos Del Mundo ... Se necesita mucho tiempo para cuidar tu cuerpo, piel y cabello. ... todos los hombres entenderán lo difícil que es ser una chica y verse impecables! Una colección más de ideas está dedicada a ... NUEVO LIBRO GRATIS: https://atraccionla.com/lp/haz-que-te-desee-volumen-1-youtube/ CONSULTA GRATIS: https://atraccionla.com/lp/maestros/ CONECTA CON TUS PRES... Si no sabes cómo conquistar a una mujer o cómo gustarle a una chica, aquí te tenemos algunos tips para ligar y para poder enamorar a una mujer, estos consejo...